NAVIDAD AMARGA EN BELÉN

Papá Noel, icono de rebeldía palestina contra Trump

Palestinos disfrazados del icono festivo, creado por los consorcios consumistas de Estados Unidos, (Papá Noel) manifestaron este fin de semana tras las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trum, en las que reconoce a Jesuralén como la capital de Israel. Las protestas violentas, que han cobrado la vida de 4 palestinos, han sido calificadas como "de baja intensidad", ante eventos de gigantesca magnitud llevados a cabo anteriormente en Gaza. Sin embargo, el ambiente festivo, este año, poco abundante ha sido empañado.

Lejos de una linda Navidad, Belén, la localidad en la que la tradición cristiana sitúa el nacimiento de Jesús, pasó una Nochebuena convulsionada muy apartada del ambiente festivo, producto de las protestas violentas tras el reciente reconocimiento del presidente de los Estado Unidos, Donald Trump, de Jerusalén como capital de Israel.

De hecho, los enfrentamientos en las últimas semanas entre manifestantes palestinos y las fuerzas israelíes, han condicionado absolutamente las celebraciones, menos abundantes que otros años.

Cabe destacar, que la Navidad es una fiesta religiosa, de reflexión y crecimiento de fe, para celebrar el nacimiento del hijo de Dios. Muy apartado del propósito de los añadidos personajes consumistas creados por Estado Unidos, como lo es el Papá Noel que todos "reconocemos", de barba blanca, regordete y sonrojado, vestido de traje rojo brillante que habita en el Polo Norte.

Las propias autoridades palestinas han optado por reducir el número de actos oficiales por las palabras de Trump, lo que ha provocado algunas protestas entre los fieles y los turistas, que no pierden la oportudindad de mandearle un mensaje irónico al mandatario estadounidense, vestidos de Papá Noel.

En este contexto, los representantes del Vaticano cruzaron el puesto de control militar israelí llegados desde Jerusalén antes de la tradicional misa de Nochebuena en la Iglesia de la Natividad. El administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, principal clérigo católico en Tierra Santa, llegó desde Jerusalén envuelto de numerosas medidas de seguridad.

Pizzaballa, que la semana pasada rechazó la decisión de Estados Unidos, fue escoltada por un grupo de hombres en motocicletas, algunos de ellos con sombreros rojos de Santa.

Pese a que las protestas, en Ciudad Santa y en Cisjordania, se han calificado de baja intensidad, ha dejado un saldo mortal de 4 palestinos fallecidos.

Los choques tuvieron mayor dramatismo en la frontera de Gaza, donde dos palestinos fallecieron a consecuencia de las heridas de bala sufridas. Este tipo de muertes se suele producir cuando los responsables de Hamás, que controlan la seguridad del territorio, permiten que los manifestantes accedan hasta la zona de separación establecida por el Ejército israelí en torno a la Franja de Gaza. Lo que además de los fallecidos, ha sumado más de 130 heridos por los bombardeos de Israel en la zona.

En los accesos a Belén las imágenes de televisión mostraban una batalla campal con generalizado intercambio de pedradas y neumáticos quemados por granadas lacrimógenas, balas recubiertas de goma y cañones de agua a presión.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario