Equilibrios

PSICOLOGÍA POSITIVA

Cómo ser más optimista: siga estos 4 consejos para una mejor calidad de vida

El optimismo se puede definir como “la medida en que las personas tienen expectativas favorables generalizadas para su futuro”. En otras palabras, cuando somos optimistas esperamos que sucedan cosas buenas. Entérese cómo tener una visión positiva de las cosas, a continuación.

Ser optimista otorga una mejor calidad de vida. Las personas optimistas tienden a ser más felices que la gente pesimista. El optimismo también está relacionado con una menor desesperanza. Por ejemplo, las personas optimistas generalmente reportan niveles más altos de bienestar subjetivo en tiempos de adversidad.

Una de las razones del vínculo entre optimismo y bienestar es la forma en que los optimistas afrontan los problemas. Por lo general, es más probable que adopten un comportamiento orientado a objetivos porque tienen más confianza en que pueden lograr esos objetivos.

Así que los optimistas parecen participar en métodos saludables de afrontamiento, como considerar y poner en práctica soluciones prácticas a los problemas. Esto contrasta con los pesimistas que tienden a utilizar métodos de evitación, como la distracción.

Existe evidencia científica que sugiere que los optimistas tienen más éxito en lo que respecta al nivel de educación y los ingresos (Evans y Segerstrom, 2009). Los optimistas también pueden ser más felices que los pesimistas en sus relaciones sociales y románticas. Además, los estudios han demostrado que las personas tienden a agradar más a las personas optimistas que a las pesimistas, lo que probablemente aumenta el número de relaciones saludables que tienen los optimistas. 

¿Se puede ser más optimista?

Si bien el optimismo a veces se considera un rasgo que puede no cambiar mucho con el tiempo, tenemos cierto poder para cambiar nuestro nivel de optimismo. A continuación se ofrecen algunos consejos.

1. Elija su propia versión de optimismo.

No es necesario ser optimista todo el tiempo en cada escenario (esto es imposible). En su lugar, puede intentar incorporar lentamente nuevas ideas optimistas en su visión del mundo de una manera que se sienta auténtica para usted.

2. Empiece a cuestionar los pensamientos pesimistas.

A veces nos decimos a nosotros mismos que nuestros pensamientos pesimistas son pensamientos realistas. Pero recuerde, los pensamientos no son hechos. Si se encuentra sumido en una negatividad, intente hacer una pausa y cuestionar sus pensamientos.

3. Rodéese de otros optimistas

Estar cerca de otras personas optimistas puede ayudarte a aprender nuevos trucos y descubrir cómo los demás encuentran lo positivo incluso en situaciones negativas. El simple hecho de estar cerca de un optimista puede hacernos más optimistas.

4. No fuerce el optimismo

Ser más optimista es como cualquier hábito nuevo: requiere motivación y práctica para convertirse en una segunda naturaleza. Puede parecer un poco antinatural al principio (como andar en bicicleta o patinar). Así que inténtelo cuando se sienta cómodo, pero no se preocupe por salir demasiado de su zona de confort al principio.

En pocas palabras, mantener una perspectiva optimista tiene una serie de beneficios. Por lo tanto, cambiar sus expectativas para el futuro y cultivar más optimismo en su vida diaria podría tener un impacto positivo en su bienestar

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario