DINERO gas > gobierno > combustibles

AGRO Y UIA, ATENTOS

El gasoil adelantó la crisis del invierno por el gas

¿Como resolver la falta de gasoil? ¿Habrá restricción a las exportaciones en momento clave por la cosecha del agro? A la par, habría cortes programados de gas.

La falta de combustibles, específicamente gasoil, en las estaciones de servicio en un momento clave para el país como es la cosecha del agro aparecen como un verdadero dilema para el Gobierno de Alberto Fernández, que adelanta la crisis en el sector, que se estimaba para el invierno por el gas.

El faltante de gasoil se debe a 2 problemas: las refinerías argentinas producen menos gasoil que el que se consume y el importado se disparó por las nubes. Pero, ¿cómo resolver la falta de gasoil? ¿Habrá restricción de las exportaciones?

el aumento en naftas y gasoil le dará un impulso más a la inflación, que los consultores estiman en no menos del 35% para este año si es que hay cierta estabilidad cambiaria. Foto: NA.
El tema combustibles viene complicado por la faltante de gasoil que se reveló en el interior del país, con los cupos de 15 a 20 litros, y ahora el Gobierno buscar resolver la situación con varios contrasentidos...

El tema combustibles viene complicado por la faltante de gasoil que se reveló en el interior del país, con los cupos de 15 a 20 litros, y ahora el Gobierno buscar resolver la situación con varios contrasentidos...

En la industria sostienen que el gobierno avanzaría en una restricción de las exportaciones de petróleo con el objetivo de que se procese más gasoil local.

Según afirmaron fuentes de la industria al diario 'Río Negro', se limitarían las exportaciones de la firma Vista, de Miguel Galuccio... Casi un contrasentido no solo porque antes de hacerse una exportación las refinerías tienen prioridad local, sino porque justamente esa empresa produce mayoritariamente shale oil de Vaca Muerta, un petróleo que se sabe no es bueno para producir gasoil.

Ello sin contar que frenar las exportaciones, que generan un leve equilibrio en la balanza energética que este año será deficitaria por el costo de la importación de gas, es otro contrasentido que además dejará menos dólares en el país para apalancar las inversiones.

Y mientras la falta de gasoil pone en jaque al campo, ya en guerra por las retenciones, que podría perder producción y exportaciones, es finalmente la empresa de mayoría estatal YPF la que termina propiciando en buena medida toda esta situación.

En un mercado libre en donde el gobierno no fija los precios, la compañía responde al favor de su 51% de acciones estatales vendiendo los combustibles más de un 30% por debajo del precio internacional.

En este contexto, un freno a la exportación de petróleo terminará no sólo perjudicando al Gobierno sino además dándole un verdadero batacazo de cara a 2023.

Cortes programados de gas y un esquema de autorregulación

En cuanto al gas, una crisis que se anticipa para el invierno desde hace muchos días, el Gobierno estaría negociando con la UIA un esquema "voluntario" para cortes programados del suministro ante la escasez de dólares para la importación.

Cierre de válvulas: Llega el frío y hay menos gas para las industrias.

"Nos estamos preparando para un posible escenario de escasez (de gas). Lo que tenemos que importar de GNL equivalen a construir dos gasoductos. Estamos viendo qué industria puede parar y cuál no", sostienen en el gobierno.

"Se está trabajando en un esquema de autorregulación", indicaron desde Gobierno. Este panorama se dio a conocer el mismo día en que el Ejecutivo presentó el Plan Argentina Productiva 2030, elaborado en el seno del Consejo Económico y Social.

El año pasado, el millón de BTU registró un promedio de US$8. Para enero, ya se había triplicado, situación que empeoró con el estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania. Lo que sucede con el precio internacional del gas es un tema medular, que también impacta en las negociaciones con el FMI El año pasado, el millón de BTU registró un promedio de US$8. Para enero, ya se había triplicado, situación que empeoró con el estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania. Lo que sucede con el precio internacional del gas es un tema medular, que también impacta en las negociaciones con el FMI

La semana pasada, tras la aprobación del acuerdo por parte el directorio del organismo, un funcionario del Banco Central reconoció que ya se había "pactado con el FMI el primero waiver a raíz del alza del precio internacional de la energía", que tendrá una incidencia directa en la cuenta de los subsidios. Es decir, no se podrá cumplir la meta de reducción de las transferencias en el orden del 0,6% del PBI.

Pero el waiver será el menor de los inconvenientes, ya que habrá faltante de gas. "Nos estamos preparando para un posible escenario de escasez. Lo que tenemos que importar de GNL equivalen a construir dos gasoductos. Estamos viendo qué industria puede parar y cuál no", indicaron desde el equipo económico.

Este escenario fue ratificado por José Ignacio De Mendiguren, presidente del BICE y dirigente de la Unión Industrial Argentina.

"No es solo un problema energético nuestro. Lo que se hace es programar y priorizar sectores. Si se puede prever, cada fábrica sabrá cuándo tiene que apagar su caldera para que no lo sorprenda algún corte", manifestó por 'FM La Patriada'.

A su vez, confirmó que la UIA está elaborando una suerte de plan voluntario de posibles cortes para presentarle al Gobierno A su vez, confirmó que la UIA está elaborando una suerte de plan voluntario de posibles cortes para presentarle al Gobierno

En este escenario, el otro problema que parece no encontrar una solución de fondo es la guerra contra inflación y el alza de los precios de los alimentos. Según confían desde el Gobierno, las últimas medidas implementadas, como el Fideicomiso del trigo, solo "morigerarán" el alza de precios. "Nuestro objetivo es que la inflación no se dispare al 60 o 65% y que pueda estabilizarse en los 50 puntos", sostienen desde un sector del equipo económico.

De esa manera habría 2 años consecutivos con una variación de precios por arriba de los 50 puntos, que según el equipo económico, no limitaría ni las inversiones ni la creación de empleo, como ocurrió el año pasado.

pobreza1.jpg
La crisis termina pegando en la inflación, y su punto más delicado: los alimentos.

La crisis termina pegando en la inflación, y su punto más delicado: los alimentos.

Pero no ocurriría los mismo contra de la distribución del ingreso: El INdEC informa hoy los datos de pobreza que darán dura cuenta del complejo escenario social...

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario