Política

ENCUESTA

Vacunación e imagen: 1 dosis, más para la oposición; 2 dosis, más para el oficialismo

Los vacunados contra el coronavirus tienen una mejor percepción de la dirigencia que los que no lo están, muestra el último sondeo de Giacobbe y Asociados. Pero quienes recibieron la inoculación completa tienden a tener más aceptación de las principales figuras del oficialismo.

Aquella persona que tiene las 2 dosis de la vacuna contra el coronavirus tiende a tener una mejor imagen de la dirigencia que los que no tienen ninguna, y con mayor beneficio para el oficialismo, muestra la última encuesta de Giacobbe y Asociados. 

Otro dato curioso del sondeo nacional es que aquellas personas que se inocularon hasta el momento con una dosis tienen una mejor imagen de los dirigentes opositores

Por ejemplo, Patricia Bullrich tiene entre los no vacunados una imagen positiva del 38,2%, que aumenta hasta el 51% entre los vacunados con la 1ra dosis, pero que baja hasta el 39,7% si se les pregunta a los que han recibido la inmunización completa. 

Con Horacio Rodríguez Larreta sucede algo similar. El jefe de Gobierno porteño tiene una aceptación del  34,7% entre quienes no han recibido dosis, la misma sube hasta el 50,1%  entre los que tienen la mínima inmunización, pero disminuye hasta el 45,8% entre los que tienen la máxima. 

En ambos casos, la imagen sube entre quienes tienen una o 2 dosis en comparación con los que no han recibido ninguna. 

En el oficialismo, en cambio, la imagen se reafirma entre quienes recibieron ambas dosis. Así, Alberto Fernández, que tiene una aprobación del 26,8% gana menos de 2 puntos entre los inoculados con la 1ra dosis, pero casi 11 puntos -hasta el 37,6%- entre los que ya tienen las 2. 

Con la apreciación de Cristina Fernández este fenómeno se enfatiza: salta del 24,4% entre los no vacunados al 44,1% entre quienes completaron el calendario: casi 20 puntos más de aceptación. 

Giacobbe

"Entre los que han recibido una dosis (23.9% de la muestra) oficialistas y opositores crecen en imagen positiva, pero no por igual. Los oficialistas ganan 1% pero los opositores ganan 10%", destaca Jorge Daniel Giacobbe, director de la consultora, en su informe. 

"Finalmente, aquellos que han recibido 2 dosis (10,5% de la muestra) se declaran más cálidos con casi todos, pero con una clara ventaja oficialista. Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Axel Kicillof crecen aquí entre 10% y 17%, mientras que los opositores Macri, Vidal y Larreta crecen entre 5% y 6%. Bullrich, el perfil más duro contra el kirchnerismo, no crece en este segmento", sostiene siempre comparando con el cuadro general de imagen, sin distinguir en relación a la vacunación. 

En relación al cuadro general , entre aquellas personas que no han sido vacunadas (65,4% de esta muestra), las imágenes positivas de oficialistas y opositores descienden unos cuantos puntos. Los oficialistas pierden entre 2% y 3% de positiva, cuando los opositores pierden entre 3% y 5%, señala el consultor. 

"Los no vacunados parecen entonces estar más enojados con todos. Son los pospuestos, los que ven a la política discutir y atacarse, pero las soluciones no llegan. Entre los vacunados sabemos que está el público más fuerte opositor al kirchnerismo, por rangos etarios. Esto podría estar generando que entre aquellos que solo tienen “una dosis” no aparezcan consideraciones especiales con el gobierno", agrega.

Giacobbe hipotetiza luego sobre cómo será esta situación cuando la vacuna deje de ser un bien escaso.  

"Podemos suponer que los primeros vacunados se sintieron privilegiados por recibirla, pero no necesariamente tiene que suceder con los siguientes. A medida que deje de ser un bien codiciado, puede tender a bajar ese valor simbólico y el agradecimiento", remarcó. 

Por otro lado, señaló que a medida que el plan de vacunación avance, el proceso de reconstitución de imágenes positivas "no tiene por qué ser igual al que hemos visto hasta ahora". "El público que falta ser vacunado ahora está por debajo de rangos etarios de 50 años, que no construyen opinión o priorizan problemas de la misma manera que los mayores", detalla. 

Luego apunta a cómo impactará los efectos que perdurarán después de la pandemia en el voto: "El Covid19 y sus temores pueden aflojar, pero quedarán las pérdidas de la crisis económica, la educación, los fallecidos y los demás temas que influirán en el proceso de toma de decisiones de cada votante"

"Si bien estos párrafos buscan aportar datos por un lado, y analizar -por otro- una foto sobre un tema crítico, tenemos que dar por cierto que los argentinos no somos seres monotemáticos. Que tomamos decisiones en un estado de profunda emocionalidad y que, cuando un problema se soluciona o disuelve, construimos realidad con aquellos que le siguen", concluye Giacobbe. 

La encuesta de Giacobbe y Asociados se realizó entre el 31/05 y el 01/06 sobre 2.500 casos efectivos recolectados a través de dispositivos móviles. El margen de error es de +/-2%. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario