Leído

INGLESES COMPLICADÍSIMOS

Messi se llevó los aplausos pero el que desequilibró fue Jordi Alba

Jue, 02/05/2019 - 11:50am
Enviado en:
Por Urgente24

Hasta la prensa española esperaba que Barcelona FC vs. Liverpool fuese un partido mucho màs complicado que el que finalmente resultó: 1er. tiempo intenso del club local, que logró embocar un gol; y 2do. tiempo de gran dominio de pelota de los ingleses quien no lograron concretar su superioridad y encima recibieron 2 goles más del visitante. La especulaciones acerca de las instrucciones del entrenador Jurgen Klopp a Mo Salah sobre sus líneas de batalla, resultaron inútiles.

Contenido

"El Liverpool es el peor rival que el Barca podría enfrentar debido a su estilo físico de fútbol, que es formidable. Es como encontrarse con un grupo de bestias salvajes, algo que el Barca tendrá problemas para domar. El Real Madrid ganó la final de la Liga de Campeones la temporada pasada porque el Liverpool no tenía experiencia, ni pragmatismo, ni defensa. ¿Quién podría olvidar a Loris Karius? Hoy el Liverpool tiene un portero contra el que Messi no ha marcado y un excepcional defensa central en Van Dijk, por lo que las condiciones son muy diferentes. El Liverpool ha aprendido del pasado".
Ramón Besa
periodista de El País. .


"El jugador más importante que tiene el Liverpool es su entrenador. Klopp, quien llegó a Liverpool después de un par de años luchando con Pep Guardiola en la Bundesliga, uno en Dortmund y el otro en el Bayern, siempre tiene equipos muy intensos, muy competitivos. En Liverpool, tiene jugadores que pueden jugar muy directamente, que son rápidos en el contraataque, que obligan a la oposición a concentrarse por cada segundo".
Miguel Rico
periodista de Mundo Deportivo


La preparación del Liverpool para su partido de semifinal de la Liga de Campeones en el Camp Nou habrá abarcado todo tipo de discusiones estratégicas sobre la contención de Lionel Messi, Luis Suárez y Philippe Coutinho, pero nadie sospechaba del lateral izquierdo.

Son tiempos en que los defensores laterales son tan importantes en la defensa como en el ataque, y por ese motivo son jugadores polifuncionales.

Jordi Alba tiene experiencia en ese lugar. Y contra el Liverpool ofreció una clase magistral de un maestro moderno de la posición.

Lionel Messi se llevó todas las felicitaciones pero quien sabe ver fútbol encontrará que el factor desequilibrante fue Alba.

En ambos equipos prevaleció la formación 4-4-2 (raro en el Liverpool, que habitualmente juega 4-3-3), y por momentos 4-5-1, con Sadio Mane moviéndose hacia el ala izquierda.

Barcelona atacó con 4-3-3 pero se defendió con 4-4-2. Suárez lideró la línea, Messi jugó suelto, y Coutinho jugó a la izquierda, bajando a marcar.

Arturo Vidal jugó en el ala derecha para asegurar su flanco derecho contra Mane y Andrew Robertson. Gran ganador de pelotas, Vidal fue clave: Lionel Messi perdió la pelota 16 veces en el 1er. tiempo, pero Vidal podía recuperarla rápidamente.

Cuando Messi estaba cerca de Suárez, Coutinho se mantenía a la izquierda, pareciéndose a 4-3-3. Sin embargo, cuando Messi se ubicaba sobre el lateral, Coutinho iba como centrodelantero, lo que atrajo al lateral derecho del Liverpoolo hacia adentro para mantener una línea defensiva cerrada pero así liberaba espacio para que Alba atacara.

Esto fue clave en el desarrollo del partido. Barcelona concentró el 41,5% de sus ataques en el lado izquierdo.

Pique podía cambiar la jugada ubicando la pelota hacia el lateral y Barcelona ya estaba en ataque. 

Cuando la pelota estaba en el lateral izquierdo, Suárez y Coutinho iban frontalmente contra la defensa, intentando superar la trampa del fuera de juego mientras Messi se ubica detrás de ellos. Alba jugó con ellos para ir como un extremo en esos desplazamientos.

La combinación de Alba y Coutinho causó problemas durante los 45' iniciales al Liverpool y creó el 1 a 0. 

El Liverpool corrigió esta situación en los 45' finales. 

Mo Salah trató de mantenerse entre Alba y la pelota. El Barcelona FC no empujó tanto hacia adelante, esperando para el contraataque, y enfrentó el peligro con relativa facilidad.

Muy interesante lo de Alistair Tweedale en  el diario The Telegraph, de Londres:

"Dos equipos ingleses. Dos semifinales de la Liga de Campeones. Dos derrotas.

Se suponía que iba a ser el año en que la Premier League flexionara sus músculos en Europa una vez más, pero después de las pérdidas en la primera etapa, parece que la final será disputada por el Ajax y el Barcelona FC.

Entonces, ¿qué fue lo que salió mal para Tottenham en su derrota ante el Ajax y el Liverpool en el Nou Camp, y qué esperanza hay de que veamos a un finalista de la Copa de Europa inglesa en el centro de Madrid el próximo mes?

Tanto Jurgen Klopp como Mauricio Pochettino tuvieron sus manos forzadas por lesiones en su selección de equipo, pero aún así había un puñado de grandes jugadores que, mirándolo ahora en retrospectiva, no parecen tan inteligentes."

Enviar al banco a Moussa Sissoko cambió el juego del Tottenham. 

"(...) En los 22 minutos iniciales, el Ajax disparó 5 veces al arco, convirtiendo 1, mientras que los Spurs (así le llaman al equipo inglés) no tuvieron ninguno. Pochettino pasó del 3-5-2 al 4-4-2 con Jan Vertonghen en el lateral izquierdo y Danny Rose trasladado al medio campo.

Donny van de Beek explotó la brecha entre los dos para marcar el gol del juego. Después del cambio de lugar que ordenó Pochettino, el Ajax sólo pateó al arco 1 vez más antes del descanso, mientras que los Spurs tuvieron 4 posibilidades.

El hecho de que Sissoko comenzara en el banco era una clara indicación de que no estaba en forma, pero Pochettino debería haberse quedado con el diamante 4-4-2 que ha favorecido durante gran parte de la temporada" (y no experimentar con el 3-5-2).

En el Nou Camp, la decisión de Klopp de ubicar a Joe Gómez en el lateral derecho fue comprensible dada la amenaza de Jordi Alba, pero Gómez podría haberlo hecho con un poco más de protección.

Cuando Philippe Coutinho flotaba en el campo, Gómez no sabía si ir con él o permanecer en el lateral, y cuando se decidió a perseguir a Coutinho, apareció Alba por fuera. 

Klopp jugó u 4-4-2 para intentar desplazar el centro del campo central, pero sus defensas quedaron demasiado aisladas.

"No sé si podríamos haber jugado ese juego mucho mejor", dijo Klopp luego de la derrota del Barcelona FC. "Estoy muy contento con el rendimiento, pero no tan contento con el resultado. Unos momentos son suficientes para el Barcelona FC".

Apenas 2 momentos fueron suficientes para que Lionel Messi tomara el control de la eliminatoria en una noche en la que las cosas simplemente no caerían a la manera del Liverpool.

Klopp acertó bastante en su plan de juego. Liverpool restringió a Barcelona FC: fue la 5ta. ocasión con menos posesión de la pelota que tuvieron los catalanes en 541 partidos en la Liga de Campeones y la Liga desde agosto de 2008, y tuvieron la ocasión de disparar 15 al arco conta 12 del Barcelona. 

Pero el Liverpool no tuvieron al hombre clave Roberto Firmino cuando Sadio Mane y Mohamed Salah no pudieron encontrar su nivel. Eso no le sucede a Messi.

Volviendo al otro caso, la mala suerte de los Spurs fue que faltaron su máximo goleador Harry Kane, los mediocampistas Harry Winks y Moussa Sissoko, Erik Lamela y Serge Aurier. No puede manejar el tipo de crisis de lesiones que están sufriendo actualmente, mientras que el Ajax estaba casi en su totalidad.

La liga holandesa, además, le concedió al Ajax un fin de semana libre para que no estuviera sobreexigido físicamente, lo que no ocurrió en la liga inglesa. 

Por lo demás, el resultado fue justo.

Ha sido una larga temporada, y las mentes y las piernas cansadas significan que las decisiones en momentos clave no son tan agudas como podrían ser.