MUNDO Cambio Climático > inundaciones > olas de calor

NO HAY TIEMPO

Cambio climático: Tragedia, muertos y destrucción

Estas semanas varios países han sufrido pérdidas humanas y económicas debido a inundaciones y olas de calor. La causa estructural es una: el cambio climático.

En las últimas semanas hemos sido testigos de los estragos y las consecuencias devastadoras que dejaron las fuertes lluvias y olas de calor en distintas partes del mundo. Desde USA hasta China, pasando por todo el globo. Pero, ¿a qué se deben estos terribles fenómenos meteorológicos? Al parecer la causa estructural es una: el cambio climático.

Países de todo el mundo se han visto asolados por inundaciones mortales, que han dejado cientos de muertos y comunidades enteras destruidas, algunas de las cuales nunca habían sido testigos de un clima tan extremo como el de este año.

Según un análisis de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el agua domina la lista de catástrofes en términos de pérdidas humanas y económicas en los últimos 50 años.

Los datos muestran que durante el período de 50 años, los riesgos meteorológicos, climáticos e hídricos representaron el 50% de todos los desastres, el 45% de todas las muertes reportadas y el 74% de todas las pérdidas económicas reportadas a nivel mundial.

En Zhengzhou, China, llovió en tan solo 3 días lo mismo en 1 año entero, lo cual dejó un saldo de 33 personas muertas y 3 millones afectadas económicamente. Nunca se habían visto ese tipo de inundaciones en la historia del país. Xuebin Zhang, un científico de investigación de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, dijo que "sin el cambio de clima, no se verían tantas precipitaciones como las actuales".

Sin título (18).jpg
China (21/7). Foto: AFP.

China (21/7). Foto: AFP.

https://twitter.com/UNFCCC/status/1417766452443164675

La semana pasada, en el oeste de Alemania y en gran parte de Europa, las fuertes inundaciones arrasaron pueblos y redujeron algunas infraestructuras a un mar de escombros. Al menos 200 personas perdieron su vida. El miércoles (21/7), las autoridades alemanas aprobaron una ayuda de 470 millones de dólares para las víctimas atrapadas en la catástrofe y la canciller Angela Merkel dijo que la magnitud de la destrucción era "aterradora".

image - 2021-07-23T175612.380.jpg
Alemania (17/7). Foto: Daniel Etter/The Washington Post. 

Alemania (17/7). Foto: Daniel Etter/The Washington Post.

En Nueva York, las inundaciones repentinas azotaron la ciudad a principios de este mes. USA y Canadá han experimentado olas de calor sin precedentes, India ha sufrido grandes inundaciones, los incendios forestales se han extendido por Siberia y la sequía se ha apoderado de partes de África y Brasil.

Sin título (20).jpg
Nueva York (15/7). Foto: Stephen Smith/Reuters.

Nueva York (15/7). Foto: Stephen Smith/Reuters.

El cambio climático

"Los peligros relacionados con el tiempo, el clima y el agua están aumentando en frecuencia e intensidad como resultado del cambio climático", afirmó el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas.

Y agregó:

Las recientes olas de calor que han batido récords en Norteamérica están claramente relacionadas con el calentamiento global. Pero, cada vez más, los episodios de lluvias intensas también llevan la huella del cambio climático. A medida que la atmósfera se calienta, retiene más humedad, lo que significa que lloverá más durante las tormentas, aumentando el riesgo de inundaciones. Las recientes olas de calor que han batido récords en Norteamérica están claramente relacionadas con el calentamiento global. Pero, cada vez más, los episodios de lluvias intensas también llevan la huella del cambio climático. A medida que la atmósfera se calienta, retiene más humedad, lo que significa que lloverá más durante las tormentas, aumentando el riesgo de inundaciones.

El cambio climático está desencadenando nuevos retos en todo el mundo. Mientras que una parte arde, la otra se sumerge en el agua. Pero los científicos que estudian el calentamiento global hace tiempo que predijeron estas aterradoras escenas en todo el mundo.

Una nueva investigación, publicada en la revista Geophysical Research Letters, afirma que ahora las catastróficas inundaciones pueden ser mucho más frecuentes debido al calentamiento global y el cambio climático. Los investigadores sostienen que es probable que los entornos con potencial de lluvias extremas sean siete veces más frecuentes que los actuales de aquí a 2100.

"Nuestros resultados sugieren que estas tormentas de movimiento lento podrían ser 14 veces más frecuentes en toda la tierra a finales de siglo", afirman en el documento.

¿Y los líderes mundiales?

Los científicos del clima sostienen que las inundaciones y las olas de calor de este verano deberían servir de llamada de atención para que los líderes políticos tomen medidas urgente sobre el calentamiento global, la protección del planeta y el futuro de las generaciones venideras.

"Desde los incendios sin precedentes en el oeste de Norteamérica hasta las devastadoras inundaciones en Europa: Los impactos más recientes y acelerados del cambio climático constituyen una llamada de atención a la acción", escribió la cuenta oficial de Twitter de Naciones Unidas para el Cambio Climático a principios de esta semana.

https://twitter.com/UNFCCC/status/1417060689479405568

"Ningún país, desarrollado o en desarrollo, es inmune. El cambio climático está aquí y ahora. Es imperativo invertir más en la adaptación al cambio climático, y una forma de hacerlo es reforzar los sistemas de alerta temprana de peligros múltiples", sostuvo el Secretario General de la OMM.

Es evidente la frustración de quienes llevan tiempo advirtiendo sobre estas cuestiones y pidiendo que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, las acciones son demasiado lentas y el avance de este fenómeno es muy rápido.

Algunas personas sugieren que durante la era del presidente estadounidense Donald Trump, quien salió del Acuerdo de París y poca (nada) importancia le brindaba a la cuestión del cambio climático, los demás países utilizaban esto como excusa para no cumplir con políticas que aborden la problemática. Fueron 4 años de complicación y, sobre todo, de pérdida de tiempo.

El año pasado, un informe de las Naciones Unidas advertía de que el mundo necesita triplicar las reducciones prometidas de las emisiones de carbono para limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados y evitar así consecuencias nefastas, como hambrunas e inundaciones generalizadas. Pero, según otro informe de la ONU, en lugar de reducir la producción de combustibles fósiles, los países estaban planeando aumentar la producción.

No es casualidad que el día de ayer (22/7) la secretaria del Tesoro de USA, Janet Yellen, haya pedido a los jefes del Banco Mundial y otras otras entidades multilaterales de desarrollo que elaboren planes concretos para movilizar significativamente más capital destinado a combatir el cambio climático y apoyar los objetivos de reducción de carbono.

"La secretaria Yellen alentó a las entidades multilaterales a reforzar su enfoque en la adaptación al clima, particularmente a través de operaciones del sector privado, y apoyar a los países en desarrollo en la implementación de ambiciosas medidas de reducción de emisiones y la protección de ecosistemas críticos", dijo el Tesoro en un comunicado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario