• Argentina, Paraguay, Copa América Brasil 2019
Leído

COPA AMÉRICA BRASIL 2019

El VAR y el penal atajado por Armani salvaron a Scaloni de otra caída

Jue, 20/06/2019 - 8:32am
Enviado en:
Por Urgente24

Argentina empató este miércoles (19/06) 1-1 con Paraguay con gol convertido en el primer tiempo por Richard Sánchez, a los 36’ (Paraguay) y en la segunda mitad anotó Lionel Messi, de penal, a los 11’ (Argentina) por el partido que correspondió a la segunda fecha del Grupo B de la Copa América de Brasil 2019. La igualdad para los albicelestes todavía sigue generando demasiadas incógnitas debido a que jugó de la misma manera que lo hizo frente a Colombia. A pesar de los cambios, Argentina sigue demostrando que no tiene juego, variantes y deja al descubierto mucha cantidad de problemas en la defensa. Hasta ahora, no se pudo vislumbrar la magia de Messi y el ingreso de Sergio Agüero en la segunda parte no fueron para nada suficientes para cara al encuentro frente a Qatar. Además, Argentina siguió acarreando los mismos problemas de generación de juego y recuperación de pelota sumados al grave error del técnico Lionel Scaloni que en el segundo tiempo sacó de la cancha a Lautaro Martínez y puso a Ángel Di María justo en el momento en que la albiceleste tenía argumentos para ganar el encuentro.

El arquero de Argentina, Franco Armani, hace gestos junto a sus compañeros de equipo, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Rodrigo De Paul, luego de detener un penal a Paraguay ejecutado por Derlis Gonzalez durante el partido que correspondió a la segunda fecha del Grupo B de la Copa América Brasil 2019 disputado en el estadio Mineirao en Belo Horizonte.
Contenido

“Sabor a nada”, tal el título de una canción compuesta por Palito Ortega en la década del ’60 y esto ilustra lo hecho por Argentina este miércoles (19/06) por la noche frente a Paraguay que empató 1-1 en el partido que correspondió a la segunda fecha del Grupo B de la Copa América Brasil 2019. 

 

Frente a los guaraníes, la albiceleste brindó otra actuación decepcionante y repitió lo hecho en la caída frente a Colombia este último fin de semana. Argentina no encuentra el rendimiento ideal y un sello que la identifique. Estas dos últimas dos actuaciones de los de Lionel Scaloni dejaron en evidencia a un equipo que juega muy desordenado, no tiene juego, no recupera bien la pelota y su defensa tiene errores garrafales.  

 

Para intentar, aunque sea, dar una imagen opuesta a lo mostrado frente a los “cafeteros”, Argentina en los primeros minutos de la etapa inicial, tuvo más decisión con movimientos desde el medio de Germán Pezzella y Roberto Pereyra pero se sentía incómodo por el juego aéreo de Paraguay.

 

De ahí, el seleccionado guaraní mostró mucha rapidez en las jugadas individuales por la presión que le imprimieron Miguel Almirón, Federico Santander y Derlis González. Esos pocos recursos ofensivos, les permitieron a los guaraníes golpear en el momento justo de la mano de Richard González, que a los 36’, asestó el 1-0 para los dirigidos por Eduardo Berizzo.  

 

No obstante, en la segunda parte, Paraguay utilizó el mismo libreto de la primera parte y golpeó de entrada pero a los 11’, Argentina se sintió aliviada por el gol de penal de Lionel Messi que puso el marcador 1-1 luego de que el árbitro brasileño Wilton Sampaio recurriera al VAR tras una mano de Iván Piris que fue acreedor de la tarjeta amarilla. 

 

La igualdad a Argentina le dio reacción en ataque luego del ingreso de Sergio “Kun” Agüero en lugar de Roberto Pereyra. El ingreso del “Kun” le dio un poco más de intensidad a las acciones para poder ayudar a Messi en la generación de ataque. No obstante, los de Scaloni sintieron que el empate corría serio peligro con una dura falta que Nicolás Otamendi le propinó a Derlis González dentro del área por lo que el árbitro Sampaio sancionó el penal para Paraguay que detuvo el arquero Franco Armani a Derlis González. La intervención del hombre de River salvó a los de Scaloni de otra caída segura. 

 

No todo terminó allí, porque Scaloni cometió un grosero error de sacar a Lautaro Martínez y poner en cancha a Ángel Di María justo en el momento en que Argentina tenía argumentos de poder ganar el partido. Por lo tanto, la albiceleste no pudo perforar la muralla defensiva paraguayos con los desbordes Rodrigo De Paul y a un Messi que se sentía demasiado limitado al igual que Agüero que tampoco nada pudo hacer. 

Argentina volvió a decepcionar, sigue sin dar respuestas y el juego sigue sin aparecer. Ahora, la albiceleste tendrá la obligación de ganarle a Qatar el próximo domingo (23/06), a las 16:00. Ya no hay margen de error, no hay más excusas, hay que ganar o ganar.