VIOLENCIA SUBURBANA

La muerte de Agustin

"Íbamos caminando de la mano y me los encuentro. Estaban escondidos y uno de ellos tenía un arma. Me robaron, me sacaron la plata y cuando se van, uno se da vuelta y me tiran. El que tenía el arma se sonrió. Me quisieron apuntar a mí, con tanta mala suerte que le pegaron a mi hijo", contó entre lágrimas Martín, el padre de Paulo Agustín Bustamante. "Papá, me duele" le dijo Agustín a Martín antes de desvanecerse. Había recibido un balazo en la espalda disparado por un adolescente de 16 años que acababa de asaltarlos, acompañado por otro de 14 años, en el camino a la pizzería, en el Barrio Ferroviario, de Lomas de Zamora. Él les entregó el dinero que llevaba: $ 270. Pero no fue suficiente. Martin, quien trabaja como empleado en una empresa de seguridad privada, alzó a su hijo en brazos y salió corriendo a buscar ayuda, pero el niño llegó muerto al centro asistencial. El adolescente de 16 años ya fue detenido: se llama Axel, tiene antecedentes por portación de armas. Su padre estuvo preso, otro hermano está preso y la madre murió a los pocos meses del nacimiento de uno de sus hijos. No es un tema nuevo pero recurrente y complejo: inseguridad ciudadana / jóvenes 'ni ni' (ni trabaja ni estudia) que delinquen / menudeo de estupefacientes / falta de asistencia para recuperación y prevención de adictos / ausencia de infraestructura policial adecuada / ausencia de infraestructura de emergencias médicas.

“Él escucha más a sus amigos. Quiero que cambie la mentalidad de ponerse una gorrita y andar en la calle. No tienen sábado ni domingo. Toda la semana van de acá para allá, se alcoholizan: eso no es vida. A mi hijo lo voy a internar, que Dios me perdone. Vive en la calle, no quiere estudiar”,
Padre de Axel, adolescente de 16 años,
acusado del asesinato de Paulo Agustín Bustamente.


“Los barrios de Lomas de Zamora están copados por los carteles narcos, y viene de hace muchos años. Tenemos implantados escuadrones de drogas con sus soldaditos que venden paco en las distintas localidades. Tenemos un equipamiento en el centro de monitoreo de última generación que vale millones y millones de pesos que está mal utilizado y desperdiciado. Necesitamos empezar a generar lazos fuertes con la Fiscalía General, tenemos un montón de denuncias que hacen los vecinos pero la Fiscalía no está actuando. El problema no es ni municipal ni provincial, es un problema integral donde todos deben tomar conciencia y actuar”,
Ramiro Trezza (concejal de Lomas de Zamora/Frente Renovador).

 

 

La muerte de Paulo Agustin Bustamante, una criatura de 3 años de edad, es la cara de un drama social que expresa el nivel de inseguridad que nos afecta. Ninguno de nosotros estamos exentos de que nos pase algo y no me refiero solo a la Argentina, en el mundo podemos ser sorprendidos por la violencia irracional que a su vez expresa los peores sentimientos de nuestra condición humana.

Somos responsables en cuanto hemos aceptado que paso a paso hemos ido desarmando las bases de nuestra cultura tradicional.

Una cosa es adaptarnos a los nuevos tiempos, Ortega decía “esta a la “altura de los tiempos”, pero otra cosa es desvalorizar a nuestros valores clásicos, es decir volverlos líquidos, lo que significa relativizar el bien y dignificar el mal.

He escuchado y visto a supuestos “expertos” tratando de explicar la muerte de Agustin y hasta en cierto modo comprenderla y hasta justificarla, sintetizada en este cruel sofisma de plantear las carencias del necesitado, frente a la opulencia de los que tienen, representado en este caso por otra persona del conurbano que apenas tenia dinero para comprar una pizza, para mal alimentar a su familia.

---------

Fue a comprar una pizza y le mataron al hijo

Justicia por Agustín

Eduardo Feinmann vs. Romina Manguel con Alejandro Fantino en Animales Sueltos (América 2)

---------

Cuando se escuchan o se ven este tipo de comentarios o razonamientos como el que hizo una tal Dueñas por TN en el programa de Nelson Castro, no se puede evitar sentir una cierta repulsión inhibitoria de cualquier tipo de diálogo. Se refirió a la pésima calidad de los institutos de detención de menores, lo que es cierto, pero lo atribuyó a este gobierno (sic), cuando el peronismo gobernó la provincia desde hace mas de 20 años y el Kirchnerismo/Kristinismo en los últimos  años.

No se puede admitir ni consentir tanto cinismo.

La cosa no consiste en analizar si la pobreza se agrava, se mantiene o se mejora, pero si la sociedad alberga a un 30% de pobres y un 30% de economía informal, significa que en los últimos 60 o 70 o 100 años hemos hecho mal muchas cosas y también es cierto que esta patología social no se puede sanar ni en uno o dos años, pasarán varios años, pero ello también implicará que toda la sociedad deberá hacer esfuerzos y sacrificios. 

En cuanto al crimen del que fue víctima de Agustin, no podemos descalificar la necesidad de un justo castigo, en nombre de la pobreza, la miseria, o el analfabetismo.

El castigo justo es como un remedio o cirugía para una patología médica.

El castigo no solo es la pena de prisión, es también la tarea que se debe desarrollar para reintegrar al reo a la sociedad y esta es una falla de todos nosotros que así como reclamamos por gozar gratuitamente de la mayor cantidad de derechos, jamás hemos pedido por tener un sistema penitenciario idóneo que cumpla con esa valiosa tarea social.

La penitencia, tiene que ver también con la educación, porque nadie se puede arrepentir si no está capacitado para distinguir el bien del mal.

Las cárceles no han sido creadas para que la gente se pudra en ellas, sino para su seguridad y rehabilitación.

No sé si la penitencia es un derecho humano, pero debería serlo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario