Leído

LOS MERCADOS SE DESCONTROLAN

Con China comiendo de su mano, Trump podría perpetuar la guerra comercial al 2020

Mar, 03/12/2019 - 3:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reaviva viejos frentes de guerra comercial en distintas partes del mundo con nuevos aranceles a países como Argentina, Brasil y Francia, el principal conflicto con China sigue estático y vigente. Si bien muchos aseguran que el tan esperado acuerdo de "Fase 1" está cerca de lograrse, Donald Trump asegura que el enfrentamiento podría perpetuarse hasta las elecciones presidenciales de 2020. Claro que esto no sería lo más conveniente para el mandatario. En tanto los mercados se descontrolan y proyectan con las posibles consecuencias en caso de no existir un acuerdo para el próximo 15/12 cuando entrarían en vigencia los nuevos aranceles hacia las exportaciones chinas.

Contenido

Este martes 3/12, mientras el mandatario norteamericano, Donald Trump, se encuentra en Londres (ciudad capital de Inglaterra) para el aniversario de los 70 años de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) e impone más sanciones a quienes alguna vez fueron sus enemigos comerciales como Francia, Argentina y Brasil, aunque estos dos últimos fueron durante los últimos años sus mayores aliados en la región latinoamericana, el supuesto acuerdo comercial con China vuelve a estar en la cuerda floja. 

"No tengo fecha límite", dijo el presidente Trump cuando los periodistas le preguntaron por la fecha para firmar un acuerdo comercial con China sería antes de fin de año. "Si no va a ser un buen trato, no estoy firmando un trato", aseguró horas más tarde durante su conversación con el presidente canadiense, Justin Trudeau, con quien también tiene pendiente la firma de un acuerdo junto con México. Esto por supuesto puso a los mercados en alerta, ya que lo último que se sabía es que tanto China como Estados Unidos estaban desesperados por firmar. 

Minutos después de las declaraciones las acciones en Europa y Estados Unidos cayeron, el índice S&P 500 bajó aproximadamente un 1.2% en Nueva York, cayendo por tercer día consecutivo. "Trump sería el Grinch que robó la Navidad", explicó a Bloomberg Sue Trinh, la directora gerente de estrategia macro global en Manulife Investment Management en Hong Kong, en caso de que un acuerdo se atrase hasta después de las elecciones 2020.

A esto se le suma que las autoridades chinas aseguraron que pronto se publicaría una lista negra de empresas norteamericanas a las cuales se les podría imponer sanciones por considerarlas "poco confiables". Esto es un claro reflejo que la situación en Hong Konng y Xinjiang fueron claves en un posible quiebre en las conversaciones comerciales. Recordemos que a fines de la semana pasada Donald Trump decidió traicionar a China y promulgar una ley en apoyo a los manifestantes hongkonéses.

Esto último es lo que sucedió en el medio de las dos situaciones: estar a punto de firmar un acuerdo a pensar en estirar el acuerdo comercial hasta el 2020. Si bien el régimen chino había prometido "graves" consecuencias, solamente lo que obtuvo Estados Unidos fue un simple castigo que no tiene gran efecto sobre la administración Trump: una sanción a ONG y no poder atracar en el puerto de Hong Kong. Esto es un claro reflejo de que el acuerdo comercial es más importante para China de lo  que dice, sobre todo teniendo en cuenta que la economía de la potencia asiática está en declive desde la última aplicación de sanciones por parte del gobierno de Trump.

Al parecer Trump es consciente de esto y sabe que puede tener a China atada de pies y manos. Aunque el acuerdo también es clave para su administración ya que si quiere ir por la reelección y que los hombres de los grandes estados agricultores lo voten como lo hicieron en 2016, necesitará facilitarles el trabajo porque los aranceles están teniendo impacto sobre la propia producción y economía norteamericana. Lo mismo sucede con los mercados que viven en un escenario de incertidumbre desde comienzos del conflicto comercial.

Las declaraciones de Trump llegan a tan solo 12 días de que se cumpla el plazo en el que se impondrían nuevos aranceles del 15% sobre las importaciones chinas por valor de US$ 160 mil millones. Específicamente a los teléfonos inteligentes, juguetes y otros productos de China, los cuales supuestamente tendrían que haber sido dejados de lado para esa fecha teniendo en cuenta que cuando se llegó a un acuerdo parcial se habló de una posible solución final antes de diciembre. 

"Con la economía en una situación muy delicada, si esto ocurriera, aumentaría seriamente el riesgo de una recesión, y la Casa Blanca no querría que esta situación entrara en las elecciones presidenciales de 2020 el próximo año", explicó a Bloomberg, Eli Lee, jefe de estrategia de inversión del Banco de Singapur.