ACTUALIDAD agencia > Macri > Argentina

BRILLA POR SU AUSENCIA

¿Qué pasó con la "Agencia de Lucha contra el Crimen" que prometieron Macri y Bullrich?

Durante la campaña de Macri, 2015, se formuló un compromiso para la creación de una agencia al estilo FBI que reuniría a la Federal, Gendarmería y Prefectura.

Tras arribar al poder, la agencia de elite fue dejada de lado: Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Cambiemos “cambiaron” su idea original y propusieron una simple transformación de la Policía Federal en una fuerza con mayor presencia en los 24 estados subnacionales de Argentina.

Fue una de las tantas promesas incumplidas por parte del ingeniero.

Embed - Macri: “[Crear] una Agencia Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado”

El presidente Macri llegó a la Casa Rosada, en parte, gracias a una batería de ofertas y propuestas referidas a una mejora en las condiciones de seguridad de la Argentina.

Durante el debate presidencial, al enfrentar en un mano a mano al candidato oficialista Daniel Scioli, el candidato opositor garantizó la creación de una Agencia Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado. Durante el debate presidencial, al enfrentar en un mano a mano al candidato oficialista Daniel Scioli, el candidato opositor garantizó la creación de una Agencia Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado.

En 2016, Balcarce 50 modificó su juramento e impulsó una transformación de la Policía Federal Argentina para ocuparse de esa lucha.

Marcos Peña, el entonces jefe de Gabinete, mencionó este punto en su informe de marzo de 2018 ante el Congreso: allí habló de la “transformación de la Policía Federal Argentina en una fuerza que cubra toda la Argentina”.

Sin embargo, durante la gestión presidencial de Macri no se creó la cantidad de agencias y divisiones prometidas. Apenas, existieron modificaciones tendientes a especializar a los “federicos”.

La entonces ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, presentó el nuevo esquema para la PFA y sostuvo que la fuerza debía dedicarse a la lucha contra el crimen organizado y que estaría distribuida estratégicamente en las 24 provincias argentinas.

La tan mentada reformulación nunca llegó a materializarse.

macri bullrich.jpg
Mauricio Macri y Patricia Bullrich: una agencia al estilo FBI argentino que nunca nació

Mauricio Macri y Patricia Bullrich: una agencia al estilo FBI argentino que nunca nació

Argentina necesitó sangre en los últimos 30 años para hacer cambios de fondo

En nuestro país parece que hicieran falta tragedias para que se tomen decisiones de fondo y cambios institucionales.

En 1994: el crimen del soldado Carrasco puso fin a un siglo de Servicio Militar Obligatorio.

También en los 90, tras una fin de semana largo en Pascuas donde murieron decenas de pasajeros de colectivos de larga distancia, se promulgó una nueva Ley de Tránsito que le colocó tacómetros a los ómnibus para que no puedan superar los 90 kilómetros de velocidad en ruta.

En 2002: los crímenes de Darìo Kosteki y Maxi Santillán motivaron que las fuerzas del orden ya no pudieran reprimir las manifestaciones sociales con armas de fuego.

En 2004: el asesinato en cautiverio de Axel Blumberg terminó con una escalada de secuestros extorsivos que tenían en vilo al país y se dictaron leyes que endurecieron las penas para quienes delinquen.

También en 2004, tras la tragedia de Cromañón, donde se produjeron casi 200 muertes en una disco del Once, cambiaron para siempre los controles en locales nocturnos en Capital Federal y el resto de Argentina. Desde entonces, las capacidades de los boliches y estadios se respetan de manera mucho más estricta.

En 2010: la muerte del bebé que llevaba en su interior la hoy diputada nacional Carolina Píparo hizo que se modificaran las condiciones de seguridad interna de las instituciones bancarias, para evitar salideras sangrientas. Se colocaron enormes mamparas para que no se pudieran ver desde el interior de los salones qué tipo de operaciones se celebraban en las cajas.

Ese mismo año, 2010, el asesinato del militante de izquierda Mariano Ferreyra puso fin a las bandas sindicales armadas que operaban en zonas liberadas para dirimir sus problemas gremiales

En 2012: la tragedia ferroviaria de Once significó el deceso de medio centenar de argentinos. Después del desastre, se invirtieron fortunas en modernizar formaciones, estaciones y vías ferroviarias.

En 2013, el crimen del hincha de fútbol Javier Gerez impulsó una veda de simpatizantes visitantes en los estadios argentinos. Fue presentada como una medida temporaria pero aún se mantiene para el campeonato local, once años más tarde. Gerez, de 38 años, murió a manos de la Policía bonaerense en la previa de un partido entre Estudiantes y Lanús.

En 2015: tras la muerte del fiscal Alberto Nisman, se disolvió la ex SIDE (Secretaría de Inteligencia del Estado). La decisión, que demoró más de tres décadas era “una deuda de la democracia” según la propia ex presidenta Cristina Kirchner.

En 2023, previo al recambio legislativo, la Cámara de Diputados le dio media sanción en una sesión especial al proyecto de ley de seguridad de la paciente también conocida como “Ley Nicolás”. La iniciativa, que cosechó 149 votos afirmativos y 1 abstención, establece derechos para el paciente con respecto a los médicos que los tratan. La propuesta recibió ese nombre en referencia al caso del joven Nicolás Deanna, quien falleció en 2017 cuando le dieron un diagnóstico errado. Padecía una meningitis bacteriana que le causó la muerte.

¿En 2024 se creará, por fin, un FBI vernáculo luego del ridículo que hacen los responsables de la seguridad y la justicia tras la desaparición del niño Loan Peña? ¿En 2024 se creará, por fin, un FBI vernáculo luego del ridículo que hacen los responsables de la seguridad y la justicia tras la desaparición del niño Loan Peña?

¿En 2024 se creará, por fin, un FBI vernáculo luego del ridículo que hacen los responsables de la seguridad y la justicia tras la desaparición del niño Loan Peña?