JUNTOS BIEN Lácteos > enfermedades cardiovasculares > Grasa

ESTUDIO

Lácteos con grasa y corazón: Hallan inesperado beneficio

Científicos estudiaron el consumo de lácteos con grasa en 4 mil personas y lograron romper un famoso mito.

La grasa láctea es el componente lípido de la leche producido por la vaca, constituido mayormente por glicéridos que contienen ácidos butírico, oléico, y palmítico.

Entonces, ¿Los lácteos con grasa son buenos o malos? ¿Dejaron de ser un enemigo? ¿Se rompió el mito? Veamos lo que hallaron los investigadores...

Lácteos con grasa: Estudio

La investigación se llevó a cabo en Suecia, un país reconocido por altos niveles de producción y consumo de lácteos. Fue publicado en la revista PLOS Medicine.

Los científicos estudiaron el consumo de grasas lácteas de 4.150 personas de 60 años, midiendo los niveles en sangre de un ácido graso concreto que se encuentra sobre todo en los alimentos lácteos. Luego, realizaron un seguimiento de los participantes durante 16 años para observar:

  • Cuántos sufrían infartos de miocardio
  • Cuántos sufrían derrames cerebrales
  • Cuántos padecían episodios circulatorios graves
  • Cuántos de ellos morían

Menor riesgo para el corazón

Los investigadores descubrieron que quienes tenían niveles elevados de este ácido graso, indicativo de un alto consumo de grasas lácteas, tenían menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, y tampoco aumentaba el riesgo de muerte, en comparación con los que consumían menos grasas lácteas.

No es dato menor que, el grupo con mayor consumo de lácteos también tenía, entre otras cosas, un índice de masa corporal más bajo, era más activo físicamente, tenía una menor tasa de tabaquismo, menores tasas de diabetes de tipo 2 y de enfermedades cardiovasculares, un mayor nivel de educación, una mayor ingesta de verduras, fruta y pescado, y una menor ingesta de carne procesada.

¿Reducir grasa de los lácteos?

Matti Marklund, investigador principal del Instituto George de Salud Global de Sydney y coautor principal del trabajo, señaló: "Si bien los resultados pueden estar parcialmente influenciados por factores distintos de las grasas lácteas, nuestro estudio no sugiere que las grasas lácteas sean perjudiciales en sí mismas".

Y continuó: "Descubrimos que los que tenían los niveles más altos tenían en realidad el menor riesgo de ECV (enfermedad cardiovascular). Estas relaciones son muy interesantes, pero necesitamos más estudios para comprender mejor todo el impacto en la salud de las grasas y los alimentos lácteos".

Nuestro estudio sugiere que reducir la grasa de los lácteos o evitarlos por completo podría no ser la mejor opción para la salud del corazón. Nuestro estudio sugiere que reducir la grasa de los lácteos o evitarlos por completo podría no ser la mejor opción para la salud del corazón.

"Cada vez hay más pruebas que sugieren que el impacto en la salud de los alimentos lácteos puede depender más del tipo, como el queso, el yogur, la leche y la mantequilla, que del contenido de grasa, lo que ha planteado dudas sobre si evitar las grasas de los lácteos en general es beneficioso para la salud cardiovascular", agregó en el comunicado.

Otras grasas como las que se encuentran en los pescados, los frutos secos y los aceites vegetales no tropicales pueden tener mayores beneficios para la salud que las grasas lácteas, dijeron.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario