Leído

USA - TIROTEO

Exnovia del atacante de Ohio: "Él escuchaba voces y le decían que lastimara gente"

Mar, 06/08/2019 - 3:09pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

"¿Qué es lo que salió mal en esta situación? ¿En qué se equivocaron los padres? ¿En qué se equivocaron los pares, los estudiantes? ¿Por qué estábamos convencidos de que 'bueno, Connor es así y punto'? ¿Cómo pudo todo esto haber pasado desapercibido? ¿Cómo puede ser que todos sus comportamientos, las amenazas, la lista... no fuese tenido en cuenta en conjunto, y se hiciese algo más? ¿Por qué pasó todo esto?". Son algunas de las preguntas sin respuesta que Lyndsi Doll, exnovia del joven de 24 años que mató a 9 personas el domingo en Ohio, se formula.

Contenido

En la madrugada del domingo 4/8, Connor Betts, de 24 años, abrió fuego en la entrada del bar Ned Peppers, en el distrito de Oregon, en el centro de Dayton (Ohio), matando a su hermana Megan, de 22 años, y otras 8 personas, y dejando a 27 personas heridas.

Menos de 30 segundos después de haber comenzado a disparar, fue abatido por la policía.

De él se sabe que había estudiado Psicología en un colegio comunitario recientemente y trabajado en un local de la cadena Chipotle. También se ha filtrado que en su época de estudiante, el joven llevaba una lista de personas que quería matar, que incluía chicas que se habían negado a salir con él.

El testimonio que su exnovia de la secundaria, Lyndsi Doll, brindó a The Washington Post, echa un poco de luz sobre quién era y qué tenía en la cabeza el asesino.

En la entrevista filmada, Doll relata el shock que sintió al enterarse que el asesino de Dayton era su exnovio: "De hecho dije en voz alta, ¡no puede ser! Luego me senté y lo procesé por un rato y pensé que esto era algo esperable. De alguna manera lo esperaba."

"Él solía hablar de escuchar voces en su cabeza y tener alucinaciones aterradoras de noche. Algunas noches me llamaba llorando diciendo que tenía miedo de sí mismo."

Doll confirmó que Betts tenía una lista de personas que quería matar, aunque explicó que ella no lo conocía en esa época. Betts había  amenazado con matar gente en la escuela.

"La gente le tenía miedo. Había algunos que, como yo, no le tenían miedo. Pero algunas de las cosas que nos decía, eran aterradoras."

Por otro lado, el testimonio de Doll contrasta con la sospecha de que el asesino pudo tener una motivación racial -algo inicialmente sugerido por la cercanía que tuvo con otro tiroteo sí motivado por odio racial, el del sábado 3/8 en El Paso-.

"Nunca me hizo un comentario referido a la raza, nunca dijo nada que me hiciera creer que él quisiese atacar a un grupo de personas por una razón en particular."

Preguntada por el entrevistador sobre si Betts era misógino, Doll dijo que con ella nunca lo fue pero que sabe de sus malos tratos a otras mujeres.

"Escuché sobre todas las cosas horribles que le hizo a otras mujeres. Escuché sobre sus otras relaciones, muy abusivas y aterradoras, y creo que tengo mucha suerte de no haber formado parte de eso."

Doll cuenta que, mientras salía con Betts, el joven había sido muy abierto y le había contado cosas que parecía querer ocultar del resto de la gente.

"Me contaba sobre las voces que escuchaba en su cabeza. Escuchaba voces que le decían lo que tenía que hacer, y que tenía que lastimar a la gente. Creo que no era más específico porque tenía miedo de abrirse demasiado." Le costaba dormir debido a las voces que escuchaba. Solía estar siempre muy cansado.

"Megan era el alma más brillante y feliz", recordó Doll sobre la hermana del asesino, y una de sus víctimas. "Era extremadamente inteligente, talentosa y bendecida, siempre sonriendo; creo que nunca la vi de mal humor. Era un alma feliz y brillante, le encantaba hacer reír a la gente, era muy divertida y estábamos mucho juntas. Todos formábamos parte de la banda marchante. Estaba llena de vida. Fue muy shockeante saber que fue una de las víctimas."

"No tengo manera alguna de saber por qué... Al menos cada vez que hablaba conmigo o cada vez que estábamos los 3 juntos, parecían hermanos normales. Jugaban el uno con el otro, se hacían bromas... Creo que hubo un par de veces en que ella mencionó 'Oh, sí, Connor se enojó la otra noche y rompió un par de cosas, se fue y no lo hemos visto en un par de días, pero volverá a casa.' Las peleas normales entre adolescentes."

Doll contó que estuvo pensando mucho, a partir del hecho, sobre qué es lo que salió mal.

"¿Qué es lo que salió mal en esta situación? ¿En qué se equivocaron los padres? ¿En qué se equivocaron los pares, los estudiantes? ¿Por qué estábamos convencidos de que 'bueno, Connor es así y punto'? Siento que por momentos lo he estado humanizando accidentalmente porque era mi amigo y éramos cercanos. Más allá de la relación, éramos buenos amigos. Nunca le tuve miedo. Algunas de las cosas que me decía eran escalofriantes, pero estuve pensando, ¿cómo pudo todo esto haber pasado desapercibido? ¿Cómo puede ser que todos sus comportamientos, las amenazas, la lista... no fuese tenido en cuenta en conjunto, y se hiciese algo más? ¿Por qué pasó todo esto?"

Preguntas que permanecen sin respuesta.