MEDIOS BCRA > Casa Rosada > FMI

RETENCIONES VS. PAUTA

Lo que los medios no te quieren decir: El BCRA está quebrado

El BCRA está quebrado y el oficialismo se está viendo obligado a acelerar el debate sobre las retenciones.

Al compás de la pauta oficial, los medios evitan advertir a la sociedad lo que está pasando realmente: el BCRA quebró.

Funcionarios de la Casa Rosada y del Ministerio de Economía se encargan de desmentirlo, y periodistas repiten como loros, pero lo cierto es que la autoridad monetaria no tiene poder de fuego como debería para frenar la enorme bola de pesos que amenaza a la sociedad argentina.

De hecho, las proyecciones poselectorales son altamente preocupantes y hay quienes piden cerrar ya un acuerdo con el FMI para dejar de perder reservas. Eso no ocurrirá. Ok, pero el 15 de noviembre la Argentina debería enviar una señal clara a los mercados sí o sí cualquiera sea el resultado.

Los medios no lo quieren decir con todas las letras y moderan su impacto pero los últimos cálculos de la consultora de Miguel Kiguel, EconViews, advierte que a este ritmo de emisión y de cobertura de agentes económicos, el BCRA llegará noviembre sin reservas liquidas y arranca enero sin DEGS.

Por lo tanto, ojo: Si esto sigue así, se estima que debería arrancar 2022 vendiendo oro para poder sostener el mercado cambiario. Esto es lo que en Urgente24 venimos definiendo como quemar naves.

Todo esto no explotó aún gracias a los benditos DEG del FMI por US$3.600 millones, que cayeron del cielo pero ya se fumaron el 70%.

Urgente24 advirtió días atrás que las "reservas del BCRA se agotan viernes previo a la elección" y que hay preocupación por los billetes de los ahorristas: ¿Los van a usar para pagar importaciones?

No es casual que en paralelo al cepo a importadores, tanto el presidente Alberto Fernández como su vicepresidenta Cristina Kirchner debieron ceder -este último fin de semana- sobre las retenciones.

Primero, fue el anuncio de la eliminación de retenciones a servicios. Ahora, se habla de levantar todas las retenciones a la exportación. No hay dólares.

Ahora, es muy interesante que todo esto se dé en un contexto de ingreso récord de divisas. El problema es que no es por productividad sino por aumentos de commodities. El otro problema es que la bola de pesos es tan grande que no alcanzan para moderar el impacto y la Casa Rosada planea ahora volcar $150.000 millones de cara al 14 de noviembre sin respaldo.

https://twitter.com/jpmarino79/status/1441468150818684929

La consultora Invecq, lanzó otro duro informe en el que advierte a la sociedad que "con un superávit comercial récord, las reservas internacionales netas del BCRA no paran de caer. El desequilibrio fiscal-monetario pone en riesgo la estrategia cambiaria del gobierno".

A lo largo del mes de agosto, con ese gran superávit comercial que mostró el INDEC, las reservas netas del Central bajaron en 1.000 millones de dólares aproximadamente. Esto quiere decir, por un lado, que no todo el resultado comercial realizado se reflejó en la liquidación en el mercado de cambios y que, los dólares que sí llegaron a manos del BCRA, luego se fueron por otra vía, por ejemplo, mediante la intervención oficial en el mercado del CCL para contener la brecha A lo largo del mes de agosto, con ese gran superávit comercial que mostró el INDEC, las reservas netas del Central bajaron en 1.000 millones de dólares aproximadamente. Esto quiere decir, por un lado, que no todo el resultado comercial realizado se reflejó en la liquidación en el mercado de cambios y que, los dólares que sí llegaron a manos del BCRA, luego se fueron por otra vía, por ejemplo, mediante la intervención oficial en el mercado del CCL para contener la brecha

Entonces, sigue:

¿Qué es lo que está pasando entonces para que con uno de los superávits comerciales más grandes de los últimos años el Banco Central esté perdiendo reservas sin pausa y acercándose a valores tan bajos que ponen en riesgo la política cambiaria de devaluar la moneda solo al 1% mensual? El desequilibrio hay que buscarlo en el plano fiscal y monetario. Analizar el equilibrio del tipo de cambio mirando exclusivamente el flujo comercial del país con el resto del mundo es un error que puede llevar a malos diagnósticos y, consecuentemente, a malas políticas. Como el dólar, además de ser un medio de cambio de bienes y servicios con el resto del mundo es un activo financiero, lo que pase con la cantidad de pesos en circulación es tan importante como lo que ocurra con el flujo comercial de divisas ¿Qué es lo que está pasando entonces para que con uno de los superávits comerciales más grandes de los últimos años el Banco Central esté perdiendo reservas sin pausa y acercándose a valores tan bajos que ponen en riesgo la política cambiaria de devaluar la moneda solo al 1% mensual? El desequilibrio hay que buscarlo en el plano fiscal y monetario. Analizar el equilibrio del tipo de cambio mirando exclusivamente el flujo comercial del país con el resto del mundo es un error que puede llevar a malos diagnósticos y, consecuentemente, a malas políticas. Como el dólar, además de ser un medio de cambio de bienes y servicios con el resto del mundo es un activo financiero, lo que pase con la cantidad de pesos en circulación es tan importante como lo que ocurra con el flujo comercial de divisas

Y remata:

Al igual que a esta altura del año pasado, nos encontramos observando con preocupación el deterioro de las reservas del Banco Central mientras el equipo económico parece estar viendo otra realidad. A diferencia del año pasado, es poco probable que un nuevo boom de la soja haga zafar a la economía de una corrección cambiaria importante en los próximos meses. Tampoco es posible imaginar un nivel superior de “cepo” que funcione para detener el drenaje. El problema está en el desequilibrio fiscal y en su financiamiento. Cuánto más se demore en identificarlo o en convencer a toda la coalición de que hay que avanzar en ese plano, mayor será la magnitud de la corrección cambiaria Al igual que a esta altura del año pasado, nos encontramos observando con preocupación el deterioro de las reservas del Banco Central mientras el equipo económico parece estar viendo otra realidad. A diferencia del año pasado, es poco probable que un nuevo boom de la soja haga zafar a la economía de una corrección cambiaria importante en los próximos meses. Tampoco es posible imaginar un nivel superior de “cepo” que funcione para detener el drenaje. El problema está en el desequilibrio fiscal y en su financiamiento. Cuánto más se demore en identificarlo o en convencer a toda la coalición de que hay que avanzar en ese plano, mayor será la magnitud de la corrección cambiaria

Argentina siempre buscando los límites extremos. Lo curioso es que parece, recurriendo a términos que a Clarín y La Nación les gusta instalar, no hay un solo títere.

image.png
¡Ups! La reuniones más importantes del fin de semana entre funcionarios fue por el estado crítico del BCRA pero los medios lo ignoran.

¡Ups! La reuniones más importantes del fin de semana entre funcionarios fue por el estado crítico del BCRA pero los medios lo ignoran.

image.png
¡Ups! La reuniones más importantes del fin de semana entre funcionarios fue por el estado crítico del BCRA pero los medios lo ignoran.

¡Ups! La reuniones más importantes del fin de semana entre funcionarios fue por el estado crítico del BCRA pero los medios lo ignoran.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario