Leído

PRESTÁ ATENCIÓN

Este mal hábito eleva el riesgo de morir de cáncer en un 80%

Mar, 30/06/2020 - 8:08am
Enviado en:
Por Urgente24

Investigadores de la Universidad de Texas, Estados Unidos, estudiaron la relación entre el desarrollo del cáncer y el sedentarismo y encontraron que quienes tienen una vida extremadamente sedentaria pueden tener hasta un 80 por ciento más de probabilidades de morir de cáncer que aquellos que son más activos. "Este es el primer estudio que definitivamente asocia la falta de movimiento con la mortalidad por tumor", señaló la autora principal del estudio, Susan Gilchrist.

Este mal hábito aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer.
Contenido

Un estilo de vida inactivo puede llevar a numerosos problemas de salud. Al no hacer ejercicio en forma regular, aumenta el riesgo de obesidad, enfermedades del corazón, incluyendo enfermedad coronaria e infarto, presión arterial alta, colesterol alto, ACV, Síndrome metabólico y diabetes tipo 2. 

Según un estudio reciente realizado por la Universidad de Texas, Estados Unidos, y publicado en JAMA Oncology, aquellos que viven una vida extremadamente sedentaria pueden tener hasta un 80 por ciento más de probabilidades de morir de cáncer que aquellos que son más activos.

El estudio examinó de cerca a 8.002 participantes, un grupo que estaba compuesto por hombres y mujeres multirraciales de mediana edad que se encontraban en diversas condiciones de salud, ya que algunos tenían sobrepeso, eran fumadores, tenían presión arterial alta, diabetes y otros eran delgados y se ejercitaban regularmente.

De estos participantes, 268 murieron de cáncer y fueron los que pasaron más tiempo sentados.

El sedentarismo eleva el riesgo de morir de cáncer.
El sedentarismo eleva el riesgo de morir de cáncer en un 80%.

Por otro lado, los investigadores también descubrieron que aquellos que hicieron algún tipo de ejercicio de intensidad moderada por 30 minutos al día (ciclismo, por ejemplo) en lugar de estar sentados redujeron su riesgo de morir de cáncer en un 31 por ciento.

"Este es el primer estudio que definitivamente asocia la falta de movimiento con la mortalidad por tumor", señaló la autora principal del estudio, Susan Gilchrist, profesora asociada del departamento de Prevención Clínica del Cáncer del Centro MD Anderson (Texas).

"Las conversaciones con mis pacientes siempre comienzan con la pregunta de por qué no tienen tiempo para hacer ejercicio. Les pido que barajen permanecer de pie durante cinco minutos cada hora o suban las escaleras en vez de usar un elevador. Puede que no parezca mucho, pero este estudio nos dice que incluso realizar una actividad a intensidad baja tiene beneficios para sobrevivir al cáncer", agregó Gilchrist.

De todas formas, este estudio tiene sus limitaciones. Por ejemplo, la escasez de datos sobre el tipo de tumor que sufrieron los participantes y el tratamiento que recibieron. La autora señaló que el próximo paso a seguir es investigar si la vida sedentaria influye sobre la incidencia de cánceres en lugares específicos y si el género y la raza están relacionados con esta afección.  

En años anteriores, también se ha estudiado la relación entre cáncer y sedentarismo. Por ejemplo, en el estudio “Physical activity and incident and fatal prostate cancer” se encontró que una dieta baja en grasas y alta en fibra, junto a ejercicio físico reduce el aumento de andrógenos responsables de cáncer de próstata.  

Los niveles recomendados por la OMS de actividad física por semana son, al menos, 150 minutos en grado moderado a intenso o 75 minutos de esfuerzo físico fuerte.