SOCIEDAD

2DA. OLA

Bariloche, sin camas, pero custodiada por la Policía, Prefectura, PSA, Gendarmería, el COER...

Las calles de la ciudad quedaron completamente vacías ayer a las 20.00, tras las medidas restrictivas que dispuso la gobernadora Arabela Carreras, con la Policía de Río Negro y la Brigada Montada, la Policía Federal, Prefectura, la Brigada Rural, la PSA, Gendarmería Nacional, y el COER cubriendo toda la ciudad. Pero lo que hace falta en Bariloche son camas de terapia intensiva... y una campaña de concientización sanitaria.


Este jueves a las 20:00 las calles de Bariloche quedaron completamente vacías. Es que desde ayer, rigen las nuevas medidas restrictivas dispuestas por la gobernadora Arabela Carreras, en principio, por 15 días.

La circulación de las personas sólo está permitida entre las 7:00 y las 20:00, salvo el personal esencial. En tanto, los comercios solo pueden funcionar entre las 10:00 y las 19:00.

Según publicó el diario 'Río Negro', anoche, en la primera jornada de las restricciones, la policía debió llamar la atención de una casa de comidas rápidas en la principal calle céntrica que seguía atendiendo gente fuera del horario permitido.

También se puso en marcha un fuerte operativo de control por parte de todas las fuerzas de seguridad. Según informaron desde el Ministerio de Seguridad de Río Negro, la Policía de Río Negro y la Brigada Montada, con la Policía Federal, cubrieron una zona, mientras del centro se ocupa la Policía de Río Negro y Prefectura; la zona oeste está cubierta por la Policía de Río Negro, la Brigada Rural y la Policía de Seguridad Aeroportuaria y finalmente, el sur estará a cargo de la Policía de Río Negro y Gendarmería Nacional.

El COER (Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate) realizará controles en Bariloche y la cercana localidad de Dina Huapi, tanto en puestos fijos como en recorridas.

Al operativo, se suman además los centros de monitoreo de la Municipalidad de Bariloche y el sistema Río Negro Emergencias.  

La localidad de Bariloche lleva 5 días sin camas de terapia intensiva, con un sistema de salud colapsado.

Ocurre desde el lunes cuando la ciudad andina entró en un colapso con pacientes en espera en guardias y salas comunes.

"En últimas 72 horas hubo una duplicación semanal de contagios que pone en jaque a todo el sistema sanitario", afirmó el director del hospital Ramón Carrillo, Leonardo Gil, según el diario 'Río Negro'.

Bariloche tiene hoy 1.857 casos activos y esta semana tuvo un récord diario de 271 contagios.

La ocupación de camas al tope es una realidad del sistema de salud pero el titular del hospital focalizó que se debe apuntar a "evitar contagiarse" ya que en Bariloche es alto el índice de fallecimientos de pacientes que llegan a terapia y requieren oxígeno.

"Una vez que entrás a terapia intensiva, este virus de cada 10 personas mata a 6 y no podemos hacer nada como médicos, la ciencia no encontró ningún tipo de soporte que los pueda curar, entonces el foco no es la cama de terapia, el tema es que no te tenés de contagiar porque la cama de terapia no te garantiza nada", afirmó Gil.

El médico recordó que las estadísticas de coronavirus indican que de cada 1.000 pacientes el 20% requiere internación de esos un 2,5% necesita cama de terapia intensiva, es decir entre 25 y 30 pacientes. 

"Con 57 camas la cuenta estadística es muy sencilla no hay sistema sanitario que pueda soportar semejante embestida del virus ni acá, ni en Estados Unidos, ni en Europa ni en ningún lado por eso debemos a pelar a que no debemos contagiarnos", insistió.

Además, indicó que en Bariloche se observan distintos escenarios, por un lado comerciantes cumplen el uso de barbijo, la limpieza, la distancia social y por otro "para la juventud en las calles el barbijo es una cosa invisible, es como una rebeldía, prácticamente no se ve el uso de barbijo".

"El comportamiento social va de la mano de los casos diarios", señaló Gil, al tiempo que mencionó que los contagios registrados esta semana responden a "comportamientos inadecuados de 10 días atrás".

El médico precisó que actualmente el 80% de las personas que acuden por guardia respiratoria con síntomas son menores 40 años sin factores de riesgo, por eso se planteará trasladar los hisopados para esos grupos al hospital modular que se emplazó en la zona oeste.