Leído

GUERRA DEL ORO NEGRO

¿Cuál es el futuro del petróleo?: Trump ahogado, los saudíes desesperados y China renaciendo junto a Putin

Jue, 02/04/2020 - 11:02am
Enviado en:
Por Urgente24

A medida que el pico de los infectados por el Coronavirus sigue aumentando a nivel mundial, y China comienza a recuperarse de la primer gran ola de la epidemia que destruyó su economía y su aparato productivo, el mercado que parece no encontrar la solución el el petróleo, cuyos precios continúan a la baja. Es así que el presidente Donald Trump, después de conversar con Vladimir Putin, se reunirá con los CEO de las empresas petroleras más importantes del mercado. Aunque la gran pregunta es: ¿quién cederá primero en la guerra del oro negro?

Yacimientos petroleros.
Contenido

Este miércoles 01/04 fue un día importante en la guerra del petróleo que está teniendo lugar actualmente entre los miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), más exactamente entre Arabia Saudita y el presidente ruso, Vladimir Putin. Aunque en el medio, intentando controlar los precios y evitar que explote el mercado, se encuentra Donald Trump, quien no puede permitirse una falla más. 

Los precios del oro negro siguen estancados en un período de baja demanda y mucha oferta, lo que en primer lugar fue el estallido del conflicto. Y por más intervención de Estados Unidos e intentos por parte del reino saudí, las estimaciones indican que el consumo diario no volverá a subir pronto, simplemente por el hecho de que todo el mundo se encuentra hundido en la misma crisis por el Coronavirus. Esto por supuesto provocó que los almacenamientos colapsen y gran parte de la producción se pare. 

Sin embargo, el gran problema para Arabia Saudita principalmente es que no se puede permitir mal funcionamientos en el mercado petrolero teniendo en cuenta que es su principal actividad económica y su empresa más importante: Saudi Aramco, se dedica exclusivamente a la exploración, extracción y comercialización de petróleo. Tal es así que obviaron la mediación de Trump y este miércoles 01/04 empujaron la producción de crudo a niveles récord. 

A modo de amenaza, el reino saudí ya dejo en claro que no habrá nada que lo detenga a no ser que todas las grandes potencias del mundo, incluidas China y Estados Unidos se comprometan a intervenir o reducir la producción de petróleo a nivel mundial. Aunque no se habla de nuevas reuniones de la OPEP a la vista. Sin embargo, quien si tendrá un encuentro con los grandes CEO de las petroleras será Donald Trump, quien está desesperado por arreglar al menos uno de los eslabones que está en decadencia. 

Según anunciaron desde Bloomberg News y The Wall Street Journal, asistirán a la reunión los ejecutivos de compañías como Exxon Mobil Corp. Chevron Corp. , Occidental Petroleum Corp. y Continental Resources Inc., entre otras. Sin embargo, mientras Trump se preocupa por sostener los precios del petróleo y evitar que caigan aún más y arruine lo que queda de su economía, las relaciones entre China y Rusia se hacen cada vez más fuertes a la vez que el gigante asiático se recupera el COVID-19.

Al parecer la conversación entre Trump y Putin no fue más que eso y la discusión de algunas situaciones incluida la crisis venezolana, por lo menos para el ruso, teniendo en cuenta que el foco está puesto en la re activación económica y productiva de China y en consecuencia el regreso a los altos niveles de demanda petrolera. Aunque para Donald Trump, el encuentro con Putin fue el manotazo de ahogado para intentar salvar un mercado saturado.

Es así que la gran pregunta radica en: ¿qué pasará con el mercado una vez que China comience a recuperarse y comience a crecer la demanda del bien? "Es imposible cerrar tanta demanda sin ramificaciones grandes y persistentes para abastecer", explicaron a Bloomberg los Goldman Sachs Group Inc sin dejar buenas expectativas a futuro. A esto por supuesto se le suma que según Bloomberg, en abril se desplomará interanualmente el consumo diario entre 15 millones a 22 millones de barriles.

Sin embargo, nada es seguro en tiempos de Coronavirus, lo único que está claro es que en el escenario actual, el único que no tiene las cosas fáciles es Donald Trump, quien además se enfrenta a unas elecciones generales en 7 meses.