FOCO Nayib Bukele > Carlos Maslaton > bitcoin

EL SALVADOR

Bitcoin, Nayib Bukele, Maslatón, Milei, revolución liberal

Carlos Maslatón salió del Luna Park, el domingo 14/11 disparado hacia Ezeiza para llegar a la conferencia sobre bitcoin en El Salvador de Nayib Bukele.

Bitcoin Week en El Salvador. Latin American Bitcoin & Blockchain Conference (Labitconf) inicia hoy, martes 16/11, las actividades en las localidades de San Salvador y El Zonte, para crear conexiones y fomentar el uso de las monedas digitales en el país centroamericano. Las ganancias obtenidas por el evento serán donadas para apoyar el desarrollo de Lightning Network -protocolo diseñado para colocarse encima de una criptomoneda basada en blockchain para permitir transacciones rápidas entre los nodos participantes, una solución al problema de escalabilidad de bitcoin-. Carlos Maslatón, por algunos llamados ' el Rey del Bitcoin', viajó al país que gobierna Nayib Bukele para participar del evento.

La conferencia, con Rodolfo Andragnes como anfitrión, es presentada por el banco de bitcoin Galoy, abierta a emprendedores, desarrolladores y empresas que quieren subirse al fenómeno bitcoin para la economía y la sociedad.

El 16 y 17 es la conferencia 'Adopting Bitcoin' con un foco más técnico, centrándose en la tecnología de Lighting Network.

El 18 y 19 de noviembre es la Labitconf para debatir la filosofía cripto, la regulación financiera, el impacto social, la hoja de ruta del sector, entre otros.

Días atrás, durante una extensa entrevista acerca de Libertad Avanza, Urgente24 abordó con Maslatón precisamente el bitcoin, que para él es "un universo paralelo que no puede controlar nadie", y que plantea a la sociedad contemporánea "el desafío de la des-estatización de la moneda. Nos reímos cuando aparece un funcionario prometiendo la regulación del bitcoin. Esa posibilidad es ajena a la voluntad de los funcionarios."

No se puede regular el bitcoin, no puede ser arruinado por el Estado. Es la revolución liberal más importante de la historia, más importante que la Revolución Francesa o la Revolución Estadounidense. No se puede regular el bitcoin, no puede ser arruinado por el Estado. Es la revolución liberal más importante de la historia, más importante que la Revolución Francesa o la Revolución Estadounidense.

maslaton1.jpg
Carlos Maslaton.

Carlos Maslaton.

Bitcoin

De pronto, en algún momento el diálogo derivó hacia El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele introdujo el bitcoin como moneda transaccional. Aquí un fragmento específico de aquel diálogo:

-¿Y cómo ves la experiencia de El Salvador?

-Es una jugada, yo te diría que innecesaria en el sentido de que si El Salvador dice 'mi moneda es el bitcoin', no valida al bitcoin. El bitcoin no requiere de una declaración oficial. Pero es muy interesante porque con esta decisión de Nayib Bukele, El Salvador se convierte en un centro de atracción de inversiones en bitcoins y deja atrás El Salvador que yo conocí hace 40 años. Yo viví el toque de queda en El Salvador, en la guerra civil entre el Frente de Liberación Farabundo Martí y los grupos de tareas del mayor Roberto D'Aubuisson en la época del presidente Napoleón Duarte. Época crítica que la ganó la derecha: hoy El Salvador es capitalismo. Bukelé no vivía mientras pasaba todo eso. La semana siguiente a las elecciones hay una conferencia sobre bitcoin en El Salvador y voy a ir para allá. Lo que decidió Bukele no cambia la historia del bitcoin pero puede cambiar a El Salvador.

Hace tiempo, cuando gobernaba el macrismo, yo les dije: "Uds. simplemente digan que Argentina es país amigable para las inversiones bitcoins o sea que pueden abrir aquí cuentas bancarias en dólares todas las empresas bitcoins del mundo. No lo entendieron. Perdieron oportunidades notables. El mundo no es Miami pero el macrismo no se enteró. Hace tiempo, cuando gobernaba el macrismo, yo les dije: "Uds. simplemente digan que Argentina es país amigable para las inversiones bitcoins o sea que pueden abrir aquí cuentas bancarias en dólares todas las empresas bitcoins del mundo. No lo entendieron. Perdieron oportunidades notables. El mundo no es Miami pero el macrismo no se enteró.

-¿Es lo que tiene Estonia?

-Estonia, Dinamarca, Australia. Pero la Argentina es más importante que Estonia. Lo que pasa es que aquí no entienden el estándar monetario de las monedas fiduciarias. El estándar es acceso libre al mercado monetario y tipo de cambio flotante. Pero en la Argentina casi todos los sectores políticos creen que el Gobierno tiene que fijar el tipo de cambio. Y ahí ya tenés mercado negro y mercado libre. En la Argentina tienen pánico al ingreso y salida de capitales. Tener que explicarle todo esto a la dirigencia política argentina a 50 años de la 2da. reforma de Bretton Woods es insólito e increíble.

-¿Vos creés que Javier Milei entendería esto?

-En 2 segundos lo comprende. Esto se arregla el primer día de gobierno. Hay cuestiones sobre gasto público, precios, impuestos que se definen de arranque porque se llega al poder con todo eso definido, no se le pide a la gente el voto para luego empezar a improvisar. Por lo demás, entre los liberales no hay mucho que debatir, todos tenemos los objetivos muy claros sobre gasto público, impuestos, desregulación. Es la ventaja de tener ideología y no proyecto de poder personal. Dejame soñar, Milei asume el 10 de diciembre de 2023, esa misma noche se cambia el sistema vigente. Y no pasa nada, se mueven un poquito las cosas pero no pasa nada. Este gobierno de Alberto Fernández igual que el de Mauricio Macri o el de Cristina Fernández, se ahogan en un vaso de agua con estos temas de las cripto y el nuevo mercado de capitales.

La movida

En el Bambú Center, de la llamada Zona Rosa de la ciudad -a 4 cuadrs del Sheraton, en Colonia San Benito, el barrio más turístico de la localidad- cuando se presentó el evento estuvo la embajadora de Estados Unidos, Milena Mayorga.

Ella dijo: “Llevábamos años, o yo no recuerdo, que una conferencia en El Salvador estuviera en los ojos del mundo. Ahora todos entenderán la Ley Bitcoin y la cartera que llamamos Chivo Wallet”.

Por supuesto que el fenómeno cripto que sucede en El Salvador hay que ubicarlo en el contexto del polémico gobierno de Nayib Bukele. Curiosidad: en los comicios más recientes, en los que arrasó el partido Nuevas Ideas, fue observadora electoral María Eugenia Vidal. Y recién llegada, cuando aún estaba en cuarentena, Urgente24 conversó por zoom con ella acerca de qué le parecía Bukele. Ahora se lo preguntaremos a Maslatón. Más tarde haremos una nota con la diferencia.

milena.jpg
Embajadora Milena Mayorga y anfitrión Rodolfo Andragnes.

Embajadora Milena Mayorga y anfitrión Rodolfo Andragnes.

Mientras tanto, se perciben sentimientos encontrados acerca de Nayib Bukele y su 'bukelismo', pero es necesario ofrecer algunas definiciones:

1. Imposible evaluarlo sin el fantasma de la terrible guerra civil que azotó a El Salvador, que partió a la sociedad: Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional, el FMLN; vs. Alianza Republicana Nacionalista, ARENA.

2. Difícil considerarlo sin sumarle el riesgo a un Estado fallido, condenado por la violencia de las bandas mafiosas llamadas 'maras', la corrupción de los líderes sociales y políticos y la ausencia de credibilidad popular en sus dirigentes convencionales. ¿Quién puede juzgar las herramientas que decide una sociedad para huir del infierno?

3. Bukele es consecuencia de todo eso pero también un fenómeno político con un riesgo de totalitarismo.

Días atrás, Roberto Valencia, en ElFaro.net/, publicación nativo digital intensamente crítica de Nayib Bukele, visitó la localidad más 'bukelista' de El Salvador, Ciudad Arce, 72.000 habitantes, para intentar entender el fenómeno. Buscando cómo complementar o comparar la impresión de Urgente24, aquí su conclusión:

"(...) Uno: hay una inequívoca apuesta por potenciar la figura de Bukele como líder mesiánico. (...)

Dos: según se critique a Bukele desde posiciones de izquierda o de derecha, rápido aparecen comparaciones con el trumpismo o el bolsonarismo, o con el orteguismo o el madurismo, respectivamente. Pero todas esas comparaciones tienen un punto débil: Bukele goza de una aceptación entre los salvadoreños que para sí hubieran querido todos esos apellidos. Algún día cambiará, mucho o poco, el tiempo lo dirá, pero el respaldo abrumador de sus gobernados tras más de dos años de gestión es un elemento diferenciador.

Tres: la visión autoritaria de Bukele se ha concretado en la militarización de la Asamblea, en la remoción del fiscal general y de la Sala de lo Constitucional, en la jubilación forzosa de cientos de jueces, en el encubrimiento de la corrupción y el nepotismo de sus allegados, en sus ataques el periodismo crítico, en la toma de instituciones contraloras, en el ocultamiento de información pública, en… (...)

Y cuatro: en la primera mitad de su quinquenio, Bukele ha logrado tejer una poderosa y costosa red de propaganda y adulación, que incluye periódicos impresos, radios, noticieros y webs; cadenas de televisión privadas que han vendido docilidad a cambio de pauta; bombardeo publicitario en paraderos, autobuses, marquesinas y etcétera; y, por supuesto, la fortaleza en redes sociales que lo acompañó desde el inicio de su aventura presidencial, con youtubers, tuiteros, tiktokers o instagramers alabándolo noche y día, a veces gratis, a veces no.

Con todo esto sobre la mesa, de nuevo: ¿el bukelismo es en sí mismo una doctrina política sin par? Quizá. Dicen que por una buena crónica periodística no pasa el tiempo, que puede leerse cuatro meses, tres años o dos décadas después de su publicación, y a ese futuro lector le resultará igualmente atractiva, no desfasada. Esta crónica renunció de entrada a ser imperecedera. Si alguien se animara a leerla dentro de equis lustros, lo haría sabiendo si el bukelismo cuajó o no en algo singular; y si sí lo hizo, ya se sabrá qué tan cerca está de la palabra 'dictadura'. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario