Leído

MERCADO DE PASES

Con la pelea Barsa-PSG de fondo, otro “trueque” que se habla en el Real Madrid entre Bale-Neymar

Dom, 21/07/2019 - 9:57pm
Enviado en:
Por Urgente24

El delantero brasileño Neymar Jr. no quiere continuar en el París Saint Germain y mantiene sus intenciones de volver al Barcelona. En medio de estas negociaciones, el Real Madrid negocia la salida del galés Gareth Bale. Dos de las grandes estrellas del fútbol europeo posiblemente cambien de club en este mercado de pases, y ante esta posibilidad, en las últimas horas surgió la posibilidad de que franceses y españoles hagan un cambio en el que ambos clubes podrían verse beneficiados. De acuerdo a The Independent, el PSG discute un acuerdo de intercambio por Gareth Bale, mientras Neymar presiona para que el Real Madrid dé un paso adelante. El brasileño, que estuvo a un paso de ser jugador blanco en el pasado, cubriría el hueco mediático dejado por Cristiano Ronaldo. El Real Madrid tiene un problema en el vestuario: Gareth Bale; y el PSG, a su vez, tiene otro: Neymar Jr. Zidane no cuenta con el extremo galés, que acaba de cumplir 30 años. Incluso lo ha dejado en la platea en el amistoso contra el Bayern. Mientras que el brasileño, a sus 27 años, quiere dejar la Ligue 1 y volver a LaLiga. Ante esta situación, el presidente del PSG Al-Khelaifi, por más que su relación con el futbolista brasileño se encuentre en la cuerda floja hace tiempo, no piensa desligarse de Neymar tan fácil y rechazó una anterior oferta hecha por el Barsa. El jeque no está interesado en los jugadores y quiere recuperar la inversión de 222 millones que hizo hace dos años. De todas maneras, Neymar está convencido de que su etapa en el club parisino llegó a su fin: el lunes se reunió con Leonardo, director deportivo del PSG, y fue tajante con sus dichos: “Te confirmo que quiero irme”.

Neymar sigue peleando para irse del París Saint Germain y el Real Madrid ya habla de un “trueque” entre el brasileño y el galés Gareth Bale.
Contenido

La eterna novela del mercado de pases europeo que protagoniza el delantero brasileño Neymar Jr, que presiona para irse del París Saint Germain y regresar al Barcelona, escribió otro nuevo capítulo este domingo (21/07) debido a que la prensa inglesa habla de un posible “trueque” entre el Real Madrid y el PSG. De acuerdo a The Independent, el PSG discute un acuerdo de intercambio por Gareth Bale, mientras Neymar presiona para que el Real Madrid dé un paso adelante. El brasileño, que estuvo a un paso de ser jugador blanco en el pasado, cubriría el hueco mediático dejado por Cristiano Ronaldo.  

El Real Madrid tiene un problema en el vestuario: Gareth Bale; y el PSG, a su vez, tiene otro: Neymar Jr. Zidane no cuenta con el extremo galés, que acaba de cumplir 30 años. Incluso lo ha dejado en la grada en el amistoso contra el Bayern. Mientras que el brasileño, a sus 27 años, quiere dejar la Ligue 1 y volver a LaLiga.

Neymar Jr. quiere regresar a Barcelona. Aunque no se cierra puertas. Ante las dificultades de volver al Camp Nou, en gran medida por las malas relaciones entre clubes, se le abre la posibilidad de jugar en el Santiago Bernabéu. Llegará a Madrid avalado por figuras de peso del vestuario, como Marcelo. El segundo capitán no ha dudado en señalar que el brasileño es mejor que Hazard, el fichaje estrella de esta temporada.

Personas del entorno de Neymar han estado tratando de forzar un intercambio por Gareth Bale por más dinero, señala el medio británico. En lo que, en la práctica, resolvería el principal problema que tienen en el vestuario ambos clubes.

'The Independent' reveló que una fuente cercana al club francés ha confirmado el interés que podría haber por parte del PSG en la estrella de Gales para impulsar de nuevo su proyecto, sobre todo teniendo en cuenta que los días de Neymar allí parecen estar contados. Por otro lado, afirmó 'The Independent' que el entorno de Neymar ha ofrecido en los últimos días al jugador al Real Madrid debido a que la situación con el Barcelona está en un peligroso punto muerto. 

Hace unas fechas ya se habló de un posible trueque entre el Manchester United y el Real Madrid con Pogba y Bale de por medio. Pero esa operación se desechó al poco tiempo por las altas pretensiones de sueldo de Bale, que en el Madrid cobra 14,5 millones de euros limpios y que en su vuelta a la Premier quería cobrar cerca de 20. Ahora, esta situación entre Neymar y Bale, entre el PSG y el Real Madrid, vuelve a tener sentido.

En medio del “tironeo” entre el PSG y el “Barsa” la dirigencia Culé ya fue advertida por la Hacienda española que tiene un reclamo contra el brasileño por casi 35 millones de euros, por lo que cualquier pago que hiciera el club al jugador, hasta llegar a esa cifra el dinero iría a parar a las cuentas de la Agencia estatal.

Lo mismo sucede con la demanda de casi 30 millones que Neymar le hizo al Barcelona en 2018 por una vieja prima por renovación de contrato: si regresa al conjunto catalán, podría retirar la demanda, pero en caso de seguir adelante y si la resolución es a su favor, el dinero irá a parar para saldar la deuda reclamada por Hacienda.  

Según trascendió, el PSG le entregó al fisco español los contratos del brasileño, pero con las cifras tachadas. Hacienda también solicitó toda la documentación del caso al Juzgado de lo Social número 15 de Barcelona, el que lleva el caso de la disputa entre el Barça y Neymar por las deudas que reclama el brasileño tras su salida del club.

Ya hace tiempo que Hacienda tiene en el punto de mira a los futbolistas. Los casos más sonados han sido los de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, pero en los últimos tiempos han sido muchos los jugadores de renombre que han sido investigados y han tenido que pagar multas millonarias a Hacienda, según lo publicado por Mundo Deportivo.  

Pero los problemas de Neymar no son sólo con el fisco español, puesto que en Brasil hace unos días se conoció que la hacienda brasileña le había bloqueado 36 propiedades, por un valor de casi 16 millones de euros, ya que le está investigado por presunto fraude fiscal. En ese caso, se investiga la prima de 40 millones que cobró cuando fue traspasado del Santos al Barça y que declaró como impuesto de sociedades y no como persona física.

De no pagar lo adeudado, al jugador del PSG podrían embargarle sus propiedades y su situación legal terminaría en los tribunales; por esta razón, el eventual regreso de Neymar al Barcelona podría complicarse.

Con la intención de repatriar a Neymar Jr., el club “Culé” redobló la apuesta y volvió a ofrecer un “trueque” entre Philippe Coutinho, Ousmane Dembele, Ivan Rakitic, Nelson Semedo, y Malcom son 5 de los 6 futbolistas ofrecidos por la dirigencia blaugrana que podrían entrar en el acuerdo.  

La realidad es que no existe una oferta definitiva por parte del Barcelona, sino que son los intermediarios los que intentan encontrar una fórmula que convenza al PSG. Al final, el jugador que tiene la llave para que se pueda realizar la operación es Ousmane Dembélé. El francés será el factor desequilibrante que puede hacer posible la operación Neymar. Y aquí es donde entra el Bayern Munich. 

Se ha hablado mucho de la opción de que Dembélé sea moneda de cambio con Neymar. Pero esta opción no es posible. El PSG no está interesado en un jugador de sus características porque ya tiene a otros similares en su plantel. Además, la relación con Tuchel no es muy buena. No hay que olvidar que el alemán era el técnico del Borussia cuando Dembélé se declaró en rebeldía para fichar precisamente por el Barcelona. No fue una estrategia que sentara bien en el que entonces era su club.

Sin embargo, sí podría abrirse una puerta con el Bayern Munich. El conjunto bávaro quiere un extremo para la próxima temporada. El gran objetivo que se habían marcado era Leroy Sané, jugador del Manchester City con el que Guardiola no contó mucho en el tramo final de la pasada temporada. Las negociaciones entre los dos clubes se han roto y Sané seguirá con total seguridad en Mánchester la próxima campaña.

El Bayern ha admitido que Dembélé es una de las opciones que baraja si el Barcelona decide fichar a Neymar y le abre la puerta. Hasta el momento esto no se ha producido porque el Barcelona sigue declarándolo intransferible. Aseguran que no se vende.

Ya lo hicieron a principio del verano europeo en una reunión que mantuvieron con el agente del jugador. No obstante, entonces no estaba tan claro que la puerta del PSG estaba abierta para una posible salida de Neymar. Y el problema con el que se encuentra el Barcelona es que no tiene tantos jugadores que pueda poner en el mercado.

Coutinho y Malcom podrían ser dos de los que salieran. La mala temporada del primero le ha puesto en el mercado. Si hay una buena oferta no hay duda de que el Barcelona lo venderá. Lo mismo sucede con Malcom. Es un futbolista que no cuenta en exceso para Valverde y si llega una buena oferta podría salir.

Por otra parte, a partir de aquí ya no hay muchas opciones salvo operaciones menores como las de Rafinha o Cucurella. Umtiti no se quiere ir y después de la negativa de De Ligt de fichar por el Barcelona sería un error desprenderse de él porque no está contemplado fichar a otro central. Desde hace tiempo, la dirección deportiva tenía claro que era o De Ligt o nada.

Otra salida de la que se sigue hablando mucho es la de Rakitic. Por otro lado, el croata sigue empeñado en seguir en el Barcelona y no está por la labor de escuchar ofertas. Así que todo hace indicar que la llave para la llegada de Neymar la tiene Dembélé. De él dependerá el posible fichaje.
  
De ahí, una encuesta publicada el jueves 18/07 por la afamada revista France Football reveló que un 64% cree que el PSG no tiene otra salida que separarse de Neymar, el 36% entiende que el club franco-qatarí aún puede explorar otras soluciones.  
 
Para esa revista, la conclusión es que “es difícil imaginar que la estrella brasileña permanezca en la capital con ese salario sin estar totalmente implicado en el proyecto de su club”.  
  
Neymar le ha dejado claro tanto a Al-Khelaifi como a Leonardo que no quiere volver a vestir la camiseta del PSG. El presidente del campeón de la Ligue 1 entreabrió la puerta de salida, al afirmar que el que no estuviera contento podía hablar con el club. Después, el nuevo Director Deportivo, ha afirmado: “está claro para todo el mundo que se quiere ir”. Y, por primera vez, reconoce que puede dejar el club: “Neymar se puede ir, pero con una oferta financiera que nos convenga”.  

La institución parisina, consciente de que Neymar quiere dejar el club, se ha puesto manos a la obra. En primera instancia, tasó al jugador en 300 millones de euros. Aunque luego ha rebajado sus pretensiones. Hasta 222 millones de euros, o en su defecto, entre 130 y 150 millones de euros más jugadores.

De acuerdo a Marca, Nasser Al Khelaifi, presidente del PSG, ha ofrecido al Real Madrid el traspaso de Neymar hasta en dos ocasiones. Pero llega tarde, en un momento en el que Florentino ya ha adelantado la planificación de la temporada que viene. Habiendo incorporado a 5 jugadores: Jovic, Hazard, Militao, Mendy y Rodrygo. Aunque éste último fue fichado el verano pasado y luego cedido.    

Mientras, el pulso con el PSG por Neymar será demasiado extenso, la resolución del caso Antoine Griezmann fue rápida. Siendo conscientes de cuánto costará sacar al brasileño del Parque de los Príncipes, la posibilidad de solucionar otro refuerzo de nivel top –en enero se anunció a Frenkie de Jong– se ve con buenos ojos en la cúpula blaugrana, que está vez ha sido más sigilosa y menos confiada en sus movimientos, escarmentada por la resolución del año pasado cuando el 7 jugó a dos bandas y prefirió quedarse para intentar ganar la Champions en el Wanda, publicó este mismo lunes el diario El Confidencial.  

En cuanto el futbolista abone en la sede de LaLiga el dinero, comprará su libertad sin que los colchoneros tengan margen de reacción ni derecho de tanteo. Es más, hace tiempo que en el club rojiblanco saben que el francés, que ha ganado en el Atlético una Europa League, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España, se irá. El propio jugador lo comunicó en un vídeo en las redes sociales tras hablar con Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín. “Desde marzo tengo muy claro dónde jugará Griezmann. Jugará en el Barcelona”, dijo este último hace tres semanas, reprodujo El Confidencial.

La segunda es que 120 millones, precio fijo, sin variables, es un montante asumible para un crack mundial en el mercado de fichajes actual, aunque sean 20 millones más de desembolso por un jugador un año mayor (27 entonces por 28 ahora) que el verano pasado. Es un valor similar al que el Barça pagó en el 2017 por Dembélé, de lo que costó hace un año Cristiano Ronaldo (que tenía 32 años) al Juventus y del que ha pagado hace muy poco el Real Madrid por Hazard, reveló El Confidencial.  

Más costoso será levantar la imagen del delantero galo entre la hinchada culé después de forzar la negociación de la temporada pasada. Todo se resume en que Ernesto Valverde, el entrenador, es su principal padrino en el Barcelona. Al técnico le encanta su conocimiento y su rendimiento en el campeonato español, donde ha marcado 133 goles. Esta sería su décima temporada en Primera, tras cuatro en la Real, que se llevará 25 millones, y cinco de colchonero, según ese medio.

Por lo tanto, el ‘Barsa’ confirmó la contratación del holandés Frenkie de Jong, procedente del Ajax de Ámsterdam por la suma de 75 millones de euros más 11 millones en variables. El joven talento holandés firmará un contrato con el Barça de cinco temporadas, hasta el curso 2023/2024.

El Barcelona le define como “un centrocampista polivalente, diestro y hábil en el uno contra uno, puede jugar tanto de pivote defensivo como de centrocampista o mediapunta”. Por lo tanto, destaca “su visión de juego y eficacia en los pases, lo que le permite ser una figura clave a la hora de crear juego”.

Frenkie de Jong era pieza muy codiciada por otros grandes del fútbol mundial, y de hecho el PSG estaba muy cerca de cerrar su contratación, aunque el equipo parisino se ha bajado finalmente de la subasta y el club catalán logró su contratación.   

De esta forma, el pase del brasileño no sería prioridad para la institución “Culé” aunque no extrañaría que la renuncia del vicepresidente del Barsa Jordi Mestre tenga que ver con el caso Neymar. 

De hecho, Mestre es el cuarto vicepresidente que presenta su dimisión de la directiva blaugrana en los últimos dos años y medio, aunque los motivos han sido siempre diversos.

La primera en hacerlo fue Susana Monje, que era la máxima responsable de la economía del Barça. Monje aludió oficialmente “motivos personales” para justificar su salida. Necesitaba tiempo para ocuparse de su holding empresarial Grupo Essentium, que atravesaba un momento complicado, según el diario El Confidencial.  

Poco menos de un año más tarde, el 2 de octubre del 2017, se despedía Carles Vilarrubí, que era el encargado de las relaciones institucionales del club. En este caso, el motivo no fue otro que las enormes discrepancias de Vilarrubí con la postura que tomó el Barça tras el referéndum que hubo en Catalunya el 1 de octubre, no suspendiendo el Barça-Las Palmas de Liga ese mismo día. Con él se fue el directivo Jordi Monés.  

En julio del año pasado, era Manel Arroyo, responsable del área de marketing y comunicación, el que decidía dar un paso al lado. La apretada agenda profesional de Arroyo, máximo responsable de Dorna, fue la causa.  

“Neymar, la gran mentira”, tituló el periódico francés L'Equipe, haciendo referencia a la trama secreta sobre los conflictos que tiene el futbolista brasileño con el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaïfi, que estaría dispuesto a desprenderse el jugador por el cual pagó 222 millones de euros en agosto de 2017, el valor de la cláusula de salida que le había establecido su anterior club, el Barcelona, la institución a la cual estaría buscando regresar para jugar la próxima temporada.    

Por consiguiente, L'Equipe de Francia habló de “partida de póker” sobre las negociaciones internas que se llevan adelante entre Neymar y la dirigencia del campeón de la Ligue 1, la Primera División del fútbol galo. En la publicación se establece que, a pesar de los dichos públicos, ambas partes estarían dispuestas a llegar a un acuerdo para separarse y conseguir lo que quiere cada uno.

“Ya no es desvelar un secreto decir que él (Neymar) no es feliz en París", citan en L'Equipe, según fuentes cercanas que pudieron obtener en el círculo íntimo del delantero brasileño. Hace algunas semanas, pero en France Football, otra histórica publicación de Francia, el titular del conjunto parisino fue tajante en relación a los rumores de Neymar y su descontento en el equipo.

"Quiero jugadores dispuestos a dar todo por defender el honor de la camiseta y unirse al proyecto del club. Aquellos que no quieren, o no entienden, nos vemos y lo hablamos. Por supuesto, hay contratos que deben respetarse, pero ahora la prioridad son los miembros totales del proyecto. Nadie lo obligó a firmar aquí. Nadie lo empujó. Vino a sabiendas para unirse a un proyecto", expresó Al-Khelaïfi sobre el caso Neymar.

Otra de las situaciones que subraya la nota del diario francés es la postura "tozuda" del futbolista brasileño para forzar la despedida del PSG para retornar al Barcelona y unirse a Lionel Messi y Luis Suárez, su gran objetivo. Dentro de las contradicciones que muestra el conflicto, L'Equipe distingue como muchos creen que desde el club de París intentan convencer al jugador para que se quede, mientras otros lo incitan a que rompa relaciones para cansar a la dirigencia y lograr su salida.

Una de las razones que podría provocar la continuidad de Neymar en el PSG estaría relacionada al fuerte aporte de dinero que qatarí en la fundación que lleva adelante el jugador en San Pablo y que el Qatar National Bank es patrocinador personal del futbolista.

Posteriormente, la prensa francesa cree que si el caso no se soluciona a la brevedad, Neymar será parte de la pretemporada del equipo que conduce el alemán Thomas Tuchel, ya que no le conviene asumir una postura rebelde y no ausentarse de las prácticas del equipo, algo que ya hizo Adrien Rabiot, lo que provocó la libertad de acción para el futbolista de la selección francesa, que firmó con la Juventus de Italia.  

El costosísimo contrato de Neymar -cobra 36 millones de euros por temporada- sumado a que desde el Barcelona vería con buenos ojos la oportunidad de volver a contar con el brasileño y sumar como parte de pago en el pase entre el conjunto culé y la institución de Francia a Coutinho o Rakitic.