ARCHIVO >

Prost!: En medio de una incertidumbre política, los alemanes brindaron en el Oktoberfest

Como su nombre lo indica, ya ha comenzado en Alemania la tradicional "Fiesta de Octubre" u Oktober Fest que recibió en 2005, en medio de una gran crisis ante la incertidumbre sobre el nombre y partido que gobernará el país, a 6 millones de turistas que brindan con las variedades de cervezas.

La 0ktoberfest de Múnich convocó a 6 millones de visitantes, que a diferencia de años anteriores, ha sido menos agresiva. De todos modos, la cerveza y la comida alemana no faltaron en los abarrotados stand. El número de visitantes fue mayor que en 2004 -5,9 millones-, aunque también en 2005 se prolongó un día más, por coincidir su final con el 3 de octubre, fiesta nacional en Alemania por conmemorarse el Día de la Unidad. El consumo de cerveza, con casi un litro por persona, fue un cinco menor que el pasado año, pero a cambio se asaron y comieron 95 bueyes, en lugar de los 89 caídos en 2004. El alcalde de Múnich, el socialdemócrata Christian Ude, calificó esta "inversión de tendencia" en la correlación entre comida y bebida como una prueba de que la Oktoberfest ha recuperado su carácter de "fiesta para todas las generaciones". Los organizadores intentan que la fiesta comience a perder la reputación de una asistencia embriagada, sino que además intentaron ampliar el espectro a las familias.