Leído

INTERNACIONAL

Pese al rebrote del Covid-19, la UEFA confirmó que en 4 partidos de Champions habrá público

Lun, 19/10/2020 - 6:10pm
Enviado en:
Por Urgente24

Cuatro de los ocho partidos de la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League contarán con público limitado en las tribunas bajo un estricto protocolo de salud aprobado por el Comité Ejecutivo de la UEFA. Después de la prueba hecha en Budapest con la Supercopa, el Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó el 1 de octubre el regreso del público limitado a un 30% de la capacidad respectiva de los estadios, únicamente para aficionados locales, y elaboró un documento con los requisitos mínimos para la asistencia. Antes del primer partido con público, los organizadores deben confirmar a la UEFA que su plan cumple las normativas y con la legislación nacional y local, ya que el organizador del partido es totalmente responsable del cumplimiento de ello.

Cuatro de los ocho partidos de la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League contarán con público limitado en las tribunas bajo un estricto protocolo de salud aprobado por el Comité Ejecutivo de la UEFA.
trofeouefachampionsleague.jpg
Cuatro de los ocho partidos de la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League contarán con público limitado en las tribunas bajo un estricto protocolo de salud aprobado por el Comité Ejecutivo de la UEFA.
Contenido

Europa está sufriendo un rebrote de la pandemia del coronavirus que obligó a restringir las medidas de aislamiento para intentar frenar la curva de contagios. A pesar del fuerte avance del virus Covid-19, cuatro de los ocho partidos de la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League contarán con público limitado en las tribunas bajo un estricto protocolo de salud aprobado por el Comité Ejecutivo de la UEFA.

Zenit-Brujas en Rusia, Dinamo Kiev-Juventus en Ucrania, Rennes-Krasnodar en Francia y Leipzig-Basaksehir en Alemania serán los primeros cuatro partidos de la competencia que contarán con espectadores luego de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Tras superar con éxito la prueba en la final de la Supercopa de Europa del pasado 24 de septiembre en Budapest, con público local e hinchas de Bayern Múnich y de Sevilla, la UEFA autorizó que los clubes anfitriones abran sus estadios para el 30% de la capacidad.

La medida, no obstante, depende de la aprobación de las autoridades sanitarias locales.

Un ejemplo de esto es que Rennes de Francia recibirá a Krasnodar, con cerca de cinco mil hinchas, mientras que en el mismo país Paris Saint Germain jugará a puertas cerradas contra Manchester United.

A su vez, Leipzig había vendido 8.500 entradas para el debut contra Basaksehir de Turquía, pero el departamento de salud solamente permitió el ingreso de 999 espectadores. Frente a ello, el club debió sortear los 999 tickets disponibles entre los compradores.

También habrá hinchas en Kiev, donde Dinamo recibirá a Juventus de Italia, y en San Petersburgo para el partido entre Zenit ante Brujas de Bélgica.

El estricto protocolo de la UEFA consta de seis puntos esenciales:

-Las entradas deberán ser personalizadas y todos los espectadores deberán tener un asiento designado con una distancia de casi cinco metros entre sí.

-Medidas de seguridad e higiene como la toma de temperatura a todos los espectadores.

-Hospitalidad: todos los servicios de venta de comida y bebida deberán tener meses y los empleados que atienden al público deberán utilizar barbijo.

-Movilidad: el club organizador debe tener un plan de regularización de entrada y salida del público.

-Se apela a la responsabilidad del espectador para que se cumpla con el uso del barbijo y para los que tengan síntomas compatibles al Covid-19 no asistan.

Además, en caso de dar positivo luego del evento, deberán dar aviso a las autoridades.

-El club local también deberá armar un plan para evitar que los hinchas sin entradas se reúnan en las inmediaciones del estadio.

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, continúa extendiéndose por el planeta y ya ha infectado a más de 40,2 millones de personas, mientras que la cifra global de decesos se sitúa por encima de 1,1 millones y la de los recuperados supera los 27,5 millones de personas.

El país más afectado es Estados Unidos, con más de 8,1 millones de contagios y más de 219.000 fallecimientos, seguido de India, que supera ya los 7,5 millones de casos y las 114.000 muertes, y de Brasil, que rebasa los 5,2 millones de casos y acumula más de 153.000 decesos. Rusia ha superado los 1,4 millones de contagios, mientras que Argentina, Colombia y España ya exceden los 900.000 infectados; por debajo, Perú, México y Francia sobrepasan los 800.000. España, en concreto, acumula más de 974.000 casos y supera las 33.000 muertes, y es el país de la Unión Europea más afectado por la pandemia.

Como resultado de la expansión del virus, más de la mitad de la población mundial ha sido sometida a algún tipo de confinamiento, se ha impuesto el distanciamiento social y los desplazamientos han quedado paralizados, al igual que la actividad económica, provocando una grave recesión por todo el planeta. 

El foco principal de la pandemia se sitúa en América, donde los contagios siguen creciendo y los fallecidos ya superan los 610.000. Europa, que ya ha sobrepasado los 249.000 muertos, afronta también una segunda ola en el comienzo del otoño que, con España como avanzadilla, se está extendiendo por varios países del continente, obligando a nuevas y severas restricciones en la actividad.