ECONOMÍA

UNA LEY QUE DICE BENEFICIAR A INQUILINOS

Un ejercicio para conocer el monto que alcanzaría tu alquiler (para muestra sobra un botón)

La nueva Ley de Alquileres fue planteada para beneficiar a 9 millones de inquilinos, ampliando las opciones de garantía, de años mínimos de contratos, dificultando los desalojos, entre otros. Sin embargo, hay un punto que embarra las intenciones declaradas: el artículo 15 para la actualización del monto a pagar. Un ejercicio práctico, que requiere solo que busques el valor de tu primer contrato y la fecha (si estás hace tiempo en un mismo inmueble) te muestra lo que pagarías hoy según la nueva fórmula. De seguro, te costará encontrar el "beneficio al inquilino"...


La nueva Ley de Alquileres, que logró ser sancionada ayer tras un primer intento fallido la semana pasada, con 41 votos afirmativos, y la ausencia del bloque Juntos por el Cambio, que entrará en vigencia el próximo 30 de septiembre, cuando venza el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 320 dictado por el presidente Alberto Fernández en el que se ordenó la prórroga de contratos, congelamiento de cuotas de renta y prohibición de desalojos, ante la pandemia de coronavirus, reúne claves que impactarán de lleno en el mercado inmobiliario. 

Si bien se habló de que el nuevo esquema de regulación beneficiará a millones de inquilinos, lo cierto es que contiene una fórmula de ajuste del monto del alquiler, que si se aplica a montos para atrás en el tiempo, lleva a resultados que superan hasta el 200% de los valores del mercado.

Así lo advierten los analistas hoy desde 'Twitter' donde denuncian que votaron, sin dudas, a favor de los dueños, y no como se sostiene, a favor de 9 los inquilinos.

Es cierto que extiende el plazo mínimo de los contratos de alquiler de 2 a 3 años, amplía mucho las opciones que se puede presentar como garantía, fija que los gastos de expensas extraordinarios quedan a cargo del propietario, que los ocupantes de la vivienda podrán interrumpir el contrato y abandonarla en forma anticipada sin indemnización, si cumple con un mínimo de 3 meses de aviso previo, entre otros detalles, pero a la hora de definir montos afirma que la actualización anual del precio de todos los contratos (independientemente de su valor), se hará sobre la base de una fórmula de indexación mixta que combina en partes iguales la evolución de la inflación (IPC) y de los salarios (RIPTE).

"El contrato ya no va a decir cuánto vas a pagar cada semestre, porque eso se va a ir calculando a medida que pasan 12 meses", explicó Fernando Muñoz, titular de la Defensoría del Inquilino de la Ciudad de Buenos Aires.

Pero he aquí el dilema, más allá de que las garantías podrán ser calificadas de irrisorias, el desalojo prácticamente e inviable, y otros puntos que puedan llevar a la reducción de la oferta, el efecto contrario del que se busca, si se toman en cuenta contratos pasados, los valores en los alquileres alcanzan sumas enormes. 

Es el ejemplo que pone Claudio Chiarutini en Twitter:

 

 

O el ejercicio muy sencillo que plantea el economista Matías Surt

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario