POLÉMICO

Hungría aprueba ley contra la "promoción" de la homosexualidad ante menores

La normativa es tildada por la oposición como homófoba debido a que en la práctica, prohíbe abordar el tema de la homosexualidad y el cambio de sexo en las escuelas.

Este martes 15/6, el Parlamento húngaro aprobó un paquete legislativo impulsado por el gobierno del conservador primer ministro, Viktor Orbán, que prohíbe la "promoción" de la homosexualidad y del cambio de género ante menores de 18 años. 

La normativa es tildada por la oposición como homófoba debido a que en la práctica, prohíbe abordar el tema de la homosexualidad en las escuelas.

La modificación legal fue adoptada por 157 votos a favor –entre ellos los de los diputados de Fidesz, el partido de Orbán, que cuenta con una supermayoría parlamentaria de dos tercios-.

Los partidos opositores decidieron no participar en la votación, a excepción del ultraderechista Jobbik, contrario a Orbán pero que en esta cuestión puntual votó a favor.

Lo más polémico de la normativa es que forma parte de un paquete mayor que que incluye otras medidas como la protección de los menores contra el abuso pedófilo. Activistas por los derechos LGBT y ONG's consideran que es perverso que se vincule ambas cuestiones. 

La parte de la ley relativa a combatir la pedofilia (introducida en una enmienda constitucional con la que la oposición sí estaba de acuerdo) incluye medidas como la creación de una base de datos de personas condenadas por pederastia accesible al público, o la prohibición de que ejerzan determinadas profesiones.   

Los críticos del paquete legislativo lo comparan con una ley rusa del año 2013 que prohíbe la denominada "propaganda gay".

“La pornografía y los contenidos que representen la sexualidad o promuevan la desviación de la identidad de género, la reasignación de sexo y la homosexualidad no deben ser accesibles a menores de 18 años”, dice el texto de la normativa.

En la práctica, explica el diario La Vanguardia, ello implica que programas educativos que aborden cuestiones sobre minorías sexuales y de género, o anuncios publicitarios en esa línea, como uno de la bebida Coca-Cola que representa a una pareja de hombres y que fue objeto de boicot por el partido gubernamental en el 2019, dejarán de estar autorizados.

“Estas propuestas estigmatizarán aún más a las personas LGBT, exponiéndolas a una mayor discriminación en lo que ya es un entorno hostil”, dijo en un comunicado David Vig, director de Amnistía Internacional Hungría. 

Dejá tu comentario