ACTUALIDAD Santa Fe > Policía Federal > denuncia

DELITOS GRAVES

Santa Fe: Cayó subjefe de la Policía Federal que encubría a un preso exsocio de Fariña

Se trata de Leonardo Benítez, quien brindaba alojamiento vip a Juan Ignacio Suris en Santa Fe, vínculo estrecho de Fariña y ligado al narcotráfico.

Hasta el 11 de marzo, el aprehendido fue subjefe de la División Unidad Operativa Federal (Duof) Santa Fe. A partir de lo informado por el medio local "UNO", su detención se produjo a raíz de una investigación por delitos graves de "cohecho pasivo, peculado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad, en concurso ideal con encubrimiento doblemente agravado por tratarse de un delito especialmente grave por su condición de funcionario público y violación de secretos".

No obstante, eso no fue lo único con lo que Benítez cuenta en su contra. A ello se le adhirió que tres de sus ex subalternos de la Duof, lo denunciaron por acoso laboral y sexual.

image.png
Policía Federal en Santa Fe.

Policía Federal en Santa Fe.

Denuncia

La primera acusación llegó al fiscal federal N°2, Walter Rodríguez, quien a partir de una denuncia anónima inició una investigación que condujo al alojamiento VIP que tenía Suris dentro de las instalaciones de la Policía Federal en Santa Fe.

Allí se hizo mención al trato preferencial que el subcomisario, identificado como Leonardo Benítez, poseía con el recluso, Juan Ignacio Suris, durante varios meses a quien le brindaba información sobre allanamientos que serían realizados en el marco de una causa que lo relacionaba por el tráfico de drogas. Todo por dinero a cambio, bajo extorsiones.

Dentro del contexto del impulso de medidas cautelares de naturaleza personal que el Código Procesal Penal Federal habilita a la fiscalía para ser promovidas, fue allanada la Duof Santa Fe de la Policía Federal Argentina donde se buscaba documentación y se terminó incautando información que permitió lograr conocer acerca de estos nexos prohibidos.

Según las evidencias incriminantes, el subcomisario policial habría permitido que el detenido dispusiera a su voluntad tanto de las instalaciones de la dependencia policial como del servicio de sus agentes, siendo que el acuerdo entre el oficial y el cómplice favorecía la prioridades de éste último.

Suris realizaba pedidos de comida a través de las aplicaciones por medio del teléfono celular del subcomisario, y los agentes de la dependencia estaban obligados a ejercer comprar personales, además de cocinarles asados que compartía con sus más allegados.

Con respecto a la imposición de la prisión preventiva, el representante del MPA, resaltó la gravedad institucional y en los considerandos del fiscal alude a que no "no puede pasarse por alto la alusión que hicieron los testigos sobre la existencia de vínculos del subcomisario con sujetos caracterizados por detentar poder y por el ejercicio de la violencia, lo que demostraría en principio la irradiación de efectos persuasivos sobre el personal subalterno con la finalidad de desalentar eventuales y futuros testimonios en su contra".

Juan Ignacio Suris y el negocio sucio

Suris fue detenido por la Policía Federal Argentina en una vivienda de la ciudad de Esperanza (donde es oriundo) a fines de noviembre pasado para cumplir con la condena de la Justicia Federal de Bahía Blanca (5 años) por ser uno de los cabecillas de una asociación ilícita que estafó a la AFIP.

Sin embargo, dicha condena se unificó en 8 años debido a que se sumaron otros tres por liderar una banda dedicada al comercio de estupefacientes.

Con respecto a la causa por facturas truchas, tuvo sus orígenes por el 2012 a raíz de una denuncia en la AFIP que, a través de su cuerpo de investigadores, detectó que se habían creado sociedades inexistentes con el propósito de vender los tickets de operaciones falsas para evadir el pago de impuestos y cuya cifra alcanzó, en su momento, los 40 millones de pesos.

A partir de su detención, Suris fue trasladado hasta la Federal de Santa Fe donde se manejaba como si estuviese en su casa debido a que gozaba de múltiples beneficios que Benítez le concedía, por lo que cayó.

Para esclarecer los hechos, un testigo aportó a la causa que Suris "pasaba horas en la oficina con Benítez, tomando café y mate, comiendo picadas, asado y pedidos de Mc Donald's".

A partir de los testimonios, el "preso vip" estaba presente en la oficina de Benítez cuando se realizaban los relevos y se pasaban las novedades al subcomisario. Tan notorio era el vínculo entre ambos que hasta se logró ver a Benítez contar fajos de billetes en su despacho junto a Suris.

image.png
Juan Ignacio Suris.

Juan Ignacio Suris.

Más contenidos de Urgente24

EXPECTATIVA Cambian los plazos fijos: El BCRA prevé una nueva tasa de interés para los próximos días ¿A cuánto se irá?

Rosario padece la inflación: La Canasta Básica Alimentaria creció 412,2% en un año

Emiliano Pinsón reveló una muy dura noticia sobre su enfermedad

Luis Juez tocó algún nervio y Daniel Passerini pasó la escoba

YPF colgó cartel del "venta" y Enarsa redefine su rol como empresa pública

Dejá tu comentario