ACTUALIDAD Alberto Fernández > Estados Unidos > biodiesel

EN USA

Duro fallo contra el biodiésel argentino y Alberto Fernández

La Corte de Comercio de EEUU falló a favor de continuar con los aranceles de +130% al biodiésel argentino. Alberto Fernández había apelado el fallo.

biodiéselPésima noticia para los productores de biodiésel argentino, que ya venían de la polémica por la nueva ley para el sector: el Tribunal de Comercio Internacional de los Estados Unidos falló en contra de la Argentina en su reclamo para que ese país revea sus aranceles al biodiésel. El tribunal le dio la razón al Departamento de Comercio norteamericano en un juicio iniciado el año pasado por el gobierno de Alberto Fernández y la empresa LDC Argentina. La decisión judicial implica en la práctica que ese mercado seguirá cerrado para la producción local.

En julio pasado, la Argentina había apelado la decisión final del Departamento de Comercio ante la Corte de Comercio Internacional de los Estados Unidos (USCIT), en la revisión por el cambio de circunstancias de las órdenes que, desde 2018, imponen los llamados derechos compensatorios y antidumping a las importaciones de biodiesel de Argentina.

Ahora ese tribunal confirmó el análisis del Departamento de Comercio de USA sobre el régimen de impuestos a las exportaciones argentinas y decidió que se mantengan los aranceles para la importación de más de 130%, sobre el biodiésel de la Argentina, lo que implica en la práctica el cierre del país norteamericano para el producto.

Arduas negociaciones demandó el biodiésel argentino para llegar a los países de la Unión Europea.
Los productores de biodiésel argentino seguirán teniendo el mercado europeo

Los productores de biodiésel argentino seguirán teniendo el mercado europeo

El fallo se conoció este miércoles (22/9) en una causa iniciada por un gran exportador local ante ese tribunal y que había sido apelada por el gobierno de Alberto Fernández.

Así, el mercado estadounidense seguirá cerrado al biodiésel argentino como ocurre desde 2018, cuando se aplicaron fuertes cargos por considerar que el producto estaba “subsidiado” en la Argentina y solo seguirá teniendo disponible el mercado de la Unión Europea.

Antecedentes

En 2016, los productores de biodiésel de EE.UU., agrupados en la National Biodiesel Board (NBB), le pidieron al gobierno de Donald Trump represalias contra el biodiésel argentino porque argumentaban que el producto ingresaba con dumping y tenía subsidios.

Apuntaron contra las retenciones a la soja, que tenía un diferencial que, según la visión de EE.UU., favorecía a la industria argentina en la compra de la materia prima (el aceite de soja) a un valor inferior y también una tasa de derechos en la exportación en ese momento que era del 0% para el biocombustible.

A raíz de ese reclamo, Estados Unidos sancionó a la Argentina con derechos equivalentes a casi un 150%, entre aranceles antidumping y antisubsidios. Además, ordenó que el biodiésel se quedara afuera de ese mercado por cinco años.

En el año en que se cerró el mercado para la Argentina, Estados Unidos había importado de nuestro país unos US$1200 millones en biodiésel de soja.

En 2017, Comercio determinó que esas importaciones estaban siendo subsidiadas y Estados Unidos comenzó a imponer aranceles compensatorios de hasta 72,28% como antisubsidios. Aplicó un nivel similar como medida antidumping.

Durante la gestión de Mauricio Macri, en 2018, el gobierno solicitó al Departamento de Comercio modificar los aranceles antisubsidios a la baja mediante una revisión de circunstancias cambiantes.

El organismo determinó manera preliminar que el régimen de impuestos a las exportaciones de Argentina ya no estaba diseñado y estructurado para alentar el desarrollo de la industria del biodiésel aguas abajo asegurando la disponibilidad de soja relativamente barata. Esto habría reducido sustancialmente los tipos de derechos compensatorios estadounidenses.

Pero en los resultados finales de Comercio, el departamento se revirtió. El departamento dijo que “el régimen fiscal de exportación de Argentina está cambiando, lo que lleva a Comercio a concluir que no hay suficientes circunstancias cambiantes para justificar una reducción de los aranceles”. El gobierno argentino y LDC demandaron.

El Fallo

Si bien la diferencia temporal constante puede restar valor a la conclusión de Comercio, “los numerosos cambios en el régimen fiscal de exportación de Argentina y el proyecto de ley que establece que los aranceles de exportación se reducirían para las mercancías que agregan valor a través de su producción, restan valor a la conclusión de que los subsidios sujetos a medidas compensatorias se encuentran en la investigación subyacente ya no estaba en su lugar”, dijo el tribunal.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario