Leído

NADA INOCENTE

Ford, Toyota y GM juntas van por los coches autónomos

Jue, 04/04/2019 - 9:48pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La propuesta se observa como una forma de tomar la delantera sobre futuras regulaciones tecnológicas en Estados Unidos. Las naciones interesadas en el tema siguen el desempeño de las gestiones. Saben que les llegará el turno cuando todo esté acordado.

Contenido

Las compañías indicaron que formarán un consorcio para coordinar la redacción de normas de seguridad de vehículos de conducción automatizada, en una iniciativa que eventualmente podría ayudar a establecer las regulaciones específicas para el norte de América.

General Motors, Ford Motor y Toyota señalaron en un comunicado que "unirán fuerzas con el grupo de ingeniería automotriz SAE International para establecer los principios de seguridad de los vehículos autónomos, a fin de colaborar en la información sobre el desarrollo de normativas". El grupo también "trabajará para avanzar en pruebas de conducción seguras", detalló el texto.

Las autoridades norteamericanas discutieron la forma de regular los proyectos de autos automatizados, mientras otras naciones siguen de cerca cómo se resuelve la implementación de esta tecnología emergente.

El año pasado, legisladores estadounidenses desecharon un proyecto de ley destinado a acelerar la llegada de vehículos sin conducción humana a las autopistas, aunque podrían reanudar sus esfuerzos en el transcurso del año.

El nuevo grupo, denominado Consorcio de Seguridad de Vehículos Automatizados, comenzará por fijar prioridades, con un enfoque en el intercambio de datos, la interacción de vehículos con otros usuarios en carreteras y pautas para llevar adelante pruebas seguras.

Vale recordar que las actuales normas de la autoridad de tránsito de los Estados Unidos (NHTSA) prohíben la circulación de autos sin control humano. El regulador comparará por primera vez a vehículos que toman todas las decisiones de conducción mediante una computadora frente a la conducción humana, aunque existen crecientes preocupaciones respecto a la seguridad de la tecnología.