DINERO OPEP > petróleo > fracking

PRECIOS DEL PETRÓLEO

OPEP, el monstruo de los consumidores globales

¿El mercado petrolero necesita de la OPEP? ¿Y si mejor lo dejamos en manos del libre mercado? ¿La OPEP existe para que el precio del crudo sea elevado?

N. de la R.: Hugo Chávez Frías sospechó que la OPEP le permitiría articular una suba en el precio del crudo de manera tal de incrementar los ingresos (que Venezuela utilizó mal). Su aliado en esas circunstancias fue Irán. Eran días de un entendimiento más firme entre Arabia Saudita y USA, que aún no había descubierto el fracking. El mercado del petróleo se tensionó entre esos 2 ejes. Sin embargo, cuando USA logró autoabastecerse y hasta generar excedentes, el precio no bajó tal como muchos esperaban, en parte porque el fracking tiene costos de producción más elevados que los del crudo convencional, y las expectativas de financiación de esa modalidad requerían, para Wall Street, una suerte de precio mínimo alto. Luego llegó Vladímir Putin, quien en un éxito geopolítico logró reconvertir la OPEP en OPEP +, y estabilizar el precio del crudo en niveles compatibles con sus necesidades fiscales: el presupuesto ruso se encuentra apalancado en un barril de US$ 43. No es una casualidad que Arabia Saudita y otros países productores de petróleo se hayan opuesto a las medidas de la OTAN contra Rusia por la invasión a Ucrania y hayan rechazado aumentar la producción tal como clama la Unión Europea. ¿El libre mercado es un adversario de la cartelización que, precisamente existe para establecer precios a medida? Es una pregunta que aborda Matías Cura. Hay otra pregunta dando vueltas: ¿Las necesidades propias del fracking estadounidense soporta un libre mercado? Habría otro interrogante: ¿Cuán efectivas son las sanciones de la OTAN más allá del marketing y el título periodístico? Porque China ha aumentado 75% la compra de crudo a Rusia en abril e India también.... Vamos a la nota:

petroleo.jpg

La principal característica del mercado petrolero ha sido siempre que resulta haber demasiado o muy poco petróleo, la industria, al no ser autoajustable, tiene una tendencia inherente a la volatilidad; este hecho ha provocado el ingreso de los planificadores centrales dentro del comercio.

A causa de que ninguno puede desarrollar una política de producción racional por sí mismo, es casi inevitable algún tipo de organización comunal, así surgió la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Sin embargo, ¿es la mejor solución que puede existir?

La OPEP nace con el compromiso de actuar como estabilizador del mercado y de los precios:

  1. coordinación y unificación de las políticas petroleras de los países miembros;
  2. estabilización de precios con miras a eliminar fluctuaciones perjudiciales e innecesarias;
  3. asegurar un ingreso estable a los países productores; un suministro eficiente, económico y regular de petróleo a las naciones consumidoras; y un rendimiento justo de su capital para quienes invierten en la industria del petróleo.

A la OPEP no le gusta que la llamen cártel, pero su comportamiento es similar al de otros cárteles. Desde 1982, ha establecido cuotas de producción para que los miembros compartan la demanda del mercado disponible de manera justa y eviten la competencia destructiva por la participación en el mercado que conduce a la sobreproducción, el exceso de inventarios y la caída de los precios.

La OPEP nunca ha controlado toda la producción mundial de petróleo; su participación en la producción mundial alcanzó un máximo del 50% en 1973 y, en general, ha rondado el 40% a 45% en las últimas décadas. Pero sí ha controlado una mayor participación del mercado de exportación y su participación ha sido suficiente para darle una influencia significativa sobre los precios en el corto y mediano plazo.

Desde la década de 1980, ha buscado reiteradamente asociar a otros productores a su política productiva, con mayor o menor formalidad y mayor o menor éxito.

La OPEP ha negociado con

  • Reino Unido y Noruega (década de 1980),
  • México,
  • Rusia (década de 1990) y
  • USA (década de 2010)

para hacer que su política sea más efectiva e incorporarlas al sistema de reparto de mercado.

Al igual que otros carteles, el principal impacto de la OPEP ha sido reducir la producción en comparación con la alternativa de libre mercado, manteniendo los precios más altos de lo que habrían sido sin el cartel.

Los productores de bajo costo en el Medio Oriente tienen una producción restringida en comparación con un escenario de laissez-faire, dejando parte del mercado para los productores de costos más altos en Alaska, el Golfo de México, el Mar del Norte, África, América Latina y USA.

Al igual que en otras industrias, la cartelización ha mantenido los precios más altos a lo largo de múltiples ciclos, pero también ha respaldado una mayor diversidad geográfica de productores.

Estabilización de precios

El estatuto de la OPEP la compromete a estabilizar los precios,

  • aumentando la producción cuando hay escasez y
  • reduciendo la producción cuando hay exceso.

Pero hay evidencia limitada de que la organización realmente opera así, con una política generalmente dirigida a la maximización de ingresos a corto plazo en lugar de la estabilización de precios.

opep.png
Evolución de los precios de la OPEP.

Evolución de los precios de la OPEP.

La capacidad sobrante de la OPEP, es el resultado de errores de pronóstico anteriores en lo que respecta a la inversión y sus intentos de mantener los precios altos mediante la restricción de la producción en lugar de un compromiso con la estabilización de precios.

Si la OPEP ha tratado de estabilizar los precios, no lo ha logrado, los precios han sido más volátiles desde las décadas de 1970 y 1980 que en décadas anteriores.

La desviación estándar de los precios anuales ha sido mucho mayor en las 5 décadas desde 1970 que en los 50 años anteriores. La OPEP libró guerras de precios/producción en (1985 - 1986, 1998 - 1999, 2014 - 2016 y 2020), aumentando en lugar de reducir la volatilidad de los precios.

Por razones políticas, diplomáticas y legales, la OPEP enmarca sus decisiones en términos de equilibrar la producción, el consumo y los inventarios en lugar de lograr un objetivo de precios.

Imagen de una reunión de la OPEP.
OPEP / OPEC reunida.

OPEP / OPEC reunida.

Sanciones

La OPEP generalmente ha sido más efectiva para limitar la producción y aumentar los precios cuando se ha interrumpido la producción de uno o más productores importantes dentro o fuera de la organización.

Las sanciones estadounidenses e internacionales a Irak, Irán, Libia, Venezuela y Rusia han reducido la competencia en diferentes momentos y han dado a la OPEP más margen para subir los precios.

En todos los casos en que la OPEP ha logrado subir los precios, al menos un productor importante estaba bajo sanciones, lo que facilitó llegar a un acuerdo de producción.

En la práctica, la OPEP y las sanciones han estado relacionadas. La política de la OPEP no puede funcionar sin sanciones, mientras que las sanciones generalmente han supuesto compensar los aumentos de producción de la OPEP para limitar el impacto de los precios en los consumidores.

putin.jpg
Vladímir Putin, creador de OPEP +.

Vladímir Putin, creador de OPEP +.

Consumidores

Los formuladores de políticas de la OPEP a menudo afirman buscar la "estabilidad" y un resultado "objetivo" en interés de los productores y consumidores.

Por su parte, los países importadores de petróleo han mostrado actitudes confusas frente al cártel y su estrategia productiva.

Después del embargo del petróleo y la crisis de los precios de (1973 - 1974), los principales países consumidores occidentales crearon la Agencia Internacional de Energía (AIE).

  • La OPEP ha sido fuertemente criticada por los países consumidores liderados por USA durante los períodos de precios altos en (1973 - 1975, 1979 - 1981, 2000 - 2001, 2007 - 2008, 2012 - 2014 y 2018).
  • Pero Estados Unidos también ha pedido a la OPEP que reduzca su producción, limite la acumulación de inventarios y alivie la presión a la baja sobre los precios durante las caídas de (1985-1986, 2015-2016 y 2020).

USA es uno de los mayores productores del mundo, así como su mayor consumidor, por lo que en las últimas décadas su equilibrio político y económico interno ha favorecido precios moderados alrededor de US$ 70 - US$ 80 en términos reales.

Los precios reales alrededor de este nivel son lo suficientemente altos como para garantizar la rentabilidad de los productores en Texas y otros estados, pero lo suficientemente bajos como para mantener el combustible al alcance de los automovilistas.

A lo largo de los años, muchos experimentados han argumentado que la estrategia de producción de la OPEP ha servido tanto a los intereses de los consumidores como a los de los productores. Afirman que, sin la gestión del mercado de la OPEP, los precios habrían sido aún más volátiles, creando problemas aún mayores para los consumidores.

El argumento se basa en un contrafáctico, que siempre es difícil de probar, pero la evidencia a su favor es limitada. Los precios han sido más altos en términos reales en la era de la OPEP debido a los límites en el crecimiento de la producción, lo que claramente ha sido del interés de todos los productores de petróleo.

La OPEP ha sido indirectamente responsable del desarrollo inicial y la protección posterior de las áreas de producción de mayor costo (el Mar del Norte, Alaska, el Golfo de México, China y el shale de USA).

Al igual que otros cárteles, el caso de que la OPEP también sea del interés de los consumidores se basa en la afirmación de que ha reducido la volatilidad. Pero los precios han sido mucho más volátiles durante la era de la OPEP que en las décadas anteriores. Los miembros de la OPEP han empeorado la volatilidad al librar varias guerras feroces de precio/volumen (1985 - 1986, 1998 - 1999, 2014 - 2016 y 2020).

También han contribuido a la volatilidad al retrasar los aumentos de la producción cuando los precios suben y permitir que los inventarios caigan a niveles críticamente bajos (2007 - 2008, 2011 - 2014, 2018 - 2019, 2021 - 2022).

Otras industrias intensivas en capital, como la del gas, se han desarrollado sin un acuerdo o cartel internacional para estabilizar sus mercados.

Por lo tanto, el argumento de que tanto los consumidores como los productores se benefician de la OPEP no es tan así. La OPEP vela por los intereses de sus miembros maximizando los ingresos que obtienen. Los productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP también se benefician de la tendencia a precios más altos.

Sin embargo, los beneficios para los consumidores son menos claros y no hay evidencia de que la OPEP haya hecho que los precios sean menos volátiles.

---------------------------------

Más contenido en Urgente24:

Talleres y Vélez en 8avos: pidieron 'cancelar' a Niembro

Un centro de ski de nivel internacional abrirá en Argentina

"Byron Castillo se arriesga a una expulsión del fútbol"

Lo que te pasa cuando comes semillas de chía, según Harvard

Se desploma el dólar en Uruguay y expone a Pesce/Guzmán