DINERO UIA > Día de la Industria > Alberto Fernández

TENSIÓN EN CAMPAÑA

UIA: Día de la Industria con faltazo de Alberto Fernández

La UIA cambió la sede para evitar el faltazo de Alberto Fernández al acto por el Día de la Industria, pero Alberto Fernández evitó a la UIA. Excusas, sobraron.

Tras idas y vueltas en la organización del acto por el Día de la Industria, que incluyó hasta un cambio de sede reclamado desde el propio Gobierno de Alberto Fernández, el festejo que hará hoy la Unión Industrial Argentina (UIA) no contará con la presencia del presidente.

A diferencia del 2020, cuando Alberto Fernández sí participó del festejo, que se realizó en el Centro de Operaciones de Sinteplast, en Ezeiza, cuando el titular de la UIA era todavía Miguel Acevedo, esta vez Alberto Fernández eligió la provincia de Chaco para conmemorar el día en territorio del aliado Jorge Capitanich.

Lo hará mediante un recorrido por las instalaciones del Parque Industrial de la localidad de Puerto Tirol, según trascendió. Desconcertados, y convencidos de que participar le hubiera servido en momentos de campaña, los industriales esperan, al menos, la presencia de algunos ministros.

El acto de la UIA, que ahora preside Daniel Funes de Rioja, se realizará a partir de las 11.30 en la planta que Cerámica Alberdi tiene en José C. Paz y participarán unas 60 a 80 personas, entre empresarios, sindicalistas y miembros del Gobierno.

funes de rioja.jpg
Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA, no contará con la presencia de Alberto Fernández en el acto por el Día de la Industria.

Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA, no contará con la presencia de Alberto Fernández en el acto por el Día de la Industria.

Uno de los que estará presente es el CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, además de la cúpula de la CGT (Héctor Daer, Gerardo Martínez, Antonio Caló, entre otros) y los miembros de las cámaras nucleadas en el Grupo de los 6 (G6).

Cambio de sede

La sede del festejo cambió la semana pasada, ya que el lugar elegido inicialmente era la fábrica de Baggio, en Gualeguaychú, Entre Ríos, pero el Gobierno impuso objeciones a partir de un reclamo legal que la firma tiene con el Banco Central, por lo que la institución fabril optó por una planta del conurbano La sede del festejo cambió la semana pasada, ya que el lugar elegido inicialmente era la fábrica de Baggio, en Gualeguaychú, Entre Ríos, pero el Gobierno impuso objeciones a partir de un reclamo legal que la firma tiene con el Banco Central, por lo que la institución fabril optó por una planta del conurbano

Tras cambiar la sede, las autoridades también cuestionaron la nueva elección, ya que pertenece al presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), Martín Rappallini, mencionado en una causa entre el Grupo Indalo y el ex presidente Mauricio Macri.

Pero la UIA no hizo más cambios por lo que el evento se hace igualmente allí. Dentro de la institución remarcan, incluso, que "hay algunos industriales que están conspirando contra la UIA y que el Gobierno buscó excusas para no asistir al acto", dijo un importante directivo del comité ejecutivo.

La cúpula de la UIA espera a los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, junto a su gabinete; de Trabajo, Claudio Moroni; y de Educación, Nicolás Trotta, pero no confirmaron y alguno podría tener que acompañar al Presidente...

Tampoco estará presente el gobernador bonarense, Axel Kicillof, ni su ministro de Producción, Augusto Costa, quienes estarán participando, a esa misma hora, de un evento en la planta de Marolio, cuyo dueño es Juan Fera, también presidente de la Unión Industrial de General Rodríguez. Desde la Gobernación, dijeron:

Tendremos una reunión y haremos una recorrida por la planta. Queremos festejar con los industriales bonaerenses Tendremos una reunión y haremos una recorrida por la planta. Queremos festejar con los industriales bonaerenses

Pese a ello se espera que el discurso del presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, sea moderado. La relación con el Gobierno ha sido tirante y fría desde su asunción, hace ya casi tres meses, y el objetivo de la central fabril es encauzar el diálogo y trabajar para lograr que la recuperación que ya muchos sectores industriales lograron luego de la crisis del 2020 se generalice y se traduzca luego en crecimiento.

Una relación tensa

El vínculo del Gobierno con la central industrial se resquebrajó después del reciente cambio de conducción en la UIA, que pasó de manos de Miguel Acevedo, con quien Alberto Fernández mantenía una relación aceitada, a las de Funes de Rioja, dirigente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), quien mantiene un perfil más crítico del Gobierno.

En la Casa Rosada lo consideran como un hombre vinculado a las grandes compañías y resienten sus cuestionamientos, que contrastan con la postura allegada al Gobierno que mantenía Acevedo. Por lo bajo, entre otras cosas, le recriminan que no reconociera, al asumir, las ayudas que brindó el Estado nacional al sector durante la pandemia.

Recientemente hubo algunos acercamientos, que mostraron que la relación entre el Gobierno y la UIA se desarrolla entre matices. Días atrás, el ministro Kulfas coincidió con Funes de Rioja en un encuentro organizado por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), en la localidad de Las Parejas. En ese acto además participó el dirigente industrial y extitular de la entidad, José Ignacio De Mendiguren, del espacio de Sergio Massa, con quien el actual conductor de la central empresaria también había tenido roces.

Por otro lado, en las últimas semanas Funes de Rioja se reunió con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro. Pero a pesar de esas aproximaciones, el Gobierno no invitó a la conducción de la UIA a las mesas sectoriales del Congreso Producción y Trabajo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario