Leído

ADELGAZÁ FÁCIL

Limitá el consumo de estos alimentos para bajar de peso rápidamente

Mie, 01/07/2020 - 10:45am
Enviado en:
Por Urgente24

Para adelgazar no existen recetas mágicas. Es necesario tener fuerza de voluntad y priorizar unos alimentos frente a otros, como las verduras y las frutas frente a los ultraprocesados. Para que una dieta funcione y sea segura, no puede ser demasiado estricta. Por eso, probá limitando el consumo de estos alimentos.

Bajar de peso: elimine estos alimentos de su dieta.
Contenido

Si lo que deseás es perder peso rápidamente pero no tenés mucha idea por dónde o cómo comenzar, aquí está la respuesta. Primero y principal, es importante consultar a un médico antes de comenzar cualquier régimen. Luego, combinar la alimentación con un aumento de actividad física.

Para dar el puntapié inicial, se pueden eliminar ciertos alimentos para bajar de peso. Estos alimentos se han relacionado directamente con el aumento de peso debido a que son ricos en calorías y pueden sustituirse fácilmente. 

Alcohol

El primer paso para bajar de peso es dejar el alcohol. En 2017, investigadores que realizaron un estudio en animales descubrieron que los ratones que recibieron etanol durante un período de tres días demostraron un aumento significativo en la ingesta de alimentos. Los resultados sugieren que el alcohol en realidad puede desencadenar señales de hambre en el cerebro, lo que aumenta la necesidad de comer más.

Otras investigaciones indican que el alcohol puede conducir a mayores períodos de vigilia durante los ciclos de sueño. A su vez, la falta de descanso puede conducir a un desequilibrio en las hormonas relacionadas con el hambre, la saciedad y el almacenamiento de energía.  

Jugos de fruta de caja

Un estudio de 2013 encontró que la disminución del consumo de bebidas azucaradas reduce la prevalencia de obesidad y enfermedades relacionadas con la obesidad. Otra investigación de 2012 publicada en el American Journal of Public Health encontró que el consumo excesivo de jugo de fruta está asociado con un mayor riesgo de obesidad en los niños. Nada mejor que el agua. 

Gaseosas

Las bebidas endulzadas con azúcar deben eliminarse de la dieta lo antes posible. Según un estudio de JAMA de 2004, un aumento en el consumo de refrescos azucarados se asoció significativamente con un mayor aumento de peso y un mayor riesgo de obesidad con el tiempo en adultos.

Otra investigación publicada en The American Journal of Clinical Nutrition encontró que las bebidas que contienen jarabe de maíz alto en fructosa (que se encuentra en muchas gaseosas) están relacionadas con la obesidad. 

Dejar las gaseosas para bajar de peso.
Dejar las gaseosas para bajar de peso.

Pan blanco

Los carbohidratos simples, los que se encuentran en el pan blanco, son conocidos por no aportar saciedad. Un estudio de 2014 de 9.267 personas encontró que comer dos rebanadas de pan blanco por día estaba relacionado con un riesgo 40% mayor de aumento de peso y obesidad.

Papas fritas

Son muy ricas, pero debemos eliminarlas de la dieta. Según un estudio de 2017 en The American Journal of Clinical Nutrition, comer papas fritas más de dos veces por semana se asoció con un riesgo de muerte más del doble. Esto se debe, en parte, a que podrían aumentar el riesgo de hipertensión arterial, diabetes u obesidad en el futuro, que son factores de riesgo conocidos para enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud. 

Papas fritas (snacks)

Nada más delicioso que acompañar una noche de series con una gran bolsa de papas fritas. Según un estudio de Harvard de 2011 publicado en The New England Journal of Medicine encontró que los participantes ganaron un promedio de 3.35 libras durante un período de cuatro años y, sobre la base del aumento de las porciones diarias de componentes dietéticos individuales, la fluctuación en el peso fue más fuertemente asociado con la ingesta de papas fritas.

Eliminar los snacks de la dieta.
Eliminar los snacks de la dieta.

Carnes procesadas y embutidos

El anterior estudio de Harvard descubrió también que las carnes procesadas, como los embutidos, jamón, panceta y salchichas, pueden contribuir al aumento de peso. El consumo de carne procesada se asoció con casi una libra extra de aumento de peso durante un período de 4 años. Y si se necesita otra razón para dejar estos productos, en 2015, la Organización Mundial de la Salud clasificó a la carne procesada como carcinógeno después de que los investigadores descubrieran que comer 50 gramos de esas cosas cada día aumentaba el riesgo de cáncer colorrectal en un 18% .