Leído

AMISTOSOS FIFA

Golpazo para Scaloni: Se desgarró Di Maria y fue desafectado de la Selección

Mie, 20/03/2019 - 7:10pm
Enviado en:
Por Urgente24

El volante del París Saint Germain, Ángel Di María, quedó desafectado este miércoles (20/03) del seleccionado argentino que dirige Lionel Scaloni de cara a los partidos amistosos FIFA ante Venezuela y Marruecos del próximo 22 y 26 de marzo, respectivamente, a raíz de una lesión muscular. El futbolista del PSG francés, al igual que Lionel Messi, retornaba a la Selección luego de ocho meses. Su último encuentro había sido en la derrota por 4-3 ante Francia por los octavos de final del Mundial de Rusia 2018. Se aguarda por más precisiones acerca de la lesión que sufrió el “Fideo”, quien esperaba con ansias este retorno al combinado que dirige Lionel Scaloni, que disputará los últimos dos amistosos previos a su participación en la Copa América de Brasil que comenzará el 14 de junio.

Ángel Di María quedó desafectado este miércoles (20/03) del seleccionado argentino que dirige Lionel Scaloni de cara a los partidos amistosos FIFA ante Venezuela y Marruecos del próximo 22 y 26 de marzo, respectivamente, a raíz de una lesión muscular.

Contenido

Lionel Scaloni sufrió este miércoles (20/03) un tremendo dolor de cabeza tras la lesión que sufrió el volante del PSG Ángel Di María durante la práctica que lleva a acabo la Selección Argentina para los partidos amistosos FIFA que animará ante Venezuela y Marruecos del próximo 22 y 26 de marzo, respectivamente, a raíz de una lesión muscular. 

 

La cuenta oficial del seleccionado en la red social Twitter confirmó la baja de Di María como consecuencia de una molestia en el recto anterior de la pierna izquierda.

 

El entrenador Scaloni y el cuerpo médico dispusieron que el volante de París Saint Germain de Francia quede al margen de los choques ante Venezuela y Marruecos como preparativos para la Copa América 2019.

 

El futbolista del PSG francés, al igual que Lionel Messi, retornaba a la Selección luego de ocho meses. Su último encuentro había sido en la derrota por 4-3 ante Francia por los octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

 

Se aguarda por más precisiones acerca de la lesión que sufrió el “Fideo”, quien esperaba con ansias este retorno al combinado que dirige Lionel Scaloni, que disputará los últimos dos amistosos previos a su participación en la Copa América de Brasil que comenzará el 14 de junio. 

 

Otra vez, Ángel Di María sufre por una lesión que lo margina de los compromisos con la Selección. Una de las que más padeció fue en el Mundial de Brasil cuando sintió un pinchazo en el muslo derecho en el encuentro frente a Bélgica, en los cuartos de final.

 

Esto le imposibilitó llegar totalmente recuperado a la final con Alemania, pese al gran nivel que venía mostrando. En medio de fuertes rumores sobre supuestos pedidos del Real Madrid, club dueño de su pase por entonces, a al DT Alejandro Sabella para que no lo arriesgara, finalmente el “Fideo” se quedó afuera del encuentro decisivo disputado en el estadio Maracaná. 

 

Una situación similar sufrió en la final de la Copa América 2015. Otra vez el karma de una lesión en un partido decisivo. Argentina perdió por penales con Chile, pero Ángel Di María no llegó a la definición por haber sentido, tras un pique, un pinchazo en su isquiotibial derecho que lo obligó a ser reemplazado por decisión de Gerardo Martino.

 

Un año después, otra lesión que lo desafectó de la Selección. Por la Copa América Centenario de Estados Unidos, Ángel Di María fue reemplazado en el primer tiempo en el encuentro ante Panamá por la fase de grupos a causa de una molestia en el aductor derecho que le impidió jugar los restantes partidos.

 

“Fideo” retornó para la final, nuevamente con Chile, pero duró apenas una hora en cancha por no encontrarse físicamente pleno. Tras un empate sin goles, Argentina volvería a caer por penales ante la selección chilena. 

 

En tanto, la primera vez que el ex delantero de Rosario Central se quedó afuera de una final con la Selección por culpa de una lesión ocurrió en el Mundial Sub 20 de Canadá 2007. Di María era la gran figura del equipo en el encuentro ante Chile por la semifinal, e incluso convirtió un gol, pero en el segundo tiempo pidió el cambio luego de un remate forzado por la marca de Arturo Vidal. De esta modo, se perdió la final que Argentina le ganó a República Checa por 2 a 1. 

 

De esta manera, Lionel Messi quedará no solamente como la figura rutilante del plantel, sino también como el único integrante de la “históricos” porque no fueron convocados el Sergio “Kun” Agüero, Gonzalo Higuaín ni Sergio Romero para estos choques. 

 

En esta nueva etapa, Messi no tendrá a su denominado “Club de Amigos” que integró con Javier Mascherano y el “Kun” Agüero, de la albiceleste en el que siempre se sospechaba que eran convocados sin importar su nivel y le ‘armaban las listas’ al entrenador de turno.

 

El denominado ‘club de amigos’ surgió durante la dirección técnica de Alfio “Coco” Basile luego de que la Argentina perdiera a manos de Brasil la final de la Copa América de Venezuela 2007. 

 

Este certamen, pese a su frustrante final ante un la ‘Verdeamarelha’ que asistió a la cita venezolana sin la totalidad de sus habituales titulares, entre ellos el propio Ronaldinho, fue un mojón para la historia del seleccionado argentino, porque allí se firmó el acta de nacimiento de esta Generación Lio, que comenzó su recorrido de diez años ininterrumpidos con solamente dos de los integrantes que se mantuvieron vigentes en el equipo nacional hasta fines de 2017, y ellos son nada menos que sus líderes, Messi y Mascherano.

 

Las eliminatorias para Sudáfrica 2010 marcaron un camino que en el arranque Basile no imaginaba resultaría tan pero tan azaroso que le impediría concretar su sueño de volver a una Copa del Mundo con el seleccionado de su país.

 

Al cabo de diez partidos obtuvieron 16 puntos, que dejaron a Argentina en el tercer lugar de las eliminatorias, por detrás de Brasil y Paraguay. Esa cosecha dejó a Basile sin su puesto al frente del seleccionado nacional y sin revancha.

 

Por lo tanto, el preparador físico de Basile, Carlos Dibos, había denunciado que “el club de amigos de Messi” había conspirado en contra del cuerpo técnico para que sea echado.  

 

De ahí, Dibos había acusado a éste grupo en que “nosotros por eso nos tuvimos que ir. Y tener que irte por cosas externas al fútbol te hace sufrir”.

 

En ese entonces, Carlos Dibos había disparado que “hay siete u ocho jugadores que cumplieron un ciclo y no pueden sostener el peso de venir”, señalando principalmente a Mascherano de ser “el que entrega las planillas para asociarte al club de amigos”.

 

“No me parece mal que un jugador tenga diálogo con el técnico en cuanto a quién prefiere o elige para tener al lado de él, pero ese jugador tiene que tener personalidad, coraje, valentía, ponerse el equipo al hombro. Ese era Diego Armando Maradona, había chicaneó.

 

La erupción de un volcán de rumores respecto de un complot orquestado por esos bisoños primeros integrantes de la Generación Lio, a los que ya se había incorporado Sergio Agüero –para facilitar el acceso al cargo de Diego Maradona, curiosamente mentor del anterior paso de Basile por Boca Juniors, empezó a erosionar con su lava la credibilidad de estos jóvenes jugadores, y simultáneamente a alimentar ante la opinión pública la leyenda sobre el “club de amigos de Messi” liderado ideológicamente por Mascherano, que se iría devorando, uno a uno, a todos los sucesores del Coco a lo largo de una década, empezando por él mismo, según una nota publicada en el Diario Perfil.

 

“Messi ni hablaba. Lo único que hacía era jugar. En ese momento tenía 20 años, pero ojo que no era que no hablaba porque era el más chico del grupo solamente, sino que no lo hacía porque directamente no quería. Era el más callado de todos. Tenía mucho respeto por los demás muchachos. Demasiado, diría yo. La verdad es que no me lo imagino imponiendo nada a nadie, como se dice cuando se habla de que la Selección se forma con su ‘club de amigos’. Y yo, que lo conozco bien a Martino, tampoco puedo creer que le impusiera nada. Justo al Tata le va a hacer algo así”, había descrito el Coco cuando había llegado el momento de referirse a Messi.

 

“También se menciona a Mascherano como el cerebro de ese club de amigos, pero así como digo que Messi es un buen pibe, de Masche debo decir que es un chico que juega más por su inteligencia que por sus condiciones. Eso sí, a partir de la cabeza que tiene es que llegó a convertirse en un gran jugador, porque es un tipo ganador mil por mil”, había aclarado.

“Lo que pasó con Messi cuando estuvo conmigo fue que hacía todo bien, pero de tan crack que era. Ahora, tácticamente no sabía nada. Le decías algo, le dabas alguna instrucción, y te hacía todo al revés. Por ejemplo, al principio, yo le decía que se parara detrás del cinco rival y que encarara mano a mano al marcador central de ellos. Pero no había caso. Al ratito de indicarle eso, lo veías parado en la punta, como wing derecho, pero de golpe le caía una pelota, se limpiaba a tres en velocidad y te ganaba el partido solo. Entonces, ¿qué le ibas a reprochar? No podías decirle nada. Solamente aplaudirlo”, había reconocido el Coco con un dejo de devoción futbolera. Y había finalizado: “Por eso, yo, cada vez que tengo que definir a Messi, digo que es un extraterrestre. Aunque la mejor definición que le cabe a ese pibe es que como futbolista es un hijo de puta. Un hijo de puta”.