Vida Sana

CÓMO LO HIZO

Casi se muere de un infarto, decidió cambiar su vida y adelgazó 120 kilos: sus consejos

En 2018, Blake Gauthier literalmente cayó casi muerto de un ataque al corazón mientras caminaba por la calle. Tras sobrevivir de milagro, tiene el corazón de un joven de 20 años y el cuerpo que lo respalda. Cómo lo hizo, a continuación.

El canadiense de 46 años Blake Gauthier estaba en su peor momento físico en 2018. Se sentía cansado, sin energía, y sobre todo, desmotivado. Pesaba 240 kilos.  

"Siempre luché con mi peso debido a una mala alimentación, la falta de actividad y una batalla de toda la vida con la depresión. Comía y bebía mis sentimientos. El desayuno, el almuerzo y la cena estaban a una simple llamada telefónica de distancia. Comía y bebía porque estaba deprimido, y cuanto más comía y bebía, más me deprimía. Estaba en un ciclo de autosabotaje que parecía no tener fondo", expresó en una reciente entrevista con Men's Health.

"Un día estaba caminando por la calle con mi novia en ese momento, quien, por suerte para mí, era enfermera, y de repente no pude recuperar el aliento. Recuerdo que extendí la mano para agarrarme a la pared de un edificio. Lo siguiente que supe fue que estaba en una ambulancia. Casi morí de un infarto", siguió.

Tras sobrevivir al infarto, Gauthier tuvo que replantearse todos sus hábitos, si lo que quería era seguir en la carrera de la vida: "Tan pronto como pude levantarme, comencé a hacer cambios. Empecé con el objetivo de poder caminar hasta la cerca en la parte de atrás de mi jardín y de regreso, y cada día intentaba aumentar la distancia que caminaba. Incorporé cada vez más actividad física a mi rutina diaria, además de revisar completamente mi dieta".

"Un día estaba hablando con mi hija y escucharla decirme cuánto me extrañaba me devolvió a la realidad. Me di cuenta de que si quería que mi hija tuviera un padre cuando creciera, tenía que hacer algunos cambios importantes", indicó en una entrevista a BodyBuilding. Así que, decidió hacer un cambio rotundo en sus costumbres.

Empezó de a poco: en lugar de manejar hasta el supermercado, caminaba. En lugar de pedir delivery comenzó a preparar su propia comida y a tener un plan de alimentación más saludable. Poco a poco, el peso empezó a bajar. En poco más de un año, bajó casi 80 kilos. En ese momento, contrató a un entrenador personal, para seguir con su cambio de vida. 

Durante los últimos 18 meses, lo ha ayudado a perder otros 45 kilos adicionales y a agregar mucha masa muscular magra. Logró adelgazar 125 kilos. 

"Actualmente entreno con pesas en un ciclo de 6 días en 1 día libre, mientras también hago cardio 6 veces a la semana. Como 7 comidas al día, que son ricas en proteínas magras y moderadas en carbohidratos complejos, incluidas muchas verduras y agua", revela.

Ahora, se siente un hombre nuevo: "Esta transformación me ha hecho cambiar todos los aspectos de mi vida, desde levantarme por la mañana hasta hacer ejercicio, comer y tomar decisiones saludables, tanto mental como físicamente. Debido a mis problemas cardíacos anteriores, me hicieron hacer un electrocardiograma y recuerdo que el cirujano me llamó él mismo para repasar los resultados. Me dijo que tenía el corazón de un joven de 20 años".

Los consejos de Blake Gauthier para empezar una transformación física:

*Metas pequeñas: " Si quieres perder peso y ponerte en forma, mi consejo es simple: establece metas pequeñas. Comience diciendo que perderá 2 kilos para una fecha determinada y, una vez que haya alcanzado esa meta, establezca una nueva de perder otros 2. Al establecer metas más pequeñas y alcanzarlas, lo ayudará a mantenerse motivado y en el camino correcto". 

*Vuelva a lo básico saludable:  "Los alimentos en los que confié para bajar de peso fueron el pollo y el arroz, el yogur griego y la ricotta. Eran prácticamente los alimentos básicos en los que me habían criado y siempre disfrutaba de ellos, en lugar de pedir una hamburguesa". 

*Respete sus límites: " Una de las cosas más difíciles para mí fue cuando comencé a hacer cardio más intenso. La mayoría de los atletas esperan con ansias esa sensación de que su corazón late y sabe que se está esforzando. Había pasado por el ataque al corazón. Eso fue bastante aterrador para mí durante bastante tiempo, así que tuve que retroceder un poco y tomármelo con calma".

"Estoy compartiendo mi historia porque si yo puedo hacerlo, usted también puede. Sea cual sea el cambio, sea cual sea su objetivo. Haga su elección y sea el cambio. Comprométase y vívalo, será duro… pero crea en usted", finalizó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario