Leído

SUPERLIGA 2019/2020

Con polémicas y expulsiones, Gimnasia volvió a perder, Maradona explotó contra el árbitro

Mar, 24/09/2019 - 12:53am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Diego Armando Maradona sufrió este lunes (23/09) su segunda caída al frente de Gimnasia y Esgrima de la Plata 2-1 frente a Talleres de Córdoba en el estadio Mario Alberto Kempes con gol convertido en el primer tiempo por Jonathan Menéndez, a los 10’ (Talleres) y en la segunda mitad anotaron Manuel Guanini, a los 2’ (Gimnasia) y Dayro Moreno, de penal, a los 21’ (Talleres) por el partido que correspondió al cierre de la séptima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020. El encuentro estuvo signado por la polémica debido a que el árbitro Hernán Mástrangelo cobró un penal inexistente para el ‘Tallarín’ y mal expulsó a Andrés Cubas. En el final, Maradona cargó duro contra el árbitro en que “a Mastrangelo no se le puede decir nada. Es malo, nació malo y va a morir malo”.

El director técnico de Gimnasia de La Plata, Diego Armando Maradona, durante el partido frente a Talleres de Córdoba, valido por la séptima fecha del la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020, jugado en el estadio Mario Kempes.
Contenido

En una noche cordobesa muy calurosa en el estadio Mario Alberto Kempes, Gimnasia y Esgrima de la Plata con Diego Armando Maradona como DT sufrió este lunes (23/09) un nuevo traspié, esta vez, frente a Talleres de Córdoba 2-1 por el partido que correspondió al cierre de la séptima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020. 

Con este resultado, el ‘Lobo’ sumó su sexta caída consecutiva, está último en la tabla de posiciones y en la tabla de promedios se encuentra en el lote de los equipos que actualmente pierden la categoría, a muchos puntos de distancia de la línea que los se emparente con una virtual salvación. El enfrentamiento frente a la ‘T’ tuvo un tinte emocional con la presencia de Maradona en el banco de suplentes. Es que Pelusa generó una revolución con su retorno al fútbol argentino, pero no pudo protagonizar un buen debut (perdió como local la semana pasada ante Racing), sin embargo, cayó ante el ‘Tallarín’ que acumuló su cuarto éxito seguido, sumó 16 puntos y quedó a una unidad de diferencia del líder Boca con 17. 

Por otra parte, la entidad de La Plata inició el semestre con una igualdad ante Lanús y a partir de ese encuentro sólo juntó frustraciones. La crisis deportiva es tan grande que se encuentra a 10 unidades de diferencia de Patronato, el primero en “zafar” de los puestos condenatorios, por lo que tiene la imperioso necesidad de sumar en los próximos partidos. 

En tanto, en el ‘Tallarín’ reina la tranquilidad, no sólo porque goza de un gran presente en la Superliga, sino también porque viene de eliminar a Banfield en la Copa Argentina y también sueña con seguir dándole pelea a los equipos grandes.  

El encuentro estuvo signado por la polémica debido a que el árbitro Hernán Mástrangelo cobró un penal inexistente para Talleres y mal expulsó a Andrés Cubas. En el final, Maradona cargó duro contra el árbitro en que “a Mastrangelo no se le puede decir nada. Es malo, nació malo y va a morir malo”.

Para este compromiso, la ‘T’ plantó en cancha el rígido esquema 4-3-3 mientras que el ‘Lobo’ usó el dibujo táctico 4-4-2. Con estos dos planteos, el ‘Tripero’ sorprendió con un tiro libre ejecutado por Matías García que no llevó peligro a la valla defendida por Guido Herrera. Por otro lado, el ‘Tallarín’ salió de contragolpe, por parte de Franco Fragapane que descargó un derechazo cruzado que motivó la intervención del arquero Alexis Martín Arías. De manera momentánea, Gimnasia se dedicó a presionar y neutralizar a Talleres pese a tener una defensa débil que dio enormes ventajas a su adversario. 

No obstante, a los 10’ Jonathan Menéndez convirtió el 1-0 para la ‘T’ tras recibir una asistencia de Tomás Pochettino y una triangulación de Fragapane. A partir de ahí, Talleres le imprimió intensidad a las acciones, velocidad y precisión desde los tres cuartos de cancha hacía adelante. Por eso, el partido estuvo muy cortado y friccionado desde el medio aunque el ‘Lobo’, en el medio, presionó al ‘Tallarín’ que tuvo buenos desmarques y generó peligro por las bandas. 

Con el correr de los minutos, el cuadro cordobés jugó prolijo, ordenado y dinámico. Por lo tanto, Menéndez, Nahuel Bustos y Leonardo Godoy pusieron en peligro el arco defendido por Arías. En el cierre de la etapa inicial, Horacio Tijanovich, en dos ocasiones, estuvo apunto de convertir el empate. 

Ni bien se puso en marcha la segunda mitad, Manuel Guanini asestó el empate 1-1, a los 2’, con un cabezazo que forzó la espectacular ‘volada’ del arquero Herrera. Con la igualdad, el partido se encendió con las embestidas de Bustos y Pochettino.

En cambio, el cuadro platense presionó con Víctor Hugo Ayala mientras que el equipo cordobés apostó a los contragolpes con las corridas de Bustos, Menéndez y Matías García lanzó  un fuerte remate que pasó por arriba del arco de Darío Herrera. 

Por consiguiente, Gimnasia tuvo iniciativa y Talleres fue efectivo con los contraataques; a los 29’, explotó la polémica con un penal inexistente que sancionó el Mástrangelo y que Dayro Moreno cambió por gol y anotó el 2-1 para los cordobeses; pero las polémicas no iban a terminar ahí, porque el colegiado mal expulsó a Andrés Cubas por una falta contra Brahian Alemán y luego Matías García recibió la tarjeta roja por propinarle una grosera falta a Jonathan Menéndez. 

En el tiempo adicionado, Moreno desperdició la oportunidad de liquidar la historia pero su remate pegó en el palo izquierdo de Arías.

Finalmente, Talleres celebró una nueva victoria ante Gimnasia que dio pelea hasta el final y el próximo domingo (29/09) tendrá una visita muy complicada a Independiente en Avellaneda.

Una vez finalizado el partido, Diego no se quedó callado: “Me voy con amargura. Nos cobraron ese penal, siempre hay suspicacias. Eso no me gusta, me gusta que dirijan bien para los dos. Mastrángelo nació malo, sigue malo y va a morir malo. Todos los roces eran para Talleres, así no se puede jugar. Talleres es un buen adversario, lástima el árbitro que se entromete entre dos equipos que quieren jugar al fútbol”, inició su relato. Y agregó: “No nos podemos relajar porque queda mucho, tenemos que seguir trabajando para mejorar”, cerró.