JUNTOS BIEN cerebro > alimentos > Emociones

CURIOSO ESTUDIO

36 personas comieron chicle y los científicos descubrieron esto en el cerebro

Hasta ahora, había relativamente pocos estudios que exploren el vínculo entre los sabores de los alimentos y su impacto en el cerebro.

Cada estímulo que recibe una persona genera determinados efectos en el cerebro. Comer alimentos con sabores distintos, por ejemplo, provoca estados emocionales que todavía no habían sido explorados.

Ahora, investigadores descubrieron cómo cambia la actividad en diferentes secciones de la corteza al comer chicle. Esta es la parte del órgano responsable de los procesos cognitivos superiores, es decir: imaginar, pensar, tener juicio, decidir, entender y producir el lenguaje.

Lo que hizo el equipo científico japonés es estudiar las respuestas emocionales provocadas por comer chicles de diferentes sabores.

"La actividad cortical puede ser modulada por estados emocionales desencadenados por los sabores durante la ingesta de alimentos", sintetizaron los autores en el artículo.

Los hallazgos destacan el papel potencial de la corteza prefrontal izquierda en la obtención de estados emocionales durante el consumo de alimentos sabrosos y agradable, o menos sabrosos.

image.png

Para obtener estos resultados, realizaron experimentos con 36 voluntarios a quienes se les pidió que masticaran diferentes tipos de chicles, algunos más ricos y otros menos ricos, durante 5 minutos. Luego, los calificaron en términos de sabor, olor y gusto.

A medida que iban masticando, se registró la actividad en su área cortical mediante una técnica de neuroimagen que se utiliza para controlar la oxigenación cerebral de forma no invasiva y en tiempo real.

Como era de esperar, descubrieron que los participantes calificaron cada tipo de chicle de manera diferente, según sus preferencias individuales.

No obstante, también observaron que un área específica de la corteza prefrontal (la sección izquierda) se activaba de manera diferente al masticar chicles más o menos sabrosos.

Estos hallazgos contribuirán a la comprensión de los estados emocionales provocados al comer y, en el futuro, podrían inspirar a otros científicos a realizar investigaciones similares y a entender cómo el cerebro procesa y crea diferentes experiencias alimentarias.

El trabajo fue publicado en la revista científica Frontiers in Neuroscience.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Colapsó Punta del Este: Impulsarán cambios en la ciudad

Se recalienta el dólar blue mientras estas 3 cuevas quiebran

Además de Viviana Canosa: Otra figura se sumó a LN+

Polémica relatora de la TV Pública contra negros, gays, K, M

Google Chrome: La extensión que roba tus claves en secreto

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario