Leído

ALBERTO F. Y UNA TREGUA DE PARITARIAS

Salariazo por la culata

Mie, 13/11/2019 - 10:21am
Enviado en:

La Administración Macri entrega una derrota salarial por goleada tras 4 meses, en el marco de una recesión que prioritariamente concentra el temor de la fuerza laboral en la estabilidad de los empleos. La resignación de los trabajadores a terminar el año con casi un 40% menos de poder adquisitivo que el que dejó CFK en 2015 abre el resquicio para que el nuevo gobierno lance una tregua económica y social con las patronales durante 180 días. Obviamente la creación de un Consejo Económico y Social implicaría saltear las paritarias, ya que su propósito principal es acotar la desigual carrera entre salarios y precios a fin de revertir la indexación y traccionar la inflación hacia abajo hasta encontrarle un nuevo punto de partida a la política de ingresos. Las cúpulas sindicales en el rol oficialista que asumen serían algo así como garantes de una transitoria pax social. La duda es si las comisiones internas más radicalizadas no acabarán desbordando su lábil representatividad si cunde el descontento de las bases en el primer trimestre de 2020 por la menguada capacidad de compra de las remuneraciones. Los economistas añaden su cuota de desconfianza en que se repita la historia de siempre de los corsets voluntaristas sobre precios y salarios: que se tornen inconsistente por filtraciones en la política monetaria, que es por donde se suele bancar el crónico desequilibrio de las cuentas públicas.

"Existe una cierta resignación en el sector del trabajo a adaptarse al descenso de los ingresos."
Contenido

No es un dato menor que suene Roberto Lavagna para hacerse cargo del Consejo Económico y Social que piensa habilitar por ley Alberto Fernández, a fin de que las corporaciones sindicales y empresarias, con el Estado como árbitro, acuerden una tregua de precios y salarios por 180 días, lo que de hecho implicaría dejar en suspenso las paritarias 2020.

Más aún cuando el operador central del candidato presidencial de Consenso Federal, Luis Barrionuevo, es un influyente miembro de la CGT, uno de los pilares las tablas (en términos ajedrecísticos) pactadas en la política de ingresos por los primeros 3 meses de vigencia del trato.  

El objetivo principal consiste en desindexar antes que congelar, lo que en caso de funcionar traccionaría a la baja a los 2 máximos protagonistas de la carrera del siglo nacional para hacerlos converger en algún escalón de inflación más bajo que el actual al cabo del 1er. trimestre. 

En la 2da parte, hasta junio, la intención manifestada por el futuro Presidente es que los sueldos se ubiquen de sombrero del nivel general del IPC (Índice de Precios al Consumidor) e inicien una senda de recuperación que active el consumo interno y en especial a las Pymes.

Mientras tanto, en el Consejo se hablaría de incorporar tecnología a la producción, de índices de productividad y herramientas para atraer inversiones, agenda que suele simplificarse bajo la denominación de reforma laboral.

Los trabajadores de 15 de los gremios representados por las organizaciones de cúpula (o sea casi 4 millones) que se sentarán a esa mesa llegan con una pérdida del 34% en el poder de compra de su remuneración tomando diciembre de 2015 como punto de comparación hasta agosto de este año. 

En ese lapso, los precios habían subido 234%, pero con la devaluación posPASO y el pass through en la estructura doméstica que le siguió le recortaría a la capacidad adquisitiva otros 7 puntos hasta fin de año, cuando supuestamente comenzaría la tregua. 
 
De los bolsillos a las cajas

Hasta ese momento, la transferencia de recursos consumada desde los bolsillos de los poco más de 6 millones de asalariados privados a las algo más de 500 mil empresas, según el informe del CETyD, equivale a $ 73 mil millones mensuales que, anualizados, alcanzan los $ 950 mil millones, equivalentes a U$S 16 mil millones.

Existe una cierta resignación en el sector del trabajo a adaptarse al descenso de los ingresos. 

El portal de empleos Bumeran confirma que la pretensión de los postulantes en octubre de 2019 sería, en promedio, de $ 49.411 por mes, lo cual refleja un incremento del 2,6% en el mes, más del 31% en el año y del 41% en los últimos 12 meses, pero si se compara con la inflación que consigna el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, la acumulada hasta septiembre lleva alcanzado el 37,7%, y aún falta un trimestre para completar el año.

La brecha entre lo que aspira ganar un junior ($ 32.852 por mes) y un jefe o supervisor se ha ido abriendo ya que estos reclaman $ 81.738, o sea, 47% más que los principiantes.  

Si bien por un lado no se nota que haya una encendida posición de reclamo por parte de los asalariados en pleno relevo del gobierno, hay dudas sobre qué sucederá si la nueva Administración se despacha con un 40% de aumento en las tarifas como salida del congelamiento electoral dispuesto por Mauricio Macri, aunque las CGT´s avalen una tregua social. 

¿Podría haber una reacción de las bases en la cual las comisiones internas, generalmente más radicalizadas que la burocracia sindical, que se pongan al frente de reclamos desoyendo la voz de alto de la dirigencia superior? 

El vocero de la negociación de la deuda que encarará el futuro gobierno, Guillermo Nielsen, afirmó en Miami que es urgente para la nueva gestión una reestructuración que abarque tanto los plazos del repago del crédito stand-by del Fondo Monetario Internacional, cuyos desembolsos se interrumpieron cuando llevaba US$44 mil millones de los US$57 mil acordados, como los vencimientos por aproximadamente US$15.000 millones que irán cayendo entre ahora y mayo del año que viene. 

Nielsen es optimista del resultado de las conversaciones con los bonistas para una reestructuración porque, aseguró, será entre profesionales, a diferencia del default de 2002, en el que había medio millón de tenedores de bonos en Italia, Japón, Alemania, Austria, Suiza. 

La apuesta de la Administración Fernández es arribar a una renegociación de la deuda externa que permita desajustar el cinturón fiscal y aplicar políticas de promoción del consumo, mientras se potencien otros sectores generadores de divisas y empleo, junto al agro, como Vaca Muerta, para cuyo desarrollo se encuentra en preparación un nuevo marco legal que atraiga inversiones.
 

Comentarios

Por la "culata" nos van a meterla a los jubilados, no aplicando la fórmula de actualización de haberes vigente actualmente y con ninguna protesta frente al Congreso como hicieron en diciembre del 2017. ¡que hijos de p...!