Leído

CITYDASH

Revolucionaria aplicación para gestión de ciudades

Jue, 29/10/2020 - 6:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

Sin información es imposible una planificación racional de los centros urbanos en el siglo 21, donde a diario ocurren migraciones multitudinarias, desplazamientos a veces rutinarios y en otros casos excepcionales. A esta gestión se le llama 'smart city' o 'ciudad inteligente', que permite una aplicación racional y eficiente de todos los recursos disponibles, no sólo los monetarios. Muy interesante la propuesta de CityData.

citydata
citydata.jpg
Las ciudades ya recopilan grandes cantidades de datos a través de sensores integrados en la infraestructura e incluso en la iluminación pública, observando una variedad de métricas, desde la calidad del aire y el uso del transporte hasta el movimiento de personas. La cuestión es cómo estandarizar la recopilación y darle una lectura inteligente.
Contenido

Conocer el movimiento de personas en 1.531 ciudades globales resulta el desafío CityData, cuya carta de presentación es muy interesante:

"En marzo de 2020, la Asociación Nacional de Parques y Recreación emitió una declaración conjunta sobre el uso de parques y espacios abiertos mientras se mantiene el distanciamiento físico. Hasta la fecha, más de 1.000 grupos en todo el país (USA) se han suscrito para expresar su apoyo al uso seguro de los parques durante esta crisis.

Algunos otros líderes municipales de todo el país se están enfrentando a la pandemia de COVID-19 mediante el uso de nuevas técnicas innovadoras como el uso de datos geoespaciales para tomar decisiones basadas en datos y asignar presupuestos y recursos para parques y programas recreativos basados ​​en la participación y el uso.

Ciudades como San Francisco están reflexionando sobre estrategias nuevas e innovadoras para usar datos que permitan medir el uso de los parques y defender la financiación adicional para programas de recreación. El aprendizaje al aire libre, las opciones de trabajo conjunto al aire libre y los eventos al aire libre con distanciamiento social son algunas de las nuevas ideas que se están considerando. Para defender y promover tales ideas, las ciudades están evaluando el uso de inteligencia geoespacial y conocimientos profundos proporcionados por plataformas como CityDash.ai."

Egresados de la Universidad de Stanford iniciaron la aplicación: Apu Kumar, Roger Holenweger y Jardel Martins. 

Un dato interesante: Head of Business para Latam es Lucas Maffioli, quien egresado de la UCA en Ingeniería Industrial obtuvo un MBA en la University of Southern California. Casi 5 años en EY, fue incorporado por CityData.ai hace más de 1 año.

La compañía avanza hacia su 3ra. ronda de financiación, interesada en alcanzar una expansión global que hoy día tiene foco en el sudeste de Asia y Latinoamerica.

El concepto clave es "People Intelligence" que es definido así: "La inteligencia de personas es la capacidad de construir un gráfico de conocimiento que se actualiza continuamente sobre cómo se comportan las personas en el mundo real utilizando datos nuevos, precisos y anonimizados sobre la presencia, la actividad y el movimiento de las personas". CityData definió 3 servicios: CityDash, CityChat y CityTrace.

CityDash AI es el gráfico de conocimiento geoespacial, basados ​​en mapas donde se aplican la información de billones de puntos de datos proporcionados por más de 1.000 millones de dispositivos cada mes para brindar información actualizada, precisa y anónima sobre la presencia, la actividad y el movimiento de las personas.

Es imprescindible responder y hasta anticipar, a interrogantes esenciales para brindar una respuesta a los ciudadanos. Por ejemplo:

 **  ¿A dónde van las personas, de dónde vienen y qué lugares visitaron en sus caminos? 

 **  ¿Hay más personas visitando parques, jardines y espacios abiertos este año?

 **  ¿Cómo se correlacionan el nivel de ingresos y la tasa de desempleo con el descuido de un vecindario?

 **  ¿Cuál es el impacto del ruido de la construcción, los baches, los escombros y las plagas en la gente del vecindario?

 **  ¿Cómo pueden los servicios de transporte compartido operados por el sector privado complementar el transporte público?

 **  ¿Cuál es el plan de evacuación de un área afectada por un incendio u otra catástrofe?

 **  ¿Pueden las ciudades conocer la relación entre las empresas minoristas y las áreas del centro para anticipar la evolución de la economía local, previendo la recaudación de impuestos de los próximos meses?

 **  ¿Cuántas personas visitaron las zonas comerciales? ¿Cuál es la tendencia semana a semana?

 **  ¿Dónde serían las habilitaciones y cuáles los rubros de comercio más convenientes por barrios, según los desplazamientos de las personas?

 **  ¿Cuáles serían las ubicaciones ideales para instalar IoT (los sensores propios de Internet de las Cosas) según la densidad y el movimiento de las personas?

Apenas algunas de las preguntas posibles.

Se puede ir más allá:

 **  ¿Cuántas personas se encontraban en las cercanías del incidente del crimen cuando ocurrió?

 **  ¿Qué tan efectivos fueron los carteles y vallas publicitarias en la ciudad de San José en el mes que pasó?

La propuesta es una gestión diferente del poder delegado por los ciudadanos en sus autoridades. Es posible que haya líderes que decidan aferrarse al pasado. Hasta ahora no resulta una opción inteligente. El problema de todo estos enfoques inteligentes es la Argentina no inteligente, donde la economía convierte en complicadísimo todo aquello que se pague en dólares estadounidenses.

También es cierto que no hay mal que dure 100 años, dicen por ahí.