"UNOS AÑOS MÁS"

Hollywood pacta con Kodak y salva el fílmico

Kodak y los principales estudios de Hollywood acaban de firmar un acuerdo para evitar el fin del cine en fílmico. Debido al crecimiento del cine digital, se esperaba el fin del cine como se lo conocía y muchos directores se habían manifestado en contra del nuevo formato, pero este convenio propone alargar la vida del celuloide, al menos por un tiempo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La histórica empresa estaba pasando por su peor momento: la “muerte del cine” ya estaba decretada y era solo cuestión de tiempo, pero Kodak y los principales estudios de Hollywood firmaron un acuerdo que tiene como objetivo continuar produciendo cine en fílmico, contra todo pronóstico. No trascendieron aún las cantidades ni la duración que figuran acuerdo, pero se sabe que Disney, Fox, Paramount Sony, NBC Universal y Warner Bros se comprometieron a comprarle a la compañía cierta cantidad de película durante los próximos años para estirar la vida del celuloide “unos años más”, según informó The Hollywood Reporter. 
 
Debido al crecimiento del cine digital, las ventas de Kodak cayeron un 96% en los últimos 10 años. Esta caída fue acelerada, más recientemente, por una novedad: el surgimiento de las salas digitales. En 2007, la empresa suministró cerca de 3.500 millones de metros de película a Hollywood, cifra que el año pasado se redujo a unos escasos 127 millones.
 
El fílmico es, para muchos directores, la mejor opción para hacer cine (para los más puristas, la única). Pero esta postura no tiene que ver con una cuestión de nostalgia o romanticismo, sino que responde a que el material ofrece ventajas reales que se traducen, muchas veces, en mejores posibilidades para el tratamiento de la imagen. El cine digital está en algunos aspectos “atrasado” con respecto al formato tradicional y por eso debe evolucionar constantemente mientras que la película de 35mm logró consolidarse la medida de película estándar hace más de 100 años. Sin embargo, esto no es más que lo que se ha consensuado, porque lo cierto es que este tema es objeto de debate entre grandes realizadores de la escena cinematográfica actual y los hay de ambos “bandos”.
 
Entre quienes apoyan el fílmico se encuentran Christopher Nolan, que lo utilizó recientemente para el rodaje de “Interstellar”.
 
J.J. Abrams también decidió trabajar de esta manera en “Star Wars: El despertar de la Fuerza”, que se estrenará a fines de este año, y en 2013 había declarado que, si el film desaparece como formato, “con él también se irá el estándar de excelencia, la mejor calidad”.
 
Otro defensor del formato tradicional, Quentin Tarantino, había sentenciado en 2014 la muerte del cine: “Con el formato digital, el cine como yo lo conocía está muerto. Se ha convertido en ver la televisión en público, y si tengo una gran pantalla en casa no veo por qué debería hacerlo”.
 
Por otra parte, en los últimos años fueron muchos los directores que cedieron ante la nueva forma de hacer películas.
 
En ese sentido, el  estreno de “Avatar”, en 2009, fue para muchos un punto de quiebre, ya que se anunció desde un principio que sería exhibida en salas digitales. Por este motivo, previo a su estreno y conociendo los antecedentes de Cameron, muchas salas tradicionales decidieron dar el salto para no perder esa oportunidad (incluso su estreno fue pospuesto con este propósito). Por supuesto, la inversión estuvo justificada: sólo en USA fueron 10.000 salas que tomaron esta decisión y finalmente se convirtió en la película más taquillera de la historia, con una recaudación total de $2.787.965.087.
 
Peter Jackson abandonó el celuloide para filmar “El Hobbit”, proyecto en el cual, además, utilizó el formato High Frame Rate (imagen de alta frecuencia), para obtener, justamente,  una imagen de mayor frecuencia de fotogramas por segundo: 48 cuadros en lugar de 24, como es habitual.
 
Mediante un comunicado, el director ejecutivo de Kodak, Jeff Clarke, aseguró que “la película ha sido durante mucho tiempo, y seguirá siendo, una parte vital de nuestra cultura”. Y explicó su objetivo: “Con el apoyo de los estudios, continuaremos produciendo películas, con su incomparable riqueza y textura, para permitir a los directores narrar sus historias y demostrar su arte”.
 
Cabe mencionar que, más allá de este acuerdo en particular, la compañía ya está buscando realizar nuevos convenios con las distribuidoras independientes, según reveló Andrew Evenski, presidente del Departamento de Entretenimiento y Películas Comerciales de Kodak, a The Hollywood Reporter.
 
Como dato, también es interesante observar que “Boyhood”, “El Gran Hotel Budapest”, “The Imitation Game”, “Interstellar” y “Foxcatcher” son las principales candidatas al Oscar y todas ellas fueron rodadas en fílmico. Además, también prefirieron el método tradicional algunas de las películas más esperadas de los próximos meses, como “Misión Imposible 5”, “Jurassic World”, y “Batman v. Superman”

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario