ACTUALIDAD Argentina > Diputados > ciudad

ELECCIONES 2021

En la Argentina ¿Qué se necesita para ser Diputado Nacional?

Este año la Argentina renovará por elección directa 127 diputados y un tercio del Senado. En septiembre serán las PASO y en noviembre las legislativas.

La Argentina, previo al cierre de 2021, atravesará dos consultas electorales una interna y otra más amplia para elegir Diputados y Senadores. Antes de avanzar sobre el tema recordaremos que legislador es aquella persona que, con voluntad democrática, puede integrarse a un órgano del cual provienen las leyes. Claro que dependerá de la Constitución de los Estados el perfil que tomarán las autoridades de cada provincia o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Como sabemos muchas constituciones, siguieron el modelo de la Constitución de los Estados Unidos, donde se definió un Congreso o Asamblea Legislativa bicameral (esto es: compuesta de dos cámaras, como un Senado y una cámara de representantes o de Diputados). En otros países, al contrario, se observa un sistema unicameral, con un único parlamento con funciones legislativas.

Pero volviendo a la Argentina, ¿Qué se necesita para ser Diputado?

En principio tener por lo menos 25 años de edad. Ser argentino o tener cuatro años de ciudadanía argentina y haber nacido en la provincia por la que se postula o residir en ella por lo menos dos años antes del momento de la elección. El cargo es incompatible con posibles empleos o comisiones dependientes del Poder Ejecutivo nacional, salvo que la Cámara lo autorice. Un diputado tampoco será eclesiástico regular ni gobernante provincial en ejercicio.

Las condiciones aparecen claramente establecidas en el Artículo 48 de la Constitución Nacional que dice: "Para ser Diputado se requiere haber cumplido la edad de veinticinco años, tener cuatro años de ciudadanía en ejercicio y ser natural de la provincia que lo elija, o con dos años de residencia inmediata en ella".

Luego su mandato durará cuatro años aunque gozarán de reelección si decidieran continuar en la banca conforme se renueve la Cámara por mitades cada dos años. Vale considerar que los integrantes del recinto son 257 ciudadanos y que las autoridades de la cámara las eligen los propios miembros.

Un detalle no menor es que, la persona que ocupa la presidencia se encuentra tercera en el orden sucesorio, en caso de acefalía de la Presidencia de la Nación.

También y considerando el peso de los cargos tanto Senadores, como Diputados deberán participar de las sesiones de las cámaras y votar los proyectos de Ley previamente evaluados por las comisiones evaluadores de los proyectos.

elecciones 1.jpg
Argentina tendrá que votar dos veces antes que finalice 2021

Argentina tendrá que votar dos veces antes que finalice 2021

Las funciones, bien definidas

En igual sentido la Constitución Nacional establece funciones específicas para la Cámara de Diputados, como recibir los proyectos de Ley presentados por iniciativa popular, iniciar el proceso de consulta popular para un proyecto de ley, iniciar las leyes sobre contribuciones y reclutamiento de tropas, acusar ante el Senado, en juicio político, al Presidente y Vicepresidente de la Nación, al jefe de Gabinete de ministros, a ministros del Poder Ejecutivo y a miembros de la Corte Suprema.

Poo otra parte la actividad parlamentaria contempla, de ser necesaria, la remoción de los integrantes de la cámara que no requiere mayorías especiales, ya que el Reglamento lo hace de modo expreso. En el caso de la Cámara de Diputados, rigen los artículos 105 y 107 de su Reglamento. Las normas que están vigentes desde hace casi un siglo.

Pero retomando al comienzo de nuestro contenido respecto del perfil que le dará cada Estado a las condiciones que deberán cumplir los candidatos, observemos el ejemplo de la Ciudad de Buenos Aires que tiene sus reglas.

Para ser Diputado se requiere

1. Ser argentino nativo, por opción o naturalizado. En el último caso debe tener, como mínimo, cuatro años de ejercicio de la ciudadanía.

2. Ser natural o tener residencia en la Ciudad, inmediata a la elección, no inferior a los cuatro años.

3. Ser mayor de edad. Art. 70 de la Constitución de la Ciudad.

Condiciones estas que van acompañadas por una lista de obligaciones como:

1. Prestar juramento o manifestar compromiso de desempeñar fielmente su cargo y obrar de conformidad a la Constitución Nacional y a la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.

2. No constituir la Legislatura fuera del recinto de sesiones salvo casos de fuerza mayor.

3. Están obligados a asistir a todas las sesiones, desde el día de su incorporación.

4. Deberán asistir a todas las reuniones de comisiones y de juntas.

A nivel nacional y cumplidas todas la condiciones antes señaladas, el Código Electoral Nacional -en su artículo 161- prevé la asignación de bancas utilizando el sistema D’Hondt método adoptado por la mayoría de las legislaturas provinciales y comunales.

Recordemos que se trata de una metodología ideada por el jurista belga Víctor D’Hondt en 1878 e implementado en, al menos, 40 países.

Consiste en una fórmula matemática para obtener promedios mayores entre los votos totales de cada fuerza política y los cargos en juego.

¿Cómo se aplica en las elecciones legislativas nacionales?

Lo primero que sugiere el sistema D’Hondt es establecer un piso mínimo. En Argentina, para definir la cantidad de Diputados nacionales a ingresar al Congreso, se descartan a todas las listas que no superan el 3 por ciento del padrón de un distrito. O sea, ese tres por ciento es el piso para asignar escaños.

Luego, se procede a establecer la cantidad exacta de votos que cada fuerza obtuvo en los comicios.

A partir de ahí, se empieza a dividir la cantidad de sufragios de cada lista de acuerdo al número de bancas en juego. Por ejemplo: en algunos distritos solo se votan para dos escaños en Diputados, mientras que en la provincia de Buenos Aires para 35; en estos casos las divisiones serían por 2 o por 35, respectivamente.

Posteriormente los resultados obtenidos se ordenan de mayor a menor y se asignan a los bancas en base a los resultados más altos hasta que se acaben.

Esto lo podríamos mostrar de la siguiente manera. En un distrito que renuevan cinco bancas, se emitieron 100.000 votos positivos en una elección que se reparten entre cinco listas. Para utilizar el sistema D’Hondt la operación matemática sería así:

Si se diera el caso que dos fuerzas obtuvieron un mismo coeficiente, el sistema propone que se le otorgue el primer lugar a la lista que en la sumatoria total de votos tenga el número más alto. Si otra vez hay coincidencia la normativa argentina prevé un sorteo entre ambas fuerzas en disputa.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario