JUNTOS BIEN Colesterol > carne > cordero

MENÚ DE AÑO NUEVO

Esta carne dispara tu colesterol y es mejor evitarla

Para Año Nuevo muchas familias deciden celebrar con un menú a la parrilla. Pero mejor cuidar los niveles de colesterol evitando esta carne rica en grasas.

Tanto en Navidad como en Año Nuevo, muchas familias argentinas eligen prender la parrilla y comer carne como plato festivo. Muchas optan por el cordero, aunque es mejor evitarla porque puede disparar los niveles de colesterol.

A pesar de que el color claro del cordero parece indicar que es una carne blanca, más saludable, en realidad es considerada como una carne roja. Entre todas, es especialmente grasienta.

De hecho, después del pato, la de cordero es la que más grasas contiene de todas las opciones. Y no se trata de grasas saludables, sino saturadas.

Como detalla este artículo de Urgente24, son las grasas saturadas las particularmente peligrosas para las personas con riesgo de colesterol LDL (malo) alto en sangre.

Técnicamente denominada hipercolesterolemia, se trata de uno de los factores de riesgo más preocupantes a nivel mundial, ya que predispone el organismo para las enfermedades cardiovasculares.

De todas formas, no hay por qué alarmarse. Como todo, la recomendación de eliminar por completo el cordero o comer solo una porción reducida, depende de la salud de cada persona.

En rasgos generales, lo mejor para la salud es optar por carnes magras, pescados y proteínas no animales, como las legumbres.

image.png
La carne de cordero es la segunda con más grasas (saturadas), por lo que no se recomienda para personas con colesterol elevado.

La carne de cordero es la segunda con más grasas (saturadas), por lo que no se recomienda para personas con colesterol elevado.

¿Por qué es perjudicial el cordero para el corazón?

La cantidad elevada de grasa del cordero es lo que hace que su carne sea tan jugosa y un plato muy requerido (así como perjudicial).

Uno de los factores que influye en la cantidad de grasa es la edad del animal y la parte que se consuma.

En promedio, 100 gramos de carne de cordero tienen 292 calorías de las cuales un elevado 66% es grasa saturada.

En 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una definición basada en la evidencia científica de multitud de estudios que asociaban el consumo abusivo de carne roja y procesada con algunos tipos de cáncer como el colorrectal.

En efecto, si no es posible eliminar la carne roja por completo, se recomienda planificar la dieta y limitar su consumo.

En caso de que el menú de cordero ya esté decidido para este Año Nuevo, se sugiere reducir la ración y evitar consumir más carne roja durante la semana siguiente.

Finalmente, no es bueno acompañar el cordero con vegetales almidonados (como la papa), sino con ensaladas verdes para facilitar la digestión.

image.png

Fuente: El Español

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario