ACTUALIDAD funcionario > Martín Gill > Villa María

REGRESO

Alberto dejó solo a un funcionario que terminó renunciando

Un funcionario del Gabinete de Alberto Fernández renunció a su cargo tras meses de polémica por la acumulación de puestos en el Estado.

Precisamente, esa aventura nacional de Martín Gill fue sin soltar la intendencia de Villa María, una de las ciudades más importantes de Córdoba. Para ello, el funcionario logró que la Legislatura local le concediera hasta cuatro licencias consecutivas de seis meses, algo que no consiguió concretar por quinta vez.

Para lograr su quinta prórroga, Martín Gilll debía lograr la anuencia de buena parte de la Legislatura, algo que no consiguió. De hecho, su candidatura a diputado por el Frente de Todos terminó detonando la paz que había conseguido a nivel local para sostenerse en Nación, ya que el funcionario debió enfrentarse con Hacemos por Córdoba, que cuenta con fuerte presencia en el distrito villamariense.

Martín Gill
Martín Gill, el funcionario de Alberto que debe volver a Villa María. 

Martín Gill, el funcionario de Alberto que debe volver a Villa María.

Desde el peronismo schiarettista se sumaron a la oposición de Juntos por el Cambio, y comenzaron a denunciar a Martín Gill por acumulación de cargos, algo que se cuestiona desde lo ético. En ese orden, el primer espacio en denunciar la irregularidad democrática fue la Coalición Cívica de Elisa Carrió y Gregorio Hernández Maqueda.

Luego se sumó Eduardo Acastello, el competidor natural de Martín Gill en Villa María. Sobre Acastello se habían desatado gestiones nacionales para que brinde su apoyo a una nueva licencia del funcionario, algo que no ocurrió.

El propio jefe de Gabinete, Juan Manzur, había prometido a Martín Gill que el mismo negociaría con Hacemos por Córdoba para mantenerlo en Obras Públicas. Pero con la ruptura de la relación entre Eduardo de Pedro (ministro del Interior) y Alberto Fernández, la conexión con Córdoba parece ser más difícil que nunca, por lo que la llegada a los altos mandos de la gestión de Juan Schiaretti es prácticamente nula.

Así, el funcionario que llegó a ser intendente, secretario de Obras Públicas y diputado por pocas horas (renunció a su banca luego de jurar), terminó desistiendo de su relación con el kirchnerismo y decidió volver a su pueblo a solidificar su imagen entre su bancada local. Para Martín Gill, resulta más importante asentarse nuevamente a nivel local, ya que los propios vecinos de Villa María no veían con buenos ojos una gestión remota del municipio local.

https://twitter.com/martinrgill/status/1475560066833006592

FUENTE: Urgente 24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario