Leído

COVID-19

Estudian si anticuerpos "recolectados" de convalecientes podrían servir como prevención

Mie, 29/07/2020 - 12:17pm
Enviado en:
Por Urgente24

Tal como cuando somos mordidos por un animal que podría tener rabia, se nos inyecta preventivamente un antídoto que impide que se desarrolle la infección en nuestro organismo, un estudio en marcha evalúa si es posible aplicar una inyección de anticuerpos recolectados de plasma convaleciente de pacientes de COVID-19, a personas en grupos de riesgo que hayan estado expuestas al virus.

Contenido

Si somos mordidos o rasguñados por un animal que podría tener rabia, los médicos nos darán una inyección para prevenir que el virus nos provoque una infección. El mismo concepto, explica el portal de la radio estadounidense NPR, está siendo ensayado para prevenir el coronavirus, utilizando anticuerpos recolectados del plasma de pacientes convalecientes.

La mayoría de las personas que se enferman de COVID-19 producen anticuerpos en su sangre que se cree que previenen la reinfección.

Un estudio está en marcha para evaluar si una infusión intravenosa de esos anticuerpos puede proteger a alguien que haya estado expuesto al virus y esté en alto riesgo de infectarse.

Uno de los primeros voluntarios en este estudio, relata NPR, es Jonathan Orens, médico que trata a pacientes de transplantes en la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins.

La hija de Orens viajó recientemente en avión a visitar a sus padres y al llegar, un test le dio positivo al COVID-19 a pesar de que no tenía síntomas. Tanto él como su esposa dieron negativo. Al mismo tiempo, uno de los colegas del médico, el Dr. Shmuel Shoham, comenzaba un ensayo para saber si la sangre "purificada" de pacientes convalecientes de COVID-19, podía prevenir la enfermedad en otra persona.

La mitad de los participantes en el ensayo clínico reciben una infusión intravenosa de plasma convaleciente mientras que la otra mitad recibe un placebo. Ni los participantes ni los doctores saben qué recibió cada uno. Todos ellos deberán someterse a extracciones de sangre periódicas para ver cómo evolucionan.

Shoham planea llegar a probar el tratamiento preventivo en hasta 500 pacientes. Aunque si resulta ser efectivo, no hará falta estudiar a tanta gente.

Shoham está también involcurado en un segundo ensayo que estudiará si el plasma puede prevenir la enfermedad grave en personas que están infectadas pero no enfermas. Dice que si ambas estrategias funcionan, el método podría ayudar a muchos, incluso en la ausencia de una vacuna. La gente se sentiría confiada de retomar el contacto social si sabe que, aún si resulta expuesta al virus, existe una manera de impedirle al patógeno provocarle una infección.