MUNDO Joe Biden > Rusia > Ucrania

"SI PUTIN AGREDE A UCRANIA..."

Ante un indulgente Joe Biden, su vice apunta cañones a Moscú

Las declaraciones de Joe Biden de hoy dejaron más dudas que certezas. Salió su vice a aclarar: "Si

Este jueves 20/1, en plena tensión con Ucrania y luego de que USA aprobara el envío de armas de terceros países a ese país, Rusia anunció ejercicios navales en enero y febrero en el Atlántico, el Ártico, el Pacífico y el Mediterráneo. Por otro lado, la Casa Blanca ha salido a intentar aclarar las declaraciones más tempranas del presidente Joe Biden. En una conferencia de prensa, el estadounidense admitió divisiones al seno de la OTAN en la respuesta ante una posible invasión rusa a Ucrania y tuvo un lenguaje considerado demasiado débil contra Moscú. Esto al punto de que un oficial ucraniano dijo que le dio "luz verde" a Vladimir Putin para que entrara a "Ucrania a su antojo".

Recordemos que los países occidentales consideran que existe una amenaza inminente de invasión rusa a territorio ucraniano, algo que el Kremlin niega a pesar de haber estado aumentando el número de tropas en la frontera con Ucrania desde hace rato. Según el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, Rusia ha desplegado "casi" 100.000 soldados en la frontera con Ucrania y podría "duplicar" su presencia militar en "poco tiempo".

Blinken se encuentra en una gira destinada a intentar frenar con diplomacia este desastre inminente. Estuvo ayer en Kiev reunido con su homólogo y con el presidente ucraniano, hoy está en Berlín para reunirse con ministros de Alemania, Francia y Reino Unido, y mañana se reunirá con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en Ginebra.

¿Por qué la parada estratégica en Berlin antes de cruzar el puente de los ucranianos a los rusos?

Porque existen tensiones entre Washington y Europa sobre la respuesta correcta a tomar en caso de que se desate el conflicto abiertamente entre Moscú y Kiev. Recordemos que Europa depende de Rusia para el suministro de gas y no así Estados Unidos, por lo tanto los intereses en juego son otros. Hace poco, durante el desarrollo de este conflicto, Moscú ya le cerró la llave a Europa, muerta de frío en su crudo invierno. Hubo problemas en el suministro de gas. Moscú citó problemas comerciales para esa interrupción pero analistas geopolíticos lo leyeron distinto, lo leyeron como un arma utilizada en el contexto de un conflicto mayor. Europa lo leyó como un chantaje.

A Rusia lo que le interesa particularmente en este momento es que finalice la aprobación del gasoducto Nord Stream 2, que une Alemania con Rusia, que ya está listo "a estrenar" pero aún no puede serlo. Por otra parte, su principal demanda para la desescalada es que Ucrania no entre en la OTAN.

¿Metida de pata de Biden?

Ayer miércoles, en conferencia de prensa, el presidente estadounidense Joe Biden admitió que hay diferencias al seno de la OTAN sobre cómo responder ante una eventual incursión.

Biden predijo que Rusia va a invadir Ucrania, advirtiendo que el país pagaría un precio alto por una invasión a toda escala, pero sugiriendo que el costo podría ser menor si se tratara de una "incursión menor".

Los comentarios de Biden inyectaron incertidumbre sobre cómo respondería Occidente si Putin decide ordenar la invasión a Ucrania, lo que hizo que la Casa Blanca luego clarificara lo que Biden quiso decir.

Durante su conferencia de 2 horas el miércoles, Biden se refirió a la decisión que la OTAN deberá tomar dependiendo de la severidad de una potencial incursión rusa:

"Lo que verán es que a Rusia se le harán rendir cuentas si invade, y depende de lo que haga" dijo. "Una cosa es una incursión menor, y entonces terminaremos con una pelea sobre qué hacer y qué no, etcétera".

Consultado sobre qué configuran "incursiones menores", Biden apuntó a cíberataques y a la presencia de oficiales de inteligencia rusos.

"Hay diferencias en la OTAN sobre qué están dispuestos a hacer los países, dependiendo de lo que suceda", dijo Biden. "Si hay fuerzas rusas cruzando la frontera, creo que eso lo cambia todo".

Un oficial ucraniano dijo a CNN que el comentario de Biden "da luz verde a Putin para que entre a Ucrania a su antojo".

En la clarificación emitida media hora después, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki dijo: "Si las fuerzas militares rusas cruzan la frontera ucraniano, esa es una nueva invasión, y enfrentará una respuesta pronta, severa y unificada de Estado Unidos y nuestros aliados".

Este jueves, desde Washington, la vicepresidenta Kamala Harris, se vio en la necesidad de salir a aclarar nuevamente que USA respondería agresivamente ante una invasión rusa a Ucrania.

Ante el lenguaje indulgente de Biden, Harris aclaró: "El presidente de USA ha sido muy claro, y nosotros como Estados Unidos somos muy claros: si Putin realiza una agresión, estamos preparados para imponer costos serios y severos. Punto", dijo Harris en conversación con la NBC.

Ahora Harris salió a defender a Biden de las críticas, por un lado, pero brindó una mirada mucho más severa que la que había presentado el presidente un rato antes; osea, en realidad, lo corrigió también.

USA apruebas armas, Rusia anuncia juegos navales

Este jueves, el departamento de Estado estadounidense dio el visto bueno a las peticiones de países bálticos para enviar armas de fabricación estadounidense a Ucrania, entre ellas misiles antiblindaje. Ni lento ni perezoso en su respuesta, el Kremlin anunció lo ejercicios navales para enero y febrero.

”En total, más de 140 buques de guerra y de apoyo, más de 60 aviones, 1.000 elementos de equipamiento militar y unos 10.000 militares formarán parte de esos ejercicios”, indicó el ministerio de Defensa ruso. El jefe de la Armada rusa, el almirante Nikolái Yevménov, dirigirá en enero y febrero los juegos navales en los que participarán también más de 60 aviones y un millar de equipos militares. Según el ministerio, estos ejercicios se realizarán en "aguas y mares adyacentes al territorio ruso" y en "zonas de importancia operativa de los océanos del mundo". El objetivo de las maniobras es "la defensa de los intereses nacionales rusos en los mares" y también "la lucha contra las amenazas militares" para el país. La nota del ministerio de Defensa ruso precisa que los buques y aviones rusos se ejercitarán tanto en las aguas territoriales como en las internacionales, y también se llevarán a cabo maniobras separadas desde el mar Mediterráneo al del Norte y Ojotsk, al Océano Pacífico y la parte nororiental del Atlántico. Al respecto, 6 grandes buques de desembarco de las Flotas rusas del Norte y el Báltico ya han partido desde el puerto de Baltisk (enclave ruso de Kaliningrado) rumbo al Mediterráneo.

Coincidiendo con este anuncio, unidades de la infantería de marina rusa llegaron hoy a Bielorrusia para las maniobras "Determinación aliada-2022", explica el portal Deutsche Welle.

Dichos ejercicios, que USA consideró "preocupantes", ya que tienen lugar cerca de la frontera ucraniana, se proponen inspeccionar las capacidades de las fuerzas de reacción rápida rusas y bielorrusas en cuatro aeródromos y cinco polígonos militares, agrega el portal alemán.

Moscú niega que se plantee una invasión de Ucrania y defiende su derecho a realizar maniobras en su territorio y en los márgenes de la Unión Estatal Rusia-Bielorrusia, al tiempo que rechaza que éstas representen una escalada en la frontera con el vecino país.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario