Leído

ATORNILLADO

Macrista se niega dejar su cargo en Arsat sin una indemnización

Mar, 28/01/2020 - 4:16pm
Enviado en:
Por Urgente24

Raúl Martínez, hombre que acompaña desde hace décadas a la familia Macri, se iba a atrincherar en la empresa tecnológica estatal, renunciando sólo como presidente del directorio, pero queriendo mantener su cargo de gerente general, en superposición con la nueva conducción de Arsat. Por eso, el directorio cesó en el cargo a Martínez, quien se niega a renunciar y reclama una doble indemnización a la actual gestión... Al fin y al cabo, el camporista Rus también cobró "una suculenta indemnización, y lo vuelven a designar como director y vicepresidente de Arsat", una empresa pública que remarcan, "tiene superávit económico".

Contenido

Raúl Martínez, el hombre que el ex presidente Mauricio Macri nombró como director de Arsat, ahora no quiere renunciar a su cargo. De absoluta confianza del exmandatario, trabajó con la familia durante más de 30 años, desde que arrancó en la empresa Sevel, por entonces propiedad de la Sociedad Macri (SOCMA), y donde tuvo algunos problemas con la Justicia por su tarea desarrollada ahí, en la importación de autos.

Acompañó también a Mauricio en el gobierno porteño: primero fue Director Ejecutivo de la Agencia de Sistemas de Información y luego pasó a ser el virtual número dos de Modernización, bajo la gestión de Andrés Ibarra, hasta que desembarcó en 2017 como el hombre fuerte de Arsat

En la empresa estatal fue su gerente general y presidente del directorio, hasta la llegada de Pablo Tognetti, quien fue designado en simultáneo también como su gerente general en la compañía estatal, que depende del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Pero el hasta ahora director se niega a renunciar. En la misma situación están otros 10 funcionarios políticos de Arsat. Se atrincheraron a su cargo y piden llevarse una millonaria indemnización, tras su breve paso por la función pública.

Ante la negativa a dejar su cargo, el Directorio de Arsat resolvió cesarlo en sus funciones. Pero la misma actitud adoptaron otros 7 gerentes y 3 subgerentes designados por el gobierno de Macri que aspiran a llevarse una doble indemnización a pesar de haber sido funcionarios políticos.

Además, aclararon que la posición de Martínez está en línea con la defensa de "los derechos de todos los demás gerentes, para que se los indemnice a todos, ya que es una empresa pública que tiene superávit económico". De todas maneras, señalaron que ante el cariz que tomó la situación, al hacerse públicas sus pretensiones, podría llegar a presentar su renuncia en los próximos días.

"Se les pidió la renuncia a todos los cargos políticos, pero ninguno quiere renunciar. Todos quieren indemnización", dijo una fuente oficial al diario 'Clarín' y agregó que Martínez además realizó numerosos gastos irregulares, "ninguno de los cuales pasó por el directorio", como "la construcción de un helipuerto, que nunca se usó".

Tognetti, por su parte, es un científico del INVAP donde ejerció como director hasta su reciente designación al frente de Arsat. Estuvo previamente como titular de esta empresa entre los años 2008 y 2013. Fue el directivo que impulsó, planificó y monitoreó la construcción de los dos satélites geoestacionarios Arsat 1 y Arsat 2, que se lanzaron en 2014 y 2015. Además fue el artífice de la construcción de la red de estaciones de Televisión Digital Terrestre y la Red Federal de Fibra Óptica de Arsat.

Tognetti está acompañado en el nuevo directorio de Arsat por el dirigente camporista Guillermo Rus, que fue designado vicepresidente; por el ex gerente general de la gestión de Tognetti, Facundo Leal; por el representante del gremio Foetra, Marcelo Tesoro, que es el único que continúa en el directorio de la gestión anterior; y por la ingeniera Anabel Cisneros, la primera mujer en integrar el directorio de Arsat, desde su fundación en 2006.

Pero también hay una situación compleja con Rus, quien tuvo el mismo cargo de vicepresidente hasta enero de 2016, cuando tampoco renunció como gerente de la empresa estatal y cobró una suculenta indemnización para desvincularse de Arsat. "Es insólito lo de Rus, cobró la indemnización, ni siquiera tiene título universitario y lo vuelven a designar como director y vicepresidente de Arsat", planteó al diario 'Clarín' una fuente de la empresa tecnológica estatal.