EXCLUSIVO 24

LA GRAN APUESTA DE AMAZON

"El Presidente": la ambición de poder y los negocios del fútbol con una pizca de humor

La gran apuesta de Amazon Prime Video en América Latina ya está disponible en la plataforma y ¿qué mejor fórmula para atrapar a las audiencias latinoamericanas que la combinación: pasión futbolera, escándalos de corrupción y una historia basada en hechos reales? Aunque todos estos factores van a ser encarados desde un punto de vista un tanto satírico que por momentos permite que veas en los personajes figuras cuyas acciones están justificadas.

Este viernes 05/06 llegó a Amazon Prime Video lo que promete ser el gran tanque de la plataforma para América Latina como lo fue Narcos en Netflix. No solamente es prometedora por el elenco y el equipo sino por la temática que va a abordar, no solo por el hecho de que es un mundo desconocido por una persona común (algo que siempre atrae en la pantalla al estilo Scarface o Boogie Nights), sino que también por el hecho que trata los negocios de la cúpula del fútbol sudamericano.

Muchas de las descripciones sobre la serie aseguran que "El Presidente" trata sobre los escándalos de corrupción de la Federación Internacional De Fútbol Asociación (FIFA) que fueron mejor conocidos como FIFA Gate destapado en 2015 por el FBI de Estados Unidos y las autoridades suizas. Al leer esas palabras lo primero que se imagina es una historia contada tipo documental o policial, sin embargo se trata de un relato amigable que permite empatizar desde la sátira en primera escena con el protagonista: Sergio Jadue (interpretado por Andrés Parra), el ex presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile.

El mismo es un hombre de familia y presidente de un club pequeño de Chile pero que junto con su esposa, interpretada por la actriz mexicana, Paulina Gaitán, aspiran a mucho más. Desde la primera escena intentan reflejar que Jadue es un "hombre común" que si bien con 30 años espera más de su vida, no tiene con qué, en cambio su pareja parece conocer los caminos correctos para convencer y controlar que su marido logre el lugar que cree que merece.

Es así que casi sin quererlo y claro tomando decisiones cuestionables pero correctas para llegar a donde quiere, Jadue pasó de la noche a la mañana a formar parte de las reuniones de la CONMEBOL donde hay intercambios con los representantes de todos los países de la región, cada uno con su propio acento. Esto último le da un factor de representación verosímil a la serie. Aunque también refleja las formas de negociación detrás del mundo del fútbol: todo pasa por los intereses de los gigantes de la publicidad y el marketing deportivo y por intentos por lograr un mayor ingreso. 

Las negociaciones son las protagonistas en la serie, tanto que cuando ocurre el funeral del ex presidente de la Asociación de Fútbol (AFA) y ex vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, todos los miembros de la CONMEBOL se encuentran en una esquina intentando acordar sobre cómo llenar el lugar que dejó el argentino. La temática de por si ya es atrapante para un argentino específicamente teniendo en cuenta que combina factores que identifican al público inmediatamente: fútbol y corrupción. Aunque la aparición de Grondona capta la atención de la audiencia argentina.

Grondona es quien narra la historia desde un tono soberbio y nombrando frases que parecen armadas, algo bien característico del estereotipo de hombre de negocios argentino. A través de estos diálogos Grondona se convierte en una especie de gurú de Jadue a lo largo de la serie, por lo menos allí está puesto el foco en los primeros 3 capítulos. 

Al mismo tiempo, si bien el material para contar la historia es más que interesante, otro de los factores claves que podrían asegurar el éxito de la serie es la forma del relato, donde se hacen saltos constantes pero bien ordenados y caracterizados en tiempo y espacio que le dan cierto dinamismo a la historia que dejan al espectador con ganas de otro capítulo. A esto se le suma el gran equipo que la serie tiene en pantalla y detrás de ella ya que no solo reclutó grandes figuras de la televisión latinoamericana como Andrés Parra, mejor conocido por interpretar a Pablo Escobar en El Patrón del Mal, o Karla Souza, la actriz mexicana que hizo su carrera en Estados Unidos junto a la serie "How to Get Away With Murder". 

Detrás de la pantalla y del guión está nada más y nada menos que Armando Bo, quien ganó un Oscar por su trabajo en Birdman en 2014. Esto indica que al parecer una marca del autor es crear y retratar personalidades que aspiran a más en la vida, tal como hizo con Michael Keaton en su momento y está haciendo ahora con uno de los protagonistas del escándalo de la FIFA que alcanzó un vuelo tan alto en su carrera política que se radicó en Estados Unidos tras ser testigo protegido del FBI. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario