ACTUALIDAD La Rioja > Juntos por el Cambio > boletas

ALARMA EN EL FDT

Boletas truchas en La Rioja: Por qué podrían ser la clave

El escrutinio en La Rioja puso en alerta máxima al Frente de Todos, que podría perder una banca en Diputados. Las boletas truchas podrían ser clave.

Con el 98,92% de las mesas escrutadas, el Frente de Todos se impone en La Rioja con el 56,06% de los votos, frente al 27,99% de Vamos La Rioja (JxC). Sin embargo, para quedarse con las 2 bancas en juego, el kirchnerismo necesita duplicar en votos al segundo. A esta hora, son 98.303 sufragios contra 49.077 de Juntos por el Cambio. Es decir, hay sólo 149 votos de diferencia entre el 1ero y el 2do.

En dicha provincia sólo restan 10 mesas por escrutar, lo que podría derivar en que finalmente el candidato de Vamos La Rioja (nombre de la lista de Juntos por el Cambio en La Rioja), el radical Juan Amado, consiga los votos para ingresar a la Cámara Baja.

Pero aunque no los consiguiera de esa manera, hay otra llave que podría abrirle a JxC la posibilidad de sacarle al Frente de Todos la primera minoría en la Cámara: los votos impugnados, recurridos y nulos.

Según se informa oficialmente, en La Rioja hay 337 "votos recurridos, impugnados y comando". En tanto, hay 6.022 votos nulos. Estos deben ser analizados en el escrutinio definitivo y la Junta Electoral decidirá si finalmente tienen validez o no.

Y en el caso particular de La Rioja se da un hecho concreto que hace estimar que algunos (si no muchos) de estos votos podrían ser contabilizados como válidos: La Junta Electoral Nacional ya aclaró que tendrán validez aquellas boletas 'truchas' que en lugar de tener el nombre correcto de "Vamos La Rioja" tenían "Juntos por el Cambio".

https://twitter.com/JulioMartinezLR/status/1459866680281157632

Sucede que en las primeras horas de la mañana del domingo de las elecciones, las apoderadas de la alianza de Vamos La Rioja solicitaron que se tengan por válidos los votos emitidos con las boletas encontradas en el cuarto oscuro, con el nombre de “Juntos por el Cambio”.

La intendenta de la Capital de La Rioja, Inés Brizuela y Doria, denuncio la existencia de boletas falsas en los cuartos oscuros y pidió que los votantes revisen las boletas y hagan la denuncia pertinente a las autoridades de mesa.

Brizuela y Doria manifestó que "los muchachos de la 'platita fuerte' están intentando hacer fraude, han hecho imprimir votos idénticos a los nuestros, pero cambiándoles el nombre, les pusieron Juntos por el Cambio en vez de Vamos La Rioja donde usaron el mismo diseño, colores, los nombres de candidatos para inducir al error al electorado".

“Hay que ser muy perverso y oscuro para usar la plata que hace falta para los sueldos para imprimir boletas falsas e inducir al error”, criticó.

Horas después de la denuncia, la Junta emitió un comunicado informando que resolvió dar legitimidad a la voluntad genuina de los electores.

"Es deber de la justicia electoral el asegurar la expresión genuina de la voluntad de la ciudadanía a través del cuerpo electoral", se aseguró en dicho comunicado, según publica el sitio local Minuto Rioja.

"Los sufragantes que cumplieron de buena fe su deber cívico introduciendo en la urna la boleta de Juntos por el Cambio, manifestando de tal modo su preferencia electoral por los candidatos de la lista Vamos La Rioja, no deben ser sancionados con la anulación de su voto, dejando sin consecuencia la libre expresión de su voluntad política, por causas que no les son imputables, es que debe aceptarse la validez de los sufragios cuestionados", agregó.

Esta cuestión no es para nada menor y se terminará definiendo en el escrutinio definitivo -o, de no ser así, es esperable que haya judicialización-.

Cabe destacar que los votos pueden ser impugnados, recurridos o anulados por varios motivos, por eso no puede considerarse que todos hayan sido calificados de esa manera sólo por tener mal el nombre del espacio político, es decir, por ser boletas truchas.

Diferencia entre votos impugnados, nulos y recurridos

Los votos impugnados son aquellos emitidos por un elector cuya identidad fue cuestionada por las autoridades de mesa o los fiscales. Se coloca en un sobre especial, que además debe contener un formulario donde conste el nombre, apellido, número y clase de documento cívico y año de nacimiento del ciudadano cuyo voto ha sido impugnado, junto con su impresión dígito pulgar.

El voto impugnado es de carácter transitorio. En el momento de realizarse el escrutinio definitivo en la Junta Electoral Nacional, se coteja la identidad, y si resulta probada el voto será computado y clasificado como válido, nulo o blanco.

El voto recurrido es aquel cuya validez o nulidad es cuestionada en el momento del escrutinio en la mesa por uno o más fiscales, quienes deben fundamentarlo con una expresión concreta de las causas. Asentarán los motivos en un formulario especial provisto por la Justicia nacional electoral, que deberá ser firmado por los fiscales. Se adjuntará a la boleta y al respectivo sobre. Ese voto se anotará en el acta de cierre de comicio como “voto recurrido” y será escrutado oportunamente por la Junta, que decidirá sobre su validez o nulidad.

Finalmente, los votos nulos son aquellos que fueron emitidos mediante una boleta no oficializada (de elecciones anteriores o de otros distritos) o que contenga defectos formales suficientes como para anularlos. También serán considerados nulos cuando en el sobre junto con la boleta haya elementos extraños como monedas, estampitas, etc. También si el sobre tiene dos o más boletas de la misma categoría de candidatos y diferente agrupación política.

Se anulará, de igual forma, si contiene una boleta oficializada que por destrucción parcial, defecto o tachaduras no contenga, por lo menos sin rotura o tachadura, el nombre del partido y la categoría de candidatos a elegir.

En estos casos, cuando los fiscales de mesa consideran, durante el escrutinio de mesa, que un voto es nulo (no válido porque la boleta está tachada, escrita, o alguna de las razones mencionadas), lo que hacen es anotarlo en el acta como un voto recurrido y no lo computan. Ese voto se analiza en el escrutinio definitivo y en esa instancia se determina si es válido o nulo.

Estos tres tipos de votos, entonces, son analizados luego en el escrutinio definitivo y la Junta electoral decidirá si se dan como válidos o no.

Es por eso que con el caso de las boletas truchas, que la Junta ya avisó que les dará validez, se espera que la alianza Vamos La Rioja obtenga más votos que los contabilizados en el escrutinio provisorio.

De ser así, y si el Frente de Todos no logra duplicar en votos al candidato opositor, entonces el kirchnerismo perderá una banca en la Cámara de Diputados y quedaría empatado con Juntos por el Cambio con 117 bancas cada espacio, por lo que el oficialismo perdería la primera minoría en la Cámara Baja.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario