Leído

SIN FÁRMACOS

Remedios naturales: cómo combatir la acidez estomacal

Lun, 29/06/2020 - 11:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

La acidez, también conocida como agruras, es un síntoma que causa una sensación de ardor en el esófago y produce gran malestar luego de comer. A pesar de que puede curarse fácilmente con un antiácido de venta libre, también puede hacerse con soluciones naturales. A continuación, una selección de las más efectivas.

Consejos para evitar la acidez.
Contenido

La acidez estomacal es un ardor que se siente en el pecho y que suele empeorar luego de comer, por la noche, o cuando uno está acostado. Esto ocurre debido a que los contenidos del estómago regresan al esófago y puede también conllevar un sabor agrio y la sensación de que la comida regresa a la boca.

La acidez ocasional es común y la mayoría de las personas pueden controlarla con cambios en el estilo de vida, medicamentos de venta libre y como alternativa, con remedios naturales. 

Algunos remedios caseros para la acidez

Bicarbonato de sodio

Este puede neutralizar los ácidos acumulados en el estómago. Para preparar esta solución, hay que diluir ½ cucharada de bicarbonato (5 g) en un vaso de agua. Evitar excederse en la dosis porque podría tener efectos contraproducentes. 

Jengibre

Ayuda a tratar las náuseas y elimina los ácidos que ocasionan el reflujo. Estimula la digestión y favorece la absorción de nutrientes. Para consumirlo, preparar una infusión con ¾ de raíz de jengibre mediano y 2 tazas de agua (500 ml). Dejarlo reposar unos minutos y colar. Se recomienda tomar 20 minutos antes de cada comida.

Manzanilla

Mejora la digestión y la relajación general, especialmente la del aparato digestivo, por lo que se disminuye el riesgo de reflujo y ardor de estómago. Ideal consumirla en té después de comer. 

Mostaza

Contiene minerales esenciales que ayudan a la digestión y neutralizan los ácidos, así disminuye la sensación de ardor. Apenas se sientan las primeras señales de acidez, comer una cucharadita de mostaza (5 g).

Jugo de aloe vera

El aloe vera es una de las plantas con mayores usos medicinales naturales, por lo que es conveniente tener un brote en casa. El gel de sus hojas tiene propiedades digestivas que podrían mejorar los síntomas como la inflamación y el ardor, además de ser refrescante. Para preparar el jugo, se necesita extraer el gel de la hoja de aloe y mezclarlo en la licuadora con medio litro de agua. Consumir medio vaso del jugo resultante antes de cada comida. 

Acidez, un problema frecuente y molesto.
Acidez, un problema frecuente y molesto.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene un efecto alcalino en el estómago que podría contribuir a mejorar este trastorno. Sin embargo, se necesitan mayores estudios para comprobar su efectividad.

Chicles

Masticar chicle disminuye la acidez del estómago, debido a que al segregar más saliva hace que el estómago se relaje y no aparezcan flujos. Lo ideal es mascar un chicle justo después de comer para evitar que aparezca el ardor.

A fin de reducir al mínimo los efectos de la acidez estomacal, hay que:

*Evitar usar ropa apretada. La ropa que aprieta alrededor de la cintura ejerce presión sobre el abdomen y el esfínter esofágico inferior.

*Evitar alimentos y bebidas que desencadenan la acidez estomacal. Algunos son la grasa o la comida frita, las salsas a base de tomate, el alcohol, el chocolate, la menta, el ajo, la cebolla y la cafeína.

*Ingerir en porciones pequeñas.

*No acostarse después de comer. Esperar por lo menos 3 horas antes de ir a dormir.

*No fumar. Este hábito reduce la capacidad del esfínter esofágico inferior de funcionar adecuadamente.

¿Tengo que ir al médico?

Siempre que uno tenga dudas sobre los procesos de su cuerpo hay que buscar ayuda profesional. Pero si siente fuertes dolores u opresión en el pecho, especialmente acompañado por otros signos y síntomas, como dolor en el brazo o la mandíbula, o dificultad para respirar. El dolor del pecho puede ser un síntoma de ataque cardíaco.

Programe un turno con el médico en caso de: La acidez estomacal ocurre más de una vez por semana, o los síntomas continúan pese a los medicamentos de venta libre. También si tiene dificultad para tragar, náuseas o vómito.