Leído

SUPERLIGA 2019/2020

Tras el escándalo ante Lanús, Beccacece borró a Pablo Pérez

Mar, 17/09/2019 - 4:32pm
Enviado en:
Por Urgente24

El técnico de Independiente, Sebastián Beccacece, brindó este martes (17/09) una conferencia de prensa en la que dio su versión sobre el escándalo que protagonizó Pablo Pérez en el entretiempo del partido contra Lanús. El plantel tuvo una reunión con el cuerpo técnico antes del entrenamiento y el técnico tomó medidas determinantes. Tal como anunció el propio director técnico en conferencia de prensa, el mediocampista no será convocado a los próximos dos partidos, a modo de “castigo” por la discusión que mantuvieron en el vestuario. “Tuvimos una situación que no correspondía y lo que hicimos fue tomar una determinación como conductores”, explicó. Tras el empate con el ‘Granate’ el mediocampista ingresó al vestuario quejándose, de manera vehemente, por el sistema para marcar y porque sentía que no formaba parte del circuito de juego. “Hubo una discusión como discutimos nosotros en el trabajo todos los días. Es un tema que pasa en todos los vestuarios. Esta vez tuvo una trascendencia muy especial que me llama mucho la atención. Hoy hubo una reunión, Pablo pidió disculpas y sus compañeros las aceptaron. Son momentos de calentura. Esto pasa en todos lados”, reconoció el secretario general de Independiente Héctor ‘Yoyo’ Maldonado. El hombre surgido de Newell's pateó una botella y rompió una de las pizarras que se utilizan para marcar cuestiones tácticas. Beccacece, que entró más tarde, sintió que el jugador le estaba reprochando su autoridad y se lo hizo saber.

El entrenador de Independiente, Sebastián Beccacece, declaró este martes (17/09) que “no se pone plazos” sobre su continuidad en el club y confirmó que el volante Pablo Pérez “no será utilizado en los próximos dos partidos” tras haber tenido un cruce con el jugador en el entretiempo del partido ante Lanús.
Contenido

El empate que protagonizaron Independiente y Lanús 2-2 este último domingo 15/09 en el estadio Libertadores de América que correspondió a la sexta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020 dejó al descubierto la fuerte interna que estalló en el vestuario del ‘Rojo’ que tiene como protagonistas al técnico Sebastián Beccacece, Pablo Pérez y Nicolás Domingo.  

Tal como anunció el propio director técnico en conferencia de prensa, el mediocampista no será convocado a los próximos dos partidos, a modo de “castigo” por la discusión que protagonizaron en el vestuario. “Tuvimos una situación que no correspondía y lo que hicimos fue tomar una determinación como conductores”, explicó.

“Hago lo que corresponde, creo que es lo más justo para todos. El grupo lo entendió así, Pablo lo entendió así y los dirigentes lo entendieron así. Tampoco hay que agrandar demasiado porque el que lo conoce a Pablo sabe que es así”, justificó el DT. 

Dos de los principales referentes del plantel fueron separados por el director técnico Sebastián Beccacece aunque por diferentes motivos.

Uno de ellos es Nicolás Domingo, uno de los futbolistas más queridos entre los simpatizantes del Rojo. El ex River no es del agrado táctico del entrenador, quien decidió jugarse su futuro con “los suyos”. El choque por Copa Argentina ante Defensa y Justicia –se jugaría la próxima semana– asoma en el horizonte como determinante en el futuro del DT: aseguran que podría dar un paso al costado si el resultado no es satisfactorio.

Sin embargo, desde la dirigencia aseguran que no están pensando en culminar el proceso de manera anticipada. “No hay ningún plazo para Beccacece, tiene contrato hasta junio del 2020. Sabemos de la capacidad del entrenador pero sí es cierto que todavía no ha encontrado el equipo”, aseguró el secretario general del club, Héctor ‘Yoyo’ Maldonado, en declaraciones al programa partidario Más Rojo. 

Pero el caso más llamativo es el de Pablo Pérez. Durante el entretiempo ante el Granate, con los de Avellaneda 1 a 0 arriba, el mediocampista ingresó al vestuario quejándose, de manera vehemente, por el sistema para marcar y porque sentía que no formaba parte del circuito de juego.

“Hubo una discusión como discutimos nosotros en el trabajo todos los días. Es un tema que pasa en todos los vestuarios. Esta vez tuvo una trascendencia muy especial que me llama mucho la atención. Hoy hubo una reunión, Pablo pidió disculpas y sus compañeros las aceptaron. Son momentos de calentura. Esto pasa en todos lados”, reconoció Maldonado.

El hombre surgido de Newell's pateó una botella y rompió una de las pizarras que se utilizan para marcar cuestiones tácticas. Beccacece, que entró más tarde, sintió que el jugador le estaba reprochando su autoridad y se lo hizo saber, según una nota publicada en Infobae. 

Ambos tuvieron un fuerte cruce, con intercambios de palabras en un tono elevado aunque la situación no pasó a mayores. No obstante, Pérez salió al campo de juego en el segundo tiempo, e incluso contribuyó en el segundo tanto de Silvio Romero. Luego, ya con el partido 2-2, el técnico lo sacó para disponer del ingreso del colombiano Andrés Roa a los 33 minutos, reveló Infobae.

Pese a que ya habían pasado varias horas, el fastidio no mermó y Beccacece tomó una fuerte decisión: solicitó una reunión con los principales dirigentes (Pablo Moyano y Yoyo Maldonado) para exponer su punto de vista. Por lo pronto, el jugador no volvería a ser parte del proceso del entrenador y, en caso de no modificarse esta situación, podría marcharse a fin de año teniendo en cuenta que hace unos meses fue sondeado desde Newell's, según Infobae.

El altercado interno hizo surgir otros resquemores. Algunos futbolistas como Martín Benítez, Gastón Silva y Fabricio Bustos le habrían deslizado al DT que pretenden jugar en sus posiciones y no rotar más, teniendo en cuenta que es habitual que Beccacece modifique nombres y esquemas incluso durante el trámite del juego.

El Rojo, hasta el momento, no encuentra el rumbo en el semestre. Eliminado de la Copa Sudamericana en cuartos de final ante Independiente del Valle de Ecuador y en el puesto 13 de la Superliga (a 7 del líder Boca), el principal objetivo de la institución pasó a ser la Copa Argentina. 

“Es un loco muy lindo que a veces no controla sus impulsos y sus emociones. Eso generalmente atenta contra una armonía colectiva que es la que yo defiendo”, sostuvo acerca del ex Newell's y Boca. “Tenemos un cariño muy grande con él, hablamos seguido y yo creo que estas cosas nos juntan más”, subrayó el entrenador. 

Todo esto sucede en un momento de resultados adversos para Independiente y de cuestionamientos que crecen a la conducción de Beccacece. Incluso, todo indica que si su equipo no le gana el jueves de la semana que viene a Defensa y Justicia por la Copa Argentina, se marcharía.