Leído

USA 2020

Alcaldes, la clave secreta de Michael Bloomberg

Dom, 15/12/2019 - 7:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

‘Mayors for Mike’ (alcaldes por Mike) es la idea: la fundación Bloomberg Philanthropies ha invertido mucho dinero en capacitar intendentes en un programa que realiza en Harvard, y en subsidiarlos. Sin embargo, hasta ahora pareciera que todavía no son proporcionales las adhesiones. Pero esto recién comienza. The New York Times le echó un ojo al tema.

Contenido

"Michael R. Bloomberg y el alcalde Michael Tubbs, de Stockton (California), parecían un dúo político improbable el miércoles 11/12 mientras se elogiaban mutuamente. Tubbs, un liberal de 29 años es el primer alcalde negro de Stockton, aclamó a Bloomberg como líder "con los recursos, el historial y las relaciones" para derrotar al presidente Donald Trump en 2020. Bloomberg, un multimillonario con ideas de centro, de 77 años, llamó al hombre más joven "mi tipo de alcalde", relataron Alexander Burns, Nicholas Kulish y Shane Goldmacher para The New York Times.

Stockton, cabecera del condado de San Joaquín, es la 13ra. localidad más poblada del estado de California (unas 300.000 personas), bautizada en honor de Robert F. Stockton, militar estadounidense que participó de manera destacada en la conquista de California.

El municipio fue famoso por protagonizar el mayor default financiero municipal de USA, en 2012, recuerda Wikipedia. 

En 2019 inició un experimento para implantar un salario básico universal en la ciudad, que sufría una pobreza severa.

El Sr. Tubbs se graduó en 2018 en un programa de capacitación para alcaldes que el Sr. Bloomberg patrocina en la Universidad de Harvard. 

En 2017, Tubbs había asistido en París (Francia) a una conferencia co-patrocinada por la fundación filantrópica del Sr. Bloomberg, y fue mencionado en su informe anual de 2018. Y en junio pasado, la fundación del Sr. Bloomberg donó US$ 500.000 a un grupo de reforma educativa con sede en Stockton, una ciudad del interior del norte de California.

De acuerdo al NYT, mientras el Sr. Bloomberg atraviesa USA como precandidato presidencial, recurre a una vasta red de líderes municipales a quienes ha financiado como filántropo o ha asesorado como anciano estadista de la política municipal. 

Bloomberg Philanthropies, que tiene activos por un total de US$ 9.000 millones, ha apoyado a 196 ciudades diferentes con subvenciones, asistencia técnica y programas educativos por un valor de US$ 350 millones. 

Ahora, los líderes en algunas de esas localidades están organizando la columna vertebral de la campaña de Michael Bloomberg: hasta ahora él ha sido respaldado por 8 alcaldes, de ciudades más grandes que Stockton como San José (California), y Louisville (Kentucky), y otras más pequeñas como Gary (Indiana). En total, una población de algo más de 2,6 millones de estadounidenses.

Para todos esos alcaldes, Bloomberg ha sido un benefactor importante. Todos ellos han asistido a su prestigioso campo de entrenamiento en Harvard, que les da a los alcaldes acceso a consejos estratégicos de expertos financiados por Bloomberg. 

Más de la mitad ha recibido fondos en forma de subsidios y otros paquetes de apoyo del Sr. Bloomberg por un valor total de casi US$ 10 millones, según una revisión que hizo NYT de documentos fiscales y entrevistas con los 8 alcaldes.

"El dinero que ha asignado a las ciudades subraya la naturaleza extraordinaria de la candidatura de Bloomberg. Más que cualquier candidato presidencial en la historia reciente, Bloomberg se ha establecido, a través de donaciones filantrópicas, respaldos políticos y gastos de campaña, como un aliado singular para un abanico de políticos estadounidenses, muchos de los cuales sienten un profundo sentido de lealtad", agregó el diario neoyorkino.

No es posible ignorar que Bloomberg fue alcalde de Nueva York.

El alcalde de Columbia (Carolina del Sur), Steve Benjamin, copresidente de la campaña proselitista de Bloomberg, dijo que la filantropía de Bloomberg le había ganado la confianza y la consideración de los alcaldes.

"Le ha dado una gran, gran credibilidad con las personas que, de no ser por su filantropía o altruismo, nunca hubieran  interactuado con él", dijo Benjamin.

Esa credibilidad podría ser particularmente importante en la carrera presidencial de 2020, a la que Bloomberg se subió en noviembre. Después de una avalancha de anuncios de televisión autofinanciados, alcanzó el 5% de apoyo en 2 encuestas nacionales.

Los alcaldes han jugado históricamente un papel influyente en la política primaria demócrata, prestando sus organizaciones políticas locales a candidatos nacionales. 

Pero Bloomberg, hoy día en las filas demócratas, es un ex republicano, con puntos de vista relativamente conservadores sobre la regulación comercial y la aplicación de la legislación, y esto le ha concedido una relación muy importante con los alcaldes afroestadounidenses en particular.

En Stockton, el Sr. Bloomberg se convirtió en un aliado importante del Sr. Tubbs, quien horas atrás invocó su propia identidad como joven negro con un padre en prisión para explicar el ascenso sociocultural que le permitió Bloomberg al usar su riqueza para fines públicos, recordando su amplia inversión a favor de los demócratas en las elecciones de 2018.

El alcalde de Stockton dijo que había instado al Sr. Bloomberg a apoyar a grupos de registro de votantes, incluida Fair Fight, la organización nacional dirigida por Stacey Abrams. Bloomberg se ha comprometido a donar US$ 5 millones a Fair Fight, según un asesor de Abrams.

"Mucha gente tiene dinero", dijo Tubbs. "Pero la forma en que usa su dinero habla de la visión que tiene para estos temas".

El alcalde Svante Myrick, de Ithaca, Nueva York, una localidad de aproximadamente 31.000 habitantes que ganó una subvención de Bloomberg de US$ 100.000 para un proyecto local, dijo que la campaña de Bloomberg se había extendido rápidamente después de ingresar a la carrera para buscar apoyo. 

Myrick no ha respaldado a ningún candidato todavía.

Bloomberg es una de las personas más ricas del mundo, con un patrimonio neto estimado en más de US$ 55.000 millones. Mientras que otros políticos a menudo donan pequeñas sumas a sus aliados, la amplitud y profundidad de sus donaciones hasta el momento, y la posibilidad de hacerlo en el futuro, no tiene comparación en escala.

"Cuando eres tan rico puedes aplicar tu filantropía en cualquier lugar que sea importante", dijo Rob Reich, codirector del Centro de Filantropía y Sociedad Civil, de la Universidad de Stanford. 

Stu Loeser, portavoz de Bloomberg, dijo que el ex alcalde estaba "muy orgulloso" del trabajo de apoyo a alcaldes y ciudades. "A diferencia de Donald Trump, Mike Bloomberg tiene una base real que hace un trabajo real para abordar las graves necesidades de las personas sin expectativas de nada a cambio", dijo Loeser.

El Sr. Bloomberg y sus aliados reconocen que esperan que sus conexiones con los líderes municipales sean útiles en la carrera presidencial. En una reunión del comité ejecutivo del Partido Demócrata de Texas, el Sr. Bloomberg señaló que había "trabajado con una variedad de alcaldes en todo el estado", incluido Julián Castro, el ex alcalde de San Antonio volcado a la carrera proselitista. 

Como alcalde de la rural Huntington (Virginia Occidental, 50.000 habitantes), Steve Williams no estaba seguro inicialmente qué hacer con Bloomberg. "Pensé que él me iba a decir qué tipo de bebidas azucaradas podía beber y no beber, cerraría las minas de carbón y nos diría si podíamos poseer armas o no y salir a cazar".

Al igual que otros alcaldes, Williams ha participado en numerosos programas patrocinados por Bloomberg Philanthropies, desde cómo abordar una epidemia de obesidad hasta un programa de promoción de la buena vecindad. 

La localidad ubicada en la meseta de los Apalaches ganó una subvención de US$ 1 millón para crear un programa de bienestar para trabajadores de emergencias médicas.

Victoria Woodards, alcalde de Tacoma (Washington), asistió al programa de Harvard y a 2 conferencias de CityLab, reuniones enfocadas en cuestiones urbanas co-patrocinadas por Bloomberg Philanthropies. 

En la más reciente en Washington, se sentó junto al Sr. Bloomberg en una cena en el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana.

En una cumbre de la ciudad en San Antonio, ella tomó un café con James Anderson, ex jefe de innovación gubernamental en la Fundación Bloomberg, quien le dijo que Mike Bloomberg había ingresado a la carrera presidencial y le pidió que se uniera a su equipo. Ella lo hizo semanas después, cuando la senadora Kamala Harris se retiró de la competencia.

El alcalde Greg Fischer, de Louisville (Kentucky), comenzó a trabajar con el equipo de Bloomberg a los pocos meses de asumir el cargo en 2011, y su ciudad recibió alrededor de US$ 4,7 millones en subvenciones durante sus primeros 3 años en el cargo. Ahora, Fischer está ayudando a dirigir el acercamiento de Bloomberg a otros alcaldes que luchan con sus presupuestos.

"La mayoría de los gobiernos municipales estamos muy limitados por los recursos financieros", dijo Fischer. "Es difícil construir las relaciones necesarias para superar esta limitación, y cuando lo hacemos, celebramos".

Ahora, algunas de las mismas personas que ayudaron a estos alcaldes desde la fundación de Bloomberg les solicitan su apoyo político. 

James Anderson, a quien varios alcaldes describieron como el punto de contacto más vital en Bloomberg Philanthropies, dirige la coalición de la campaña "Alcaldes para Mike". 

Él y Patricia E. Harris, la directora ejecutiva de la fundación, ingresaron a la campaña, cambiando las direcciones de sus correos electrónicos y los números de teléfono, pero no sus relaciones con alcaldes y otros líderes.

Williams, el alcalde de Huntington, recordó una llamada telefónica de Anderson, "queriendo tener una conversación separada de la fundación. Él tiene un número de teléfono separado de donde estaba antes. Me envía un correo electrónico a mi dirección de correo electrónico personal. Siempre está muy claro. Número personal. Número de campaña. Entienden las líneas de limites".

La alcaldesa Lori Lightfoot, de Chicago (Illinois), participante actual en el programa Bloomberg Harvard, dijo que la fundación de Bloomberg estaba "profundamente arraigada en Chicago" y que ella y su personal habían discutido cómo mantener su trabajo separado de sus consideraciones políticas.

"Los vemos como socios valiosos, pero eso debe estar separado y aparte de cualquier consideración presidencial", dijo Lightfoot, quien no ha respaldado a ningún candidato en la carrera demócrata.

Pero Reich, el experto de Stanford, se dijo escéptico sobre la cuestión logística de separar las direcciones de correo electrónico. Para él, la vinculación es obvia.

Anderson, en un correo electrónico al NYT, dijo que los líderes locales estaban apoyando a Bloomberg por su historial de trabajo ayudando a las comunidades.

"Hemos trabajado muy duro para presentar nuestro caso a todos y cada uno de los alcaldes; no se espera nada, no se adeuda nada", explicó.

Hasta ahora, apenas algunos de los alcaldes vinculados a la Fundación Bloomberg han respaldado su campaña. 

En la mayoría de las localidades más grandes del país, los alcaldes se han mantenido neutrales en la carrera presidencial; Jim Kenney, de Filadelfia (Pensilvania), el ejecutivo de la ciudad más destacada que tomó partido, respaldó a la senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts. (Bloomberg aportó US$ 1 millón en la reelección de Kenney a principios de 2019).

Un graduado del programa Bloomberg en Harvard es uno de los principales adversarios en la carrera presidencial: el alcalde Pete Buttigieg, de South Bend (Indiana), que recibió también US$ 1 millón de un programa Bloomberg en 2018.

Cada semanas en una campaña de inicio tardío, Bloomberg ha mostrado, de una forma u otra, sus donaciones a las ciudades y las alianzas de alcaldes que ha creado.

Uno de los primeros eventos de campaña de Bloomberg fue en Jackson (Misuri), donde apareció con Chokwe Lumumba, el alcalde de 36 años de la ciudad. Él es un demócrata progresista que recibió a Bloomberg pero no lo apoyó.

Lumumba también asistió al programa de Harvard y recibió de Bloomberg Philanthropies una subvención de US$ 1 millón a su ciudad como ganador del evento Public Art Challenge.

"Depende de los líderes negociar esas cosas para ser lo suficientemente disciplinados y con principios para que su toma de decisiones no se vea influida en forma indebida", afirmó Lumumba.

A principios de diciembre, Bloomberg voló a Augusta (Georgia), para anunciar el respaldo del alcalde de la ciudad, Hardie Davis Jr., quien se había graduado del programa de Harvard y había viajado a una conferencia de CityLab en Londres, donde se reunió con Bloomberg.

Augusta recibió el apoyo de un programa de Bloomberg, What Works Cities, que desplegó expertos en Augusta durante 6 meses.

"No se puede poner precio a eso", dijo Davis.

En cuanto al programa de capacitación en Boston, Davis bromeó: "Como orgulloso graduado de Georgia Tech, no está de más tener este certificado del Harvard Bloomberg Institute para acompañarlo".

Antes de su visita a Stockton, Bloomberg anunció que también había obtenido el respaldo del alcalde Sam Liccardo, de San José (California), quien había apoyado previamente a la senadora Harris. 

San José ganó un premio importante, a través del Desafío Climático de Ciudades Americanas, de Bloomberg, un paquete de aproximadamente US$ 2,5 millones, explicó una portavoz de la ciudad. 

Liccardo dijo que no había "ninguna cadena atada" a ninguno de los fondos.

Woodards, el alcalde de Tacoma, describió una conexión duradera para los líderes de la ciudad incorporados a la red de Bloomberg.

"Cuando empiezas a comprometerte con Mike", dijo, "estás con Mike para siempre".