MALESTAR POR SALARIOS

Tras el faltazo del Día de la Bandera, Macri suspende el desfile del 9 de Julio

Después del ‘faltazo’ de Macri en el acto por el Día de la Bandera que el Gobierno nacional atribuyó a razones de seguridad, ahora el Ministerio de Defensa decidió no realizar el tradicional desfile militar por el 9 de julio, con lo cual tampoco habría acto central encabezado por el Presidente. Según el diario La Nación, la suspensión se debe al malestar en las Fuerzas Armadas por los bajos incrementos salariales.

Otro acto oficial del Presidente en una fecha patria que se suspende por el temor a las muestras de desaprobación de los asistentes. En rigor de verdad, el Día de la Bandera se celebró en Rosario donde está emplazado el monumento en honor a la enseña patria, pero Mauricio Macri no concurrió argumentando razones de seguridad, aunque el temor del Gobierno era a que se produzcan escraches o abucheos durante el acto. Ahora se confirma la suspensión del tradicional desfile militar del 9 de Julio por la Independencia argentina, así como el acto central que suele encabezar el Presidente. Otra vez, el temor es que se produzcan muestras de reprobación por parte de los familiares de los militares, que vienen de recibir un aumento salarial de apenas el 8 por ciento.

Según confirma el diario La Nación este jueves (5/7) hay malestar en las Fuerzas Armadas por el magro aumento de sueldos. La suspensión de los desfiles surgió de fuentes militares aunque en la cartera que conduce el ministro Oscar Aguad no se confirmó ni desmintió la realización del mismo.

Al igual que en los últimos dos años, por la celebración del 9 de Julio se había programado para el lunes, a las 11, un desfile de 5600 efectivos militares por la Avenida del Libertador. Las formaciones iban a recorrer un trayecto de dos kilómetros, desde la intersección de Av. del Libertador y Salguero hasta el Campo Argentino de Polo.

Estaba previsto la participación de las escuelas de cadetes y aspirantes de las tres fuerzas, además de la caballería montada del Colegio Militar, comandos del Ejército, los regimientos de Infantería de Patricios y de Granaderos a Caballo, la Fanfarria Alto Perú y veteranos de guerra, entre otros.

La práctica del desfile militar se retomó en 2016, en los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri y tuvo una gran concurrencia.

La decisión de dejarlo sin efecto se tomó el martes último, revela La Nación, el mismo día en que se publicó en el Boletín Oficial la resolución conjunta de los ministerios de Hacienda y de Defensa, que otorga un incremento salarial diferenciado a las fuerzas. Mientras los cuadros inferiores recibieron una mejora del 8% de los haberes, los oficiales superiores, a partir del grado de teniente coronel en el Ejército y equivalentes en las otras fuerzas, solo percibirán una suma fija de $2000 a partir del 1 de julio, y de $4500 desde el primer día de agosto.

En tanto, el 12 de Julio se realizará un nuevo paro nacional y movilización del sector convocado por ATE. El personal civil de las Fuerzas Armadas efectuara una protesta ante la sede Central de IOSFA (Instituto de Obras Sociales de las Fuerzas Armadas) sita en la calle Paso 551 CABA a las 11Hs.

Al finalizar una Asamblea del sector que decidió la medida de fuerza, Maximiliano Bares, Delegado de ATE DIBPFA – IOSFA dijo: “Paramos y movilizamos por equiparación salarial, ya que más de la mitad de nuestros compañeros (de un total de 23.000) cobramos por debajo de la línea de la pobreza establecida por el INDEC, además, hemos sufrido la eliminación de las vacaciones de invierno, beneficio del que venimos gozando desde hace más de 30 años, y el pedido de pase a planta permanente”.

Dejá tu comentario