Leído

DE GLOBOS AMARILLOS A LUCES AMARILLAS

Ferias y venta callejera hacen crecer la economía... familiar 

Jue, 21/11/2019 - 8:10pm
Enviado en:

Las alarmas del entramado socioeconómico legado por la Administración Macri no sólo suenan por el estado de iliquidez para afrontar pagos de deuda, sino por la situación de emergencia en que se encuentran la seguridad alimentaria, acechada por la pobreza, y ocupacional, debido al desempleo que castiga principalmente a las Pymes, que representan el 85% de la estructura empresarial del país, y a la creciente precarización laboral. El gobierno entrante maneja como hipótesis que 8 millones las personas padecen de déficit nutricional y que hay unos 14 millones de trabajadores con algún tipo de problema laboral. A 1 de cada 3 ya se los ubicaba en el interior de las villas, en los basurales, en la ferias a cielo abierto, en los talleres clandestinos, entre los cartoneros, en los vagones del tren, entre los paños de los manteros, en las estaciones ferroviarias, en las paradas de los motoqueros, en los montes, en las fábricas recuperadas, en las cuadrillas de los programas sociales. Y la proporción de la marginalidad se amplía raudamente en el área metropolitana de Buenos Aires, donde se conformó una enorme economía familiar en la que campea la informalidad. 

En Gran Buenos Aires creció también la cantidad de puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales.
Contenido

La economía familiar, de las ferias del trueque, de la venta callejera, ha vuelto a abrirse paso en las grandes metrópolis como Buenos Aires, a medida que la pérdida de poder adquisitivo de la población deja afuera a buena parte de los consumidores bancarizados que, tarjeta en mano, abrevan en las Pymes barriales, en los centros comerciales o hacen las compras online. 
  
Son cada vez más nutridos y surtidos los espacios que ocupan los trabajadores informales en los mercados que se constituyen en CABA y el conurbano donde oferta y demanda se imbrica los fines de semana en esos reductos a cielo abierto.

La OIT sostiene que el sector informal se caracteriza por la facilidad de acceso, una separación mínima entre trabajo y capital, la utilización intensiva de mano de obra y una mínima división del trabajo.

Todavía en pleno gobierno de CFK, el dirigente social Juan Grabois señalaba que 1 de cada 3 trabajadores activos se desempeña en el interior de las villas, en los basurales, en la ferias a cielo abierto, en los talleres clandestinos, entre los cartoneros, en los vagones del tren, entre los paños de los manteros, en las paradas de los motoqueros, en los montes, en las fábricas recuperadas, en las cuadrillas de los programas sociales. 

En los 4 años de Administración Macri la proporción se agravó y, de acuerdo a un relevamiento de la UCA a mediados de año, ahora sería 1 de cada 2. 

El Centro de Economía Política Argentina atribuye a la pérdida de poder de compra de los salarios y la suba del desempleo el principal motivo por el cual los integrantes de las ferias se volcaron a esta actividad. 

Los investigadores relevaron cuatro ferias populares de la Ciudad y el Gran Buenos Aires, ubicadas en José León Suárez, Parque Patricios, Mataderos y Florencio Varela y resultó ser que el 49% de los encuestados se habían incorporado al espacio de la feria durante los últimos 3 años. 

Esgrimieron como razón central que el dinero no les alcanza; la mayoría busca un segundo trabajo, pero no lo consigue.
 
Las ferias son “una salida para los afectados por la pérdida de empleo y caída de ingresos”, señala el CEPA. 

Otros datos dan cuenta que:

** el 52% de las y los vendedores se volcaron a la feria por la crisis laboral, 
** un 44% para complementar ingresos y el 8% restante porque recientemente se quedaron sin trabajo,
** sólo el 13% respondió que lo hace porque gana bien o le gusta.
** el 45% no tiene otro trabajo, 
** 49 de cada 100 se convirtieron en feriantes después de la asunción del presidente Mauricio Macri, y 
** 31 de cada 100 se sumaron a su feria en el último año.

Mayoría de mujeres en las ferias

En las ferias, la amplia mayoría son mujeres: 69%, en momentos en que las más jóvenes, entre 14 y 29 años, son las más perjudicadas por el desempleo, debido a que duplican el promedio. 

Por su parte, el Observatorio de Comercio y Servicios de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) detectó en las áreas relevadas en la Ciudad de Buenos Aires 689 puestos de venta ilegal callejera durante octubre, lo cual representó una suba de 24,1% en relación a la medición de septiembre de 2019 y un incremento de 2,9% respecto de octubre de 2018.

La actividad concentra en 10 cuadras el 67% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales. Asimismo, cubrieron el 21,3% del total de las cuadras afectada: la avenida Pueyrredón tiene casi el 40%, con 174 stands. De Bartolomé Mitre a Perón se contabilizaron 50 puestos y, en la cuadra siguiente, 41, de acuerdo con la CAC.

El principal centro de comercialización ilegal para esas categorías ha sido Constitución, entre las estaciones y plazas, y avenida Pueyrredón, entre las avenidas y calles.

Indumentaria y calzado es lo que más se vende: el 42,8%. Lo siguen alimentos y bebidas, con el 28,9%. 

En el relevamiento llevado a cabo entre el 1° y el 31 de octubre de 2019, mediante un recorrido de observación de los puestos de comercio ilegal instalados en ambas aceras de las mencionadas avenidas, calles, estaciones, terminales y plazas,  la CAC identificó la avenida Pueyrredón y la estación Retiro como las principales zonas de venta de productos falsificados. “Dentro de Indumentaria y calzado las marcas afectadas fueron Nike y Adidas”, señaló.

En Gran Buenos Aires creció también la cantidad de puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales. La suba en el centro de la ciudad de La Plata llegó al 38,6% respecto al mes anterior, con 226 detectadas. Fue del 5,6% en el año y la estación de tren resultó la más expandida, con 53 puestos. 

“En el mismo lapso, se detectaron 95 puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales relevadas en el centro de la ciudad de Lanús, cabecera del partido homónimo, que representan un alza del 28,4% respecto del año anterior”, detalló el informe.

Áreas relevadas de Moreno registraron un incremento de la actividad informal del 103,2% interanual.

Una modalidad de e-commerce pobre se viene llevando a cabo en el Área Metropolitana Buenos Aires a través de la red social Facebook. Se crearon 48 grupos públicos de compraventa o trueque con más de 1.000 participantes en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano. La mayoría de estos se crearon en 2017, los que más crecieron fueron los utilizados para conseguir alimentos y tenían una importante cantidad de publicaciones diarias.

"Un grupo de San Miguel registró durante este año un crecimiento de 15.000 miembros, llegando a 72 mil y prácticamente la totalidad de los miembros realiza publicaciones mensuales. Durante el último mes hubo 68 mil propuestas de intercambio en este grupo", sostiene.

Se destacaron 4 grupos con más de 10 mil publicaciones durante un solo mes, de acuerdo con el informe liderado por la economista (UBA) Eva Sacco. Entre ellos se encuentran “Tristán Suárez santa marta Canje nuevo y usado x mercadería sin límite”; “TRUEQUE LAFERRERE”; “Trueque Dorrego y alrededores por mercadería o lo que tengan” y “TRUEQUE!! sin dinero solo x alimentos!!”.

También de WhastApp cada integrante sube fotos y notas sobre los productos o servicios que ofrece o demanda. 
Los encuentros de intercambio se realizan o bien de manera privada, en general en lugares concurridos como plazas o estaciones de tren.