Leído

MERCADO DE PASES

Festeja el ‘Barsa’: la FIFA fijará el precio por Neymar en 2020 para irse del PSG

Mar, 03/09/2019 - 5:21pm
Enviado en:
Por Urgente24

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) anunció este martes (03/09) que fijará el precio del contrato del delantero brasileño Neymar Jr. para 2020 y facilitará su salida del París Saint-Germain de Francia. Según la prensa española, esto le permitiría salir de París con una indemnización de 170 millones. Neymar da Silva, nombre propio en la rumorología del ya terminado mercado de pases europeo de 2019, no ha podido cumplir su voluntad de regresar al Barcelona por las altas pretensiones del club de la capital francesa. Sin embargo, pese a no tener una cláusula de salida en su contrato, el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA le permitiría salir del Parque de los Príncipes por un precio cercano a los 170 millones. Cabe recordar que Neymar no se apartaba de sus serías intenciones de regresar al Barcelona lo que derivó en tensas negociaciones con su actual club, el París Saint Germain. El brasileño le ha dejado claro tanto a Al-Khelaifi como a Leonardo de Araujo que no quiere volver a vestir la camiseta del PSG.

La FIFA fijará el precio por Neymar en 2020 tras la imposibilidad de salir del París Saint-Germain de Francia.
Contenido

Tras varias idas y vueltas, el delantero brasileño Neymar Jr. permanecerá en esta temporada en el París Saint-Germain. Barcelona, Real Madrid y Juventus son algunos de los clubes que intentaron contratarlo, pero ninguna oferta fue suficiente. 

Dentro de un año, todo será diferente para el brasileño, que deseaba una salida de la institución parisina. Resulta que existe una cláusula de la FIFA que lo beneficia y podría facilitar su llegada a otra institución. 

Neymar firmó con el PSG en 2017 sin fijar una cláusula de rescisión. El Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA indica que una vez superado los tres años de contrato, sin que se haya renovado, el futbolista puede abandonar la institución siempre y cuando se pague una indemnización. 

Se trata de un mecanismo que permite cambiar de aires a los futbolistas que alcanzan los tres años o los tres ejercicios en un mismo club, algo que sucederá con el de Mogi das Cruzes al terminar la presente campaña. La cantidad se calcula en base a su precio de llegada y la amortización del jugador, entre otros apartados. 

De este modo, si el Barcelona quiere atacar en el próximo verano lo tendrá más sencillo, puesto que su balance empezará de cero y no tendrá que negociar con el Paris Saint Germain. No obstante, también es cierto que Neymar da Silva tendrá un año más, habiendo alcanzado los 28 por entonces, con lo que se tendrá que valorar si vale la pena acometer una operación de dicha talla.

Neymar le ha dejado claro tanto a Nasser Al-Khelaifi como a Leonardo de Araujo que no quiere volver a vestir la camiseta del PSG. El presidente del campeón de la Ligue 1 entreabrió la puerta de salida, al afirmar que el que no estuviera contento podía hablar con el club. Después, el nuevo Director Deportivo, ha afirmado: “Está claro para todo el mundo que se quiere ir”. Y, por primera vez, reconoce que puede dejar el club: “Neymar se puede ir, pero con una oferta financiera que nos convenga”.

Joseph Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, fue claro el martes 09/07 en la presentación de Neto: “Lo que dije el viernes (“no hay caso porque el PSG no quiere vender”), vale para hoy. Todo sigue igual”. Incluso tras decir Leonardo de Araujo, director deportivo del PSG, que había habido “contactos superficiales con el Barça”. Desde el Camp Nou sigue llegando lo mismo. Solo sería factible el fichaje si hubiera un trueque con jugadores que el Barça valorara como máximo en 170 millones de euros. Por ejemplo, Coutinho más Samuel Umtiti o Ivan Rakitić o bien solo Ousmane Dembélé. Y el extremo francés es hoy intransferible.

La institución parisina, consciente de que Neymar quiere dejar el club, se ha puesto manos a la obra. En primera instancia, tasó al jugador en 300 millones de euros. Pero luego ha rebajado sus pretensiones. Hasta 222 millones de euros, o en su defecto, entre 130 y 150 millones de euros más jugadores.

De acuerdo al diario Marca, Al Khelaifi, presidente del PSG, ha ofrecido al Real Madrid el traspaso de Neymar hasta en dos ocasiones. Pero llegó tarde, en un momento en el que el presidente Florentino Pérez ya había adelantado la planificación de la temporada actual. Habiendo incorporado a 5 jugadores: Luka Jović, Eden Hazard, Éder Militão, Ferland Mendy y Rodrygo Goes. Aunque éste último fue fichado el mercado pases pasado y luego cedido.

Aunque el pulso con el PSG por Neymar fue demasiado extenso, la resolución del caso Antoine Griezmann fue rápida. Siendo conscientes de cuánto costaría sacar al brasileño del Parque de los Príncipes, la posibilidad de solucionar otro refuerzo de nivel top –en enero se anunció a Frenkie de Jong– se vió con buenos ojos en la cúpula blaugrana, que está vez ha sido más sigilosa y menos confiada en sus movimientos, escarmentada por la resolución del año pasado cuando el 7 jugó a dos bandas y prefirió quedarse para intentar ganar la Champions en el Wanda, publicó el diario El Confidencial.

En cuanto el futbolista abone en la sede de LaLiga el dinero, comprará su libertad sin que los colchoneros tengan margen de reacción ni derecho de tanteo. Es más, hace tiempo que en el club rojiblanco saben que el francés, que ha ganado en el Atlético una Europa League, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España, se irá. El propio jugador lo comunicó en un vídeo en las redes sociales tras hablar con Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín. “Desde marzo tengo muy claro dónde jugará Griezmann. Jugará en el Barcelona”, declaró éste último semanas atrás, reprodujo El Confidencial.

La segunda es que 120 millones, precio fijo, sin variables, es un montante asumible para un crack mundial en el mercado de fichajes actual, aunque sean 20 millones más de desembolso por un jugador un año mayor (27 entonces por 28 ahora) que el verano pasado. Es un valor similar al que el Barça pagó en el 2017 por Dembélé, de lo que costó hace un año Cristiano Ronaldo (que tenía 32 años) al Juventus y del que ha pagado hace muy poco el Real Madrid por Hazard, reveló El Confidencial.

Más costoso será levantar la imagen del delantero galo entre la hinchada “Culé” después de forzar la negociación de la temporada pasada. Todo se resume en que Ernesto Valverde, el entrenador, es su principal padrino en el Barcelona. Al técnico le encanta su conocimiento y su rendimiento en el campeonato español, donde ha marcado 133 goles. Esta sería su décima temporada en Primera, tras cuatro en la Real, que se llevará 25 millones, y cinco de colchonero, según ese medio.

Por consiguiente, el “Barsa” confirmó la contratación del holandés Frenkie de Jong, procedente del Ajax de Ámsterdam por la suma de 75 millones de euros más 11 millones en variables. El joven talento holandés firmó un contrato con el Barça de cinco temporadas, hasta el curso 2023/2024.

El Barcelona lo define como “un centrocampista polivalente, diestro y hábil en el uno contra uno, puede jugar tanto de pivote defensivo como de centrocampista o mediapunta”. Por lo tanto, destaca “su visión de juego y eficacia en los pases, lo que le permite ser una figura clave a la hora de crear juego”.

De Jong era pieza muy codiciada por otros grandes del fútbol mundial, y de hecho el PSG estaba muy cerca de cerrar su contratación, aunque el equipo parisino se ha bajado finalmente de la subasta y el club catalán logró su contratación.

De esta forma, el pase del brasileño no sería prioridad para la institución “blaugrana” aunque no extrañaría que la renuncia del vicepresidente del “Barsa” Jordi Mestre tenga que ver con el caso Neymar.

Mestre es el cuarto vicepresidente que presenta su dimisión de la directiva del Barcelona en los últimos dos años y medio, aunque los motivos han sido siempre diversos.

La primera en hacerlo fue Susana Monje, que era la máxima responsable de la economía del Barça. Monje aludió oficialmente “motivos personales” para justificar su salida. Necesitaba tiempo para ocuparse de su holding empresarial Grupo Essentium, que atravesaba un momento complicado, según el diario El Confidencial.

Poco menos de un año más tarde, el 2 de octubre del 2017, se despedía Carles Vilarrubí, que era el encargado de las relaciones institucionales del club. En este caso, el motivo no fue otro que las enormes discrepancias de Vilarrubí con la postura que tomó el Barça tras el referéndum que hubo en Catalunya el 1 de octubre, no suspendiendo el Barça-Las Palmas de Liga ese mismo día. Con él se fue el directivo Jordi Monés.

En julio del año pasado, era Manel Arroyo, responsable del área de marketing y comunicación, el que decidía dar un paso al lado. La apretada agenda profesional de Arroyo, máximo responsable de Dorna, fue la causa.

En consecuencia, en las oficinas del estadio Santiago Bernabéu mantuvieron la calma y no hicieron movimientos que pudieran enojar al París Saint-Germain. La idea del club era dirigirse de manera oficial a los parisinos sin realizar intromisiones con el jugador a la espalda. El PSG amenazó con denunciar al Madrid el pasado verano europeo. Florentino Pérez avanzó para intentar que el crack brasileño terminara vestido de blanco la próxima campaña.