Leído

FINAL SUPERCOPA ARGENTINA

Previa violenta: atacaron a piedrazos al micro de Boca en Mendoza

Jue, 02/05/2019 - 9:20pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El micro que transportaba al plantel de Boca Juniors al estadio Malvinas Argentinas de Mendoza para enfrentar a Rosario Central en el partido final de la Supercopa Argentina fue atacado este jueves (02/05) a piedrazos, esta vez, sin tener que lamentar heridos.

En la previa a la final de la Supercopa Argentina que animarán Boca Juniors y Rosario Central, un grupo de barras atacó a piedrazos al micro que transportaba a la delegación boquense al estadio Malvinas Argentinas.
Contenido

La previa a la disputa del partido final de la Supercopa Argentina que animarán Boca Juniors y Rosario Central en el estadio Malvinas Argentinas de la provincia se tiñó de violencia este jueves (02/05) debido a que el micro que trasladaba a la delegación “xeneize” fue atacado a piedrazos. 

Sin embargo, en esta oportunidad, a diferencia de lo ocurrido en la previa de la Superfinal de la Copa Libertadores 2018, no hubo que lamentar heridos y el vehículo no sufrió daños materiales.

Desde la delegación de Boca indicaron que los agresores portaban indumentaria de Rosario Central. El domingo, en ocasión del encuentro entre Godoy Cruz y Boca, también en Mendoza, el micro también fue atacado a piedrazos y hubo rotura de algunos vidrios, pero ninguno de los pasajeros sufrió heridas. 

Esto ocurrió a apenas una semana de que Boca estrene un nuevo ómnibus, que tendrá su chasis blindado para neutralizar, justamente, este tipo de ataques.

Esa decisión de invertir en este tipo de vehículo fue adoptada tras las agresiones que padeció el plantel boquense cuando ingresaba a la zona del estadio Monumental de River Plate en noviembre pasado, cuando debía jugar la segunda final de Copa Libertadores frente al equipo local que finalmente terminó disputándose en el estadio Santiago Bernabéu, propiedad del Real Madrid.

En el bus también se trasladaba el presidente boquense, Daniel Angelici, quien luego se encontró con el máximo directivo de AFA, Claudio Tapia, que ante la consulta de la prensa manifestó desconocer que el transporte “xeneize” hubiese sido atacado por parciales centralistas.

“Al llegar al estadio nos tiraron piedras pero no pasó nada porque teníamos a la policía que venía en las motos y por suerte no pasó nada. Está todo bien”, señaló Darío Ebertz, el chofer del micro, que había dejado el hotel a las 18.50 en un clima de total tranquilidad, rodeado de hinchas del club de la ribera que se habían acercado para brindarles su aliento a los futbolistas en la previa de la definición.

“Estuve revisando para ver si había algún vidrio roto, pero por suerte no hubo nada. No tengo palabras con lo que pasa, porque los que van en el micro son seres humanos. Venimos a jugar un partido de fútbol, no es de vida o muerte. Los argentinos estamos mal”, subrayó el Gringo, conductor del autobús, que es el mismo que sufrió la agresión en los alrededores del Monumental el 24 de noviembre de 2018.

El club está trabajando en un micro con los vidrios blindados para prepararse ante situaciones como las que padeció en el umbral del encuentro ante Central, que lamentablemente se están haciendo cotidianas.